Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

CIEN AÑOS DEL PARTIDO - PC CHILE - DE LUIS EMILIO RECABARREN EN CHILE



Por: Gastón Cornejo Bascopé
Fue uno de los primeros partidos políticos de Latinoamérica, fundado por el tipógrafo Luis Emilio Recabarren y 30 obreros y empleados del salitre, el 4 de junio del año 1912, en Iquique, ex - territorio boliviano en el Norte Grande de Chile. Recordemos que en la URSS recién fue posible la revolución socialista en 1917.
Con un historial grandísimo en acontecimientos políticos, celebra los cien años de existencia. Grandes seres humanos integraron y hoy lo conforman; desde su prestigiado fundador hasta distinguidos dirigentes como Elías Lafferte, Ricardo Fonseca, Galo Gonzales, Luis Corvalán; poetas universales como Pablo Neruda, Jorge Teillier, Bernardino Chandia; damas de grandeza ideológica y elevada moral como Gladys Marín, artistas excelsos como Víctor Jara, Violeta Parra, dramaturgos como Pedro de la Barra, escritores como Volodia Teitelboin, Fernando Quilorán y cientos, miles de varones y mujeres de elevado compromiso patriótico que hicieron del partido una nobleza en el actuar, sufrir y batallar en pos de la Nación Universal, pletórica de justicia y humanismo.
Desde su inicio concibió la toma del poder por el proletariado mediante la consigna de la vía democrática; salvo en el tiempo revolucionario cuando se vio la necesidad de crear el Frente Patriótico “Manuel Rodriguez”  para luchar contra la tiranía.
En algunos períodos históricos formó alianzas socialistas cuando los presidentes Pedro Aguirre Cerda y Salvador Allende, siempre apoyados por las bases obreras desde la Central Única de Trabajadores. El Partido y sus miembros fueron perseguidos sañudamente por Carlos Ibáñez del Campo en sus dos gestiones; encarcelados y aislados en la Isla de Pascua y en campos de concentración en Pisagua (lugar donde se dio la batalla naval donde murieron bolivianos y peruanos en la guerra de 1879); traicionado por Gonzales Videla y criminalizado por Pinochet que ordenó: torturas inimaginables de prisioneros, asesinatos de lesa humanidad, éxodo de militantes y proscripción partidaria, persecución aun fuera de Chile, delitos de genocidio.
En mi juventud universitaria conocí a seres extraordinarios en el partido, como al propio Pablo Neruda, Pedro de la Barra, Francisco Coloane, Luis Enrique Délano, Alejandro Lipschutz, Orlando Millas, y lloré a mis condiscípulos asesinados Iván Insunza y Gabriel Castillo.
Una frustración personal fue el haber insistido en la necesidad de reactivar la alianza obrero-campesino en nuestra Patria durante la gestión 2006 al 2009; no se aceptó mi insinuación y hoy esa posibilidad queda trunca, el distanciamiento es remarcable en opciones ideológicas pues el poder lo asumen los cocaleros campesinos y la exclusión proletaria es manifiesta.
Otra frustración fue la siguiente: El año 2009, en el último proceso electoral con el socialista Jorge Arrate y Esteban Silva, con quien colaboré en Santiago como operador político de izquierda, logré que el tema Mar para Bolivia sea incorporado en el programa de gobierno. El gobierno de Bolivia no apoyó esa iniciativa y no aceptó recibirlos en audiencia política en el Palacio ni en la Cancillería. Califiqué el gesto como un error político imperdonable.
El PC de Chile, justamente reunido en este mes de recordatorio fundacional, tiene una definición precisa que interesa a la Bolivia profunda y que transcribo textualmente: “En Iquique, zona salitrera y minera, resulta imposible no expresar nuestro respaldo y solidaridad con la demanda del pueblo boliviano por una salida al mar. Expresamos nuestro compromiso en promover de conjunto, los acercamientos y debates necesarios para que nuestros pueblos abran camino a una solución que signifique: mar para Bolivia”.
Para nosotros los bolivianos contemporáneos, quedan varios episodios históricos a evocar siempre: El retorno al mar con soberanía- la integración futura de nuestros pueblos que asistieron a una tremenda e injusta guerra de 1879 cuando quedamos mediterráneos, y la unidad de nuestros pueblos en sus más caros principios. Por ello rememoro el evento de 1902 donde ya el Partido Comunista de Chile emergía a la doctrina de la justicia social y el respeto internacional. 
El  21 de diciembre de 1907, sucedió un evento histórico que se ignora, por vergüenza, en los países involucrados. La matanza de 3.600 obreros en la Escuela Domingo Santa María del puerto de Iquique, se asesinaron a obreros el salitre chilenos, peruanos y bolivianos por haber marchado en defensa de sus reivindicaciones sociales, dentro del recinto se los ametralló  al estilo fascista y luego se los enterró en una fosa común.
Previo a la masacre los represores invitaron a los cónsules pidieran a los obreros extranjeros retirarse de la movilización, los mineros bolivianos respondieron: “¡Somos obreros, con los chilenos vinimos, con los chilenos morimos!”
Yo creo que fue un hito histórico que los pueblos y sobre todo los jóvenes de Chile, Bolivia y Perú deben conocer, un episodio heroico en la temprana fase de la verdadera integración de naciones que aspiramos,  solamente que sucedió más allá de la vida milagrosa.
Cochabamba, 15 de junio 2012


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en