Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Mayoría de trabajadores se benefician con lo mínimo




CEDIB: Las cooperativas mineras son controladas por un pequeño grupo privado

La minería cooperativizada del país está controlada por un pequeño grupo de socios que se benefician del grueso de la producción minera, en tanto que la mayoría de sus trabajadores sólo logran conseguir lo mínimo para cubrir sus necesidades básicas, revela una investigación del Centro de Documentación e Información de Bolivia (CEDIB).
Vladimir Díaz, Investigador del equipo de Recursos Naturales del CEDIB, sostuvo que ese pequeño grupo privilegiado administra varias grandes cooperativas mineras que se encuentran asentadas principalmente en Oruro y Potosí.
“Las cooperativas mineras son esencialmente un negocio de grupos minúsculos de carácter privado que se están beneficiando del trabajo que realiza la inmensa mayoría de trabajadores en calidad de peones y no precisamente de socios”, aseveró Díaz en declaraciones a Erbol.
Explicó que esta situación se evidencia con más claridad en las cooperativas mineras de Potosí, por la marcada estratificación que existe a su interior.
“Hay un núcleo dirigente de cooperativistas que verdaderamente se enriquecen; llegan a alcanzar un ingreso de 60 mil bolivianos por mes, en cambio los llamados peones sólo llegan a 1.500 bolivianos”, apuntó.
Bajo este panorama dijo que el concepto de “socio” y la idea de “cooperativas” queda “sumamente limitada en su aplicación real”.
Las grandes cooperativas mineras en cuestión están ubicadas principalmente en el Cerro Rico de Potosí, Atocha, Tupiza y Llallagua.“Ese núcleo de cooperativas son responsables del grueso de la producción y donde se ha generado una estratificación interna en su estructura social”, afirmó.
Generadora de empleos sin beneficios
Las cooperativas mineras son las más beneficiadas en la liberación de impuestos por parte del Estado, porque“cumplen un rol social” en la generación de empleos, a decir del gobierno nacional. Sin embargo, la mayoría de sus trabajadores no gozan de beneficios sociales ni derechos en salud y educación.
Según el investigador, el papel social que cumplen las cooperativas “es de desagüe de las empresas mineras con capital transnacional”. “Las empresas mineras de gran inversión sólo generan el 1 por ciento de empleos en este sector productivo”, indicó.
La informalidad en la conformación de las cooperativas, hace que la gran mayoría de sus trabajadores carezcan de derechos laborales. “Carecen de seguridad social y de las conquistas alcanzadas de hace 50 años. A título de que son ‘socios’, se olvidan que tienen derechos laborales, seguridad social o cobertura en salud”, subrayó.
En 2006 había alrededor de 300 cooperativas mineras en todo el país y en 2011, con la apertura de nuevas unidades productivas, esta cantidad sube a 1.300. Los puestos de trabajo generados pasaron de 58.000 en 2006 a más de 100.000 en 2011.
Menor tributación, mayor poder
El sector cooperativo minero ha ido adquiriendo mayor poder a través de los años y despojándose del pago de impuestos. Actualmente sólo grava por concepto de regalías.
“Las cooperativas mineras están exentas del pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas por ese supuesto carácter social; también están exentas del pago de la alícuota adicional del Impuesto a las Utilidades; el único impuesto que ellos pagan, después de la anulación del IVA, que se hizo el año pasado, es la regalía minera”, subrayó el investigador.
El 2011, el valor de la producción de las cooperativas mineras sumó 1.409 millones de dólares, es decir el 38 por ciento de la producción total, y sólo aportaron al Estado 43 millones de dólares.
La acumulación de riqueza le ha permitido tener una cuota de poder en el actual gobierno. “Cuenta con representación en la Asamblea Legislativa y un Viceministro en Minería”, apuntó
Erbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en