Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Los años con Carlos Fuentes*


Por: Alejandro Zárate Bladés

Se materializó en la región más transparente del aire y su verbo fue límpido y universal como el tiempo que todo lo vence. Su zona sagrada fue la invención, el diálogo con la cultura de todas las tierras y edades. Así, la voluntad y la fortuna fueron las dos fuerzas que le permitieron, a un tiempo, la constancia y el cambio de piel necesarios para celebrar la tradición y aspirar a una palabra nunca antes pronunciada en las ceremonias del alba. Reveló el espejo enterrado de nuestros orígenes, de nuestras tensiones, de nuestras incombustibles utopías. Y lo hizo con la consciencia del poder de la imaginación sobre la historia, de la necesidad de cruzar la frontera de cristal entre esta terra nostra, dolorida y traicionada, y esevaliente mundo nuevo, deseado e incesante. Atravesó las buenas conciencias multiplicadas en la cabeza de la hidra, como quien retorna de los reinos originarios portando, en inquieta compañía, el agua quemada de lo perdido y aún posible.

Porque sabía que el tuerto es rey y los viles se disputan su librea, fustigó con la pasión de la razón la oscuridad del olvido, la alevosía del desencuentro, la voracidad de lo inmediato. Comprendió que la grandeza de los ocasionales ocupantes de la silla del águila, no dimana del protocolo anquilosado de su corte, ni de la brutalidad de su lejanía con lo cotidiano, ni menos aún, del soberbio poder de fuego de sus huestes; sino más bien, de la extraña humildad necesaria para contemplar orquídeas a la luz de la luna y trascender y sublimar los días enmascarados del dolor y la derrota. En una era de penumbras normalizadas, dondetodos los gatos son pardos, se distinguió sin aspavientos al proclamar en esto creo, para mostrarnos tercamente la posibilidad real del territorio común que compartimos, con aquel hidalgo manchego y con todas las familias felices de su progenie tenaz y nutricia. Al ubicarse contra Bush o contra cualquier gringo viejo y tiránico, renovó naturalmente la ciudadanía irrenunciable del artista, la educación sentimental de un hombre que sea, verdaderamente, de su tiempo. Dos educaciones pacientes como el naranjo en dar sus frutos, que componen unacasa con dos puertas que permita circular las enseñanzas del pasado tanto como las esperanzas del futuro.

La muerte de Artemio Cruz, perdón…, de Carlos Fuentes, no es sino el final de la campaña sin cuartel, que este hombre desplegó tan sólo armado con su pluma. Épica ética de un heroísmo cada vez más inusual y necesario. Me regocija pensar que ahora sí, los cinco soles de México se completan en un más allá, íntimo y cordial, cual tertulia rumorosa entre Sor Juana Inés de la Cruz, Alfonso Reyes, Juan Rulfo, Octavio Paz y él. Retratos en el tiempo que, como una familia lejana, nos envían de tanto en tanto mensajes para vivir, para creer, para luchar en y desde el poder transformador de la imaginación y la memoria. Regalos perdurables para el cumpleaños de un Cristóbal Nonato latinoamericano, que se busca aun, cual un Adán en Edén, entre el dragón y el unicornio, en este tiempo propicio e inclemente como cantar de ciegos.

La geografía de la novela, de la nueva novela hispanoamericana, dibuja una ciudad, un país, un continente, un planeta con la forma de su caligrafía. Y el aura de su palabra pervivirá, ya por siempre, y por derecho propio, en la gran novela latinoamericana.


* Las palabras en cursiva remiten a libros de Carlos Fuentes. El título se toma de su novela “Los años con Laura Díaz”.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en