Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Misterios de la Economía


Las autoridades se muestran indiferentes sobre esta forma de desequilibrio que perjudica el crecimiento

Por Rolando Morales Anaya
Sobre todo en el plano monetario, observamos algunos fenómenos difíciles de explicar. Uno de ellos se refiere al impresionante aumento de los depósitos en los bancos los que, según el último reporte disponible en ASFI, llegaron la primera semana de febrero de 2012 a $us 10.710 millones, habiendo aumentado en el mes de enero en más de 1.000 millones de dólares.

¿Quiénes son los propietarios de tanto dinero y por qué lo tienen inmovilizado en los bancos cuando las tasas de interés pasivas están muy cerca de cero? El número de cuentas en los bancos ha crecido exponencialmente en los últimos años, pero ello no implica necesariamente que esos depósitos pertenezcan a un gran número de personas o de empresas, pues muchos clientes tienen la costumbre de repartir su dinero en varias cuentas por motivos de precaución. Se menciona que estos depósitos podrían provenir de las exportaciones sobre todo de minerales; mas, corresponde preguntarse si los miles de cooperativistas mineros que constituyen actualmente el sector privado en este rubro usan el sistema bancario y dejan en él sin movimiento miles de millones de dólares. Sin pedir nombres, sería interesante saber qué tipo de empresas, actividades o personas son capaces de acumular tanto dinero en poco tiempo. Hace unos diez años se suponía que Goni era el hombre más rico de Bolivia, con un patrimonio total de $us 200 millones. Hoy día con el proceso de cambio habría varias decenas de ‘Gonis’.

Paralelamente, la poca demanda de crédito a los bancos hace que éstos tengan saldos sin utilizar de más de 2.000 millones de dólares y que mantengan las tasas de interés pasivas en valores próximos a cero para no recibir más depósitos. Pero tampoco hacen nada para tratar de colocarlos; todo lo contrario, mantienen las tasas de interés activas en niveles relativamente elevados, en alrededor del 15% para crédito de consumo y microcrédito y 9% para créditos hipotecarios para la compra o construcción de vivienda. La brecha entre lo que pagan a los ahorristas y lo que cobran a los prestatarios les genera utilidades millonarias de más de $us 200 millones anuales al conjunto de bancos. Las autoridades de gobierno muestran total pasividad sobre esta forma de desequilibrio que perjudica el crecimiento económico.

Fue bien recibida la propuesta del Gobierno de crear un banco de segundo piso (el Banco de Desarrollo Productivo) y paralelamente tomar el control de un banco comercial (el Banco Unión). Con ambas entidades podría ponerse en marcha políticas destinadas a disminuir las tasas de interés activas, fomentando el crédito y, en consecuencia, permitiendo que las tasas pasivas suban. Pero ése es otro misterio de la economía, pues el Banco Unión se conduce exactamente igual que cualquier otro banco comercial haciendo jugosas ganancias. La pregunta es, ¿para qué?

El público muestra una fuerte preferencia por los activos líquidos; es decir, por los de rápida disponibilidad. Ello se traduce en el aumento de depósitos que se pueden convertir en dinero inmediatamente y por una mayor cantidad de billetes y monedas en poder del público. ¿Cómo es que esto no genera inflación? La respuesta es muy simple: la gente no gasta su dinero en la misma proporción que éste aumenta, lo que permite concluir que mucha gente lo guarda debajo de sus almohadas. ¿Por qué no lo invierten?

El proyecto del Gobierno de prestarse en los mercados internacionales $us 500 millones es un misterio más, cuando el sector público no financiero tiene unos 2.000 millones de dólares en el Banco Central como saldo entre sus ingresos y gastos. La baja capacidad de ejecución de inversiones hace que ni siguiera pueda gastar lo que tiene, luego surge la pregunta, ¿para qué quiere prestarse?


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en