Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Salarios, inflación y las paradojas de la negociación



Por: W. Abraham Pérez Alandia (*)

Esta época del año la población está acostumbrada a soportar los acontecimientos políticos que se suscitan a raíz de las negociaciones, entre gobierno y COB, en relación al incremento salarial, vigente para un periodo.

Los argumentos que se ventilan y que pretenden justificar el pliego petitorio de la COB y la decisión del gobierno en relación al incremento son exactamente los mismos desde hace décadas. La arena política en la que miden fuerzas estos dos actores son similares a los que se daban en gobiernos neoliberales y el actual que se pretende ser distinto, por las propuestas que se ventilan y se ejecutan desde el año 2006.

Si bien hay cambios importantes desde el 2006, también hay aspectos que se estancaron en el tiempo y que no corresponde que continúen. Sobre todo si se pretende avanzar en esto que se ha denominado “Proceso de Cambio”. Este es el caso de los cambios en la distribución y la redistribución del ingreso nacional, el mismo que debe ser transformado radicalmente, si acaso se pretende la construcción de una“Sociedad Nueva”, con mayor razón si esta se propone como “Socialismo Comunitario” o Sociedad del “Vivir Bien”.

Uno de los aspectos de la distribución, es el ingreso que perciben los sectores de la sociedad que estuvieron marginados o excluidos de los frutos del crecimiento económico, entre ellos los asalariados. Por lo tanto la discusión del incremento salarial es un debate en torno a la mejora de la distribución y la redistribución del ingreso para los trabajadores.

Pongamos a consideración algunos aspectos que se ventilan en estos momentos en los cuales las negociaciones siguen el rumbo de rutina. Rutina que se expresa en: mismos argumentos, mismas medidas de presión, mismos comportamientos de funcionarios de gobierno, etc.

La política salarial del Gobierno

El gobierno actual, ha planteado una política en relación al incremento salaria, la misma que consiste en que, el incremento debe reponer el poder adquisitivo del salario y subir algunos puntos porcentuales más, para que se denote incremento real.

Esta política salarial tiene como único indicador el incremento del IPC (índice de precios al consumidor), el mismo que se traduce en la medida de la inflación, indicador de referencia que puede tener muchas observaciones, pero que también puede derivar detalles importantes si se propusiera tener indicadores que muestren mayor detalle y realismo. Por ejemplo se podrían construir índices de precios por grupos de ingreso, por quintiles, por sectores de asalariados, etc.

Pero volviendo a la política salarial del gobierno, el cuadro 1 nos muestra la relación entre tres variables: la inflación, el incremento a la masa salarial y el incremento al salario mínimo.

Cuadro 1

Variación porcentual de la Inflación, Masa Salarial y Salario Mínimo

(Periodos 2006-2011)

Periodos
2006
2007
2008
2009
2010
2011
Inflación acumulada (%)
4.95
11.73
11.85
0.26
7.18
  6.9
Incremento masa salarial (%)
6
10
14
5
11
Incremento (%) salario mínimo
13.6
5
10
12
5
20

Fuente: elaboración propia en base a datos oficiales

Los datos nos muestran que los puntos por encima de la inflación en el incremento salarial son variables:

El incremento salarial del 2007 tiene 1.05% más que la inflación del 2006;

El incremento salarial del 2008 tiene -1.73% menos que la inflación del 2007;

El incremento salarial del 2009 tiene 2.15% más que la inflación del 2008;

El incremento salarial del 2010 tiene 4.74% más que la inflación del 2009;

El incremento salarial del 2010 tiene 3.82% más que la inflación del 2006

En términos del incremento al poder adquisitivo se diría que no es consistente, unas veces fue negativo (-1.73), como en el 2008 y otras veces alcanzó a 4.74, como el incremento del 2010.

Según los funcionarios del gobierno el límite del incremento está en función de los ingresos del Tesoro de Estado. Aspecto que es muy conservador, porque no toma en cuenta políticas económicas que proyecten un crecimiento más agresivo e intencionado, producto de una panificación de mediano y largo plazo. El resultado de esta falta de proyección de la economía nacional es el rutinario estancamiento en las negociaciones salariales.

El Salario Mínimo Nacional

Comparando con los años de la decadencia neoliberal (2000-2005), podemos verificar que el salario mínimo nacional tuvo incrementos importantes en el periodo del actual gobierno. Sin embargo, ¿Cuál es la meta que se debe alcanzar, en el mediano plazo, en relación al incremento del salario mínimo? Este es un asunto que no tiene consideración en la política económica, porque la política económica es cortoplacista o inexistente.

Tal vez vale la pena tomar como referencia a salarios mínimos de países vecinos, como muestra el cuadro 2, a continuación.

Cuadro 2

Salarios mínimos de 7 países de América del Sur

(expresado en dólares americanos)

Países
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Paraguay
Perú
Salario Mínimo
en $us
545
118.51
388
388
302
385
250

                        Fuente: elaboración propia

El cuadro 2 nos muestra que el salario mínimo más bajo es el de Bolivia. El desafío debía ser proponerse metas de acercamiento al resto de los países vecinos. Claro que esto se logra con el diseño de una planificación de mediano y largo plazo.

Empresarios, trabajadores y lucha de clases

Una de las “novedades” que se intento hacer en la negociación actual está referida a una “desinteligencia” de los ministros negociadores, manifestada en pretender sentar en la mesa de negociaciones a trabajadores y empresarios. Las noticias de prensa dicen lo siguiente:

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla, dijo que, como Gobierno, “insistiremos en que se pueda dar una negociación y diálogo con la COB y los empresarios. Se tiene que entender que el diálogo tripartito es producto de una recomendación del encuentro nacional realizado en Cochabamba”.

Por su parte, Trujillo dijo que se vio que los dirigentes de la COB tenían toda la predisposición de dialogar con el Gobierno y no con los empresarios privados,“directos enemigos de los trabajadores del país, flexibilizando y violando los derechos laborales”. (Los Tiempos).

Surgen muchas interrogantes problematizadoras: ¿Acaso estamos en tiempos de la falsa hipótesis movimientista de la alianza de clases? ¿No se supone que los principales funcionarios de gobierno surgen de otra ideología? ¿Se olvidaron sus lecturas de manuales de economía política crítica? ¿Los movimientos sociales están más cerca de los empresarios que de los trabajadores?

Algunas consideraciones para romper la rutina negociadora:

Que los trabajadores dejen de utilizar métodos antiguos que pueden ser instrumentados por los grupos trosko-derechistas, y definan su rol en el proceso de transformaciones que necesita el país y el continente.

Que el gobierno se sacuda de sus indicadores tradicionales y proponga trabajar otros que mejoren los objetivos de subir el nivel de vida de los sectores marginados y bajar las utilidades de los sectores de élite (como banqueros y soyeros).

Que se propongan políticas económicas complementarias para:

a) Crear empleos.

b) Controlar precios de productos de la canasta familiar de los de menores ingresos, eso es incremento indirecto.

c) Planificar la economía y su desenvolvimiento con participación de los trabajadores.

(*) Economista: Docente Investigador Titular de la UMSA

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en