Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

DEFENSORES DEL MEDIO AMBIENTE, ¿SON LOS POLÍTICOS O LAS COMUNIDADES QUE VIVEN EN EL LUGAR?


Por: Juan de la Cruz Villca 
¿Quienes son los verdaderos defensores de medio ambiente? … En este momento aparecen los hermanos que están bloqueando las calles Ayacucho, Mercado y Potosí  en la ciudad de La Paz, después de haber marchado desde Beni a la ciudad de la Paz, como siempre con el apoyo de personas muy sensibles  a los pueblos indígenas, de los políticos con tendencias derechistas y la ultra izquierda que están interesados en destruir al actual gobierno de las mayorías Plurinacionales que tiene su base social (las organizaciones sociales, entre ellas de los pueblos Indígenas Originarios y campesinos en general).
De los más de 6 millones de Indígenas Originarios Campesinos, los cuatrocientos cincuenta marchistas serían los defensores del medio ambiente, mientras los más de 6 millones indígenas originarios campesinos no; agrupados en el PACTO DE UNIDAD, ahora calificados como enemigos del TIPNIS y el medio ambiente, de acuerdo con algunos  periodistas de diferentes medios de comunicación, más que todo de ERBOL, en una clara intención de otorgar favoritismo por la no construcción de la carretera de integración nacional. De esta forma, dividen la opinión de los bolivianos y con ello están ganando militancia a favor de la oligarquía, de manera que en las próximas elecciones la oligarquía tenga candidatos defensores  del TIPNIS, entonces, están construyendo el discurso para afirmar que los masistas son destructores del TIPNIS y los de la derecha defensores del TIPNIS, lo cual es paradójico, pues los capitalistas siempre fueron conocidos como destructores de la naturaleza y ahora aparecen como defensores del TIPNIS y la naturaleza, pintando las calles de nuestra ciudad con frases que indican: “Apoyo al TIPNIS… ¡y qué!”.
Algunos periodistas de ERBOL y otros se han posicionado junto a los marchistas por el no a la carretera por el corazón del TIPNIS, no a la consulta, y aseveran que  hacer carretera es dividir el parque, es destruir el pulmón respiratorio,  es permitir la invasión de los cocaleros al parque,   es fomentar el narcotráfico, es beneficiar solo a cocaleros es decir no a los indígenas del lugar; afirmaciones políticas muy descaradas y que buscan causar  confusión en muchas personas, pero nos damos cuenta que el zorro quiere vestirse de oveja, ahora, es necesario mirar a nuestro alrededor, las transnacionales han depredado los bosques en todo el mundo, y después de causar contaminación y dañar la capa de ozono, causar males respiratorios junto a otras muchas enfermedades, destruir a las Naciones originarias, inician movimientos de concientización y nos prohíben hasta quemar en San Juan la leña, cuando todo un tiempo hemos quemado  leña,  cocinando todos los días, todos los años, desde tiempos inmemoriales y no teníamos contaminación. Es curioso y hasta  chistoso  que ahora la oligarquía aparezca  como defensora del medio ambiente, aliada con algunos Indígenas y periodistas.
Confirmaciones de dividir el parque con el camino se necesita reflexionar serenamente y abrir un debate con el pueblo porque los medios de comunicación nos engañarán permanentemente, pues,  si fuera dividir o partir como una torta lo llamaríamos ahora al Isiboro Sécure 1 norte e Isiboro Sécure 2 Sur, porque dividido estará a partir de la existencia de la carretera. Y afirmar que habrá Invasión de los cocaleros significaría ingresar a casa ajena y copar los territorios indígenas sin respetar el titulo ejecutorial de Tierra Comunitaria de Origen. Qué lamentable y no aceptable, pero con esta afirmación a los cocaleros están calificando como gente irracional e ignorante, eso no se puede aceptar porque conocimos a los cocaleros que nos han demostrado su calidad con su lucha por la dignidad humana, por los derechos humanos y contra la explotación y marginamiento  de nuestro pueblo. Bueno, el papel informativo está  causando confusión y procurando desorden.
