Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

¿La solución al problema es agravar la consecuencia?



Por: Edmundo Juan Nogales Arancibia
Es necesario hablar de la pena de muerte cuando es un pedido por parte de la población que siente a diario que la administración de justicia tal como está no es suficiente para evitar que sigan sucediendo crímenes tan aberrantes como el feminicidio o la violación a un menor de edad.
Pero hagámonos algunas preguntas: ¿qué es la “pena”? y luego, ¿qué es la pena de muerte? De lo primero podría pensarse que es el género, la consecuencia del delito que se cometió, se descubrió, se investigó, se juzgó y se condenó; y puede decirse de lo segundo que es la pena máxima que un Estado ha llegado a permitir. Algunos piensan que con agravar la pena se evitará que se cometan más delitos y eso es engañarse. Podrá dar la impresión que con la existencia de penas mayores se puede intimidar al que quiere delinquir, sin embargo quien comete un delito no piensa en la sanción ni revisa el código para hacerlo, sino preguntémonos por qué en los países donde se aplica dicha pena capital se cometen mayores y tal vez peores delitos de los que aquí se cometen. Podríamos decir que aquel que desprecia la vida no merece vivir, pero aquel que lo juzgue será quien le quite la vida, así como el que lo ejecute, o el que lo condene.
VER EL ORIGEN DEL PROBLEMA PARA TRATARLO
Aquí convendría preguntarnos ¿qué lleva a una persona a matar a otra, qué lleva a que uno atente contra la libertad sexual de otro, o que robe?, cada punto tendrá distintas respuestas, pero ver el origen puede ayudar a evitar los crímenes (aclarando que la pena, por más intimidadora que sea, actúa después de que un hecho ocurrió). Necesitamos actuar antes que un delito suceda para que no se presente y aquí debe criticarse mucho lo que llega a los niños, -hombres y mujeres del futuro. ¿Acaso nos fijamos en lo que se ve en la televisión o internet, la violencia, el machismo, el sexismo, o el desprecio por la vida que se muestra, alguien se preocupa por eso?, Tal parece que muchos medios de comunicación y empresas ganan dinero enfermando la mentalidad de nuestro pueblo y eso no parece importarle a muchos.
¿Quién se ocupa por recuperar los valores de la vida en comunidad?, ¿Nos interesa o nos preocupa saber si nuestros vecinos están bien? u ¿hoy la ciudad es tierra de individuos egoistas?, ni siquiera nos preocupamos en recuperar la unidad familiar, no estamos viendo lo que ocasiona la migración, los problemas familiares en sus distintas facetas como la económica, el desempleo que aún existe y las necesidades que obligan a los niños a trabajar desde muy pequeños.
¿O qué hacemos con el alcoholismo?, en fin la lista es muy larga, al fin y al cabo así es la realidad, compleja y contradictoria, donde una cosa afecta a otra y donde los problemas se engendran desde lo más pequeño.
La gente va perdiendo sus esperanzas en la administración de justicia, y lo dice con sencillas palabras cuando afirma que “los criminales tardan más en entrar a la cárcel que en salir”.
¿Y SI SE APROBARA LA PENA CAPITAL CUÁLES SERIAN LOS PROBLEMAS A AFRONTAR?
Imaginando que sea así, ¿quién aceptaría ser convocado como juez ciudadano, o testigo?, en un sistema que no da plenas garantías cuando el que está en frente puede ser condenado a muerte, o que también sea un tema de sensacionalismo, el que muestre aquellas condenas que más que evitar nuevos delitos reflejarán el sentido de venganza de una sociedad.
Hay cosas que no se pueden soportar y menos permitir que vuelvan a suceder, como el caso de los reincidentes en casos aberrantes, pero si no se tratan los orígenes del problema estos seguirán existiendo. Convendrá entonces hablar sobre cómo solucionar esos problemas, esto es más complejo que aprobar una pena de muerte y lo peor que podrá pasar aquí será que se piense que con eso el problema estará resuelto. No. Se descuidarán las causas y nos preocuparemos sólo por ser más sádicos a la hora de castigar.



Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

  1. Me parece que el derecho no esta cumpliendo uno de su fin que es el ejemplarizador si damos o tratamos de normar todo me parece que llegariamos a uno de los ejemplos mas claros que tenemos el de Brasil y de sus favelas que si hacemos una comparacion legislativa osea de las leyes y otros que comprendan su ordenamiento juridico nos damos cuenta que todo esta normado pero por que tantos delitos, faltas, asesinatos y otros si se supone que todo esta expresado en el derecho positivo asi que no es un buen resultado el tratar expresarlo todo en escrito entonces cual seria la solucion..... por que no hablar de un derecho penal del enemigo en materia penal

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en