Todo lo anterior no son más que afirmaciones malévolas y mal intencionadas, no se puede afirmar que cuando haya carretera  se fomentará el narcotráfico ya que fabricarán cocaína en el parque, cuando este problema es lacra de la humanidad y todos estamos en la obligación de luchar contra este mal, pero lo más grave es el mensaje que se está difundiendo en este momento y es que solo después de la existencia de la carretera habrá narcotráfico en el lugar, lo que me parece una afirmación inaceptable y absurda, más aún cuando la carretera siempre fue sinónimo de crecimiento y desarrollo para cualquier región. Por otro lado, afirman que la carretera destruirá el pulmón del parque, lo que a interpretación y libre imaginación y posible ignorancia se puede entender  como quemar todo el parque, exterminar a los animales etc.  Es decir que los originarios, junto al pueblo boliviano que apoya la construcción de la carretera seriamos convertidos en seres inconscientes, destructores, enemigos de la naturaleza de acuerdo el  calificativo que nos están dando los supuestos defensores del TIPNIS.
Ahora, estas aseveraciones realmente son  graves, se está hablando de destrucción de la naturaleza, cuando la realidad vivida y de todos los días nos muestra que la construcción de caminos no significa destrucción, los caminos que tenemos en el mundo y en Bolivia, felizmente no han significado el exterminio de la naturaleza ni de la vida; mas al contrario con la sabiduría de nuestros pueblos originarios mantenemos los bosques, con la conciencia limpia como los cocaleros, los mas de 6 millones indígenas originarios campesinos somos los defensores de la vida, de ahí que con mucha moral decimos que si somos los que más defendemos la naturaleza, más que los propios teóricos llamados verdes, que solo hacen políticas en este caso contra las mayorías y no tienen problema en apoyarse con los depredadores de la oligarquía y las transnacionales, para atacar a nuestro proceso de cambio y la democracia que lidera el hermano Evo.
Nuestros caminos que penetran los lindos bosque que tenemos  en Bolivia  como de La Paz a Yungas, Caranavi, Alto Beni, de Cochabamba a Santa Cruz pasando por la Siberia, Comarapa, Samaypata, la primera carretera asfaltada, después el camino que cruza el centro del bosque tropical de Chapare, Yapacani, de Santa Cruz a diferentes regiones de oriente no han  destrozado los bosques ni los han dividido. A pesar de un programa de colonización al estilo capitalista depredador, con estos caminos hemos logrado integrarnos como familia unitaria. Ahora la carretera con la que se quiere vincular de Cochabamba pasando por el TIPNIS hacia el Departamento del Beni con conexión al hermano país del Brasil, tenemos que orientar con la experiencia del calentamiento global, todo tiene que estar con el programa de conservación de los bosques, la fauna, etc. Ahí felizmente tenemos comunidades ancestrales que no son como las Empresas Agropecuarias, ni como los madereros aserraderos, ni como los colonizadores menonitas, ni japoneses, ni programas al estilo del programa de colonización del MNR de 1952.
Con una carretera ecológicamente manejada cuidaremos mejor nuestros bosques, organizándonos de acuerdo a nuestros usos y costumbres, que nos vienen de nuestros antepasados que supieron convivir con la naturaleza; por ello es que deberíamos manifestarnos los más de seis millones de originarios (aymaras, quechuas, guaraníes y de otros pueblos) sobre este tema.
La construcción de una carretera no significa destrucción, es tarea de los estantes y habitantes el cuidado del medio ambiente, conservar la naturaleza, respetar la vida de los animales y evitar el exterminio de las especies. Es una acción corresponsable y de todos los días, a partir de nuestros hábitos y  la enseñanza que se pueda procurar en el núcleo familiar y en los colegios.
La Paz 4 de julio de 2012
El autor fue Secretario Ejecutivo de la CSUTCB


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en