Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Se viene el estallido


Por: Luisa Gonzales
“Las dictaduras no fueron, las dictaduras pueden volver. Porque estas se dan por intereses económicos de grupos que siguen existiendo. Por eso es tan importante trabajar por la memoria, para que no ocurran nunca más" (Antonio Peredo, 2007).

Recuerden bolivianos la época en que nuestras paredes  tenían escrita esta frase: Se viene el estallido. Aquel 1997, cuando Bolivia fue vista con vergüenza por haber reelegido democráticamente a Hugo Banzer (un ex dictador). No es necesario hacer mucho esfuerzo para indignarnos por pactos parlamentarios (alianza entre ADN, UCS, MIR, CONDEPA, NFR) que llevaron a la Presidencia a Banzer con sólo un 20% de votación. En ese momento fue algo constitucional por supuesto, ya que nuestra Constitución no poseía  garantías para que este enredo parlamentario sea frenado por el pueblo. Se nos acusó de ser un país sin memoria, pero tal vez,  fuimos un pueblo  atropellado por intereses de partidos y  parlamentarios.     
El segundo gobierno de Banzer (a pesar de ser democrático) fue responsable de muertes, encarcelamientos, persecuciones políticas y censura a la prensa. En 1999, llegó a Bolivia Carla  Artes, hija de desaparecidos en la dictadura banzerista (1971-1978) para recoger los restos de su padre y denunciar las torturas que sufrió siendo bebita por autoridades banzeristas en centros clandestinos. La revista Informe R se animó a sacar un reportaje con su historia y fue incautada por el Ministerio del Interior, en una acción dictatorial ejecutada en tiempos democráticos.   
No quiero recordar, vengo a denunciar ¡Tenemos un golpe de estado en  Paraguay! Mucha gente que no conoce la realidad paraguaya se animó a decir que el nuevo gobierno paraguayo es constitucional. La constitución paraguaya permite que los legisladores realicen un juicio político a un Presidente, es cierto. Sin embargo, no permite la manipulación parlamentaria: por eso este juicio político es un golpe de estado institucional. Hablé de Banzer justamente para recalcar la ambigüedad de lo constitucional y el pequeño límite que tiene con violentar a la soberanía popular.
¿Por qué este juicio político no es legítimo? En primer lugar, porque la principal acusación del juicio a Lugo fue la muerte de 17 personas en un enfrentamiento entre policías y campesinos en Curuguaty, enfrentamiento que se dio durante una ocupación de tierras pertenecientes al senador Blas Riquelme, del Partido Colorado (partido de extrema derecha que gobernó dictatorialmente el Paraguay  por más de 40 años). Según datos del último censo agropecuario,  Blas Riquelme es parte del 2, 06% de la población que posee más del 85,44% de tierras paraguayas (obtenidas ilegalmente durante la dictadura de Stroessner).
Este enfrentamiento en Curuguaty no se terminó de esclarecer. Sin embargo, campesinos informaron que los disparos asesinos fueron directamente hacia los dirigentes y fueron ejecutados por francotiradores que no respondían al estado. Esto nos da una idea de que dicho enfrentamiento no fue una represión estatal,  sino una matanza planificada por grupos de poder. No puedo afirmarlo, porque como dije antes, el caso no está esclarecido. A pesar de ello, los congresistas paraguayos juzgaron al Presidente Lugo y lo destituyeron de su cargo por este hecho.
El parlamento paraguayo inició un juicio político al Presidente Lugo en sólo 2 días, sin garantías de defensa y sin constatar la culpabilidad y responsabilidad del Presidente. ¿Es posible que seamos juzgados por un hecho que nunca se llegó a esclarecer? La respuesta jurídica, política, constitucional y ética es negativa.
Aparte de la arbitrariedad del juicio, el 67% de la población paraguaya estaba en contra del juicio político, por tanto el  acto parlamentario fue antipopular. 
El día del golpe de Estado, el pueblo paraguayo se plantó en la Plaza Principal para respaldar a su Presidente Constitucional, mientras el parlamento se encontraba custodiado por militares, policías y francotiradores, que luego de la destitución del Presidente Lugo reprimieron duramente a los demócratas.  No es constitucional preparar una represión frente a un pueblo que sólo se manifestó por la democracia de forma pacífica. El inicio de una represión estatal de esta índole, muestra el quiebre democrático con el que inició el nuevo gobierno de Franco.
El día posterior al golpe, el régimen agudizó la persecución política. Autoridades golpistas intentaron tomar instituciones ganadas democráticamente por el Frente Guazú (partido de izquierda), policías se hicieron presentes en las oficinas del P-MAS (Partido Movimiento al Socialismo) con  la intención de saber porque existía tanto movimiento de gente, y militantes del Partido Comunista recibieron amenazas clandestinas vía Facebook. 
El gobierno golpista tomó la TV pública paraguaya, reduciendo a sólo una hora el programa Micrófono Abierto, único programa habilitado para atender reclamos de la ciudadanía. La programación habitual de Radio Nacional Paraguay fue levantada.  La jerarquía católica recomendó no tratar el tema político ni hablar mal del nuevo gobierno en Radio Caritas, la programación del medio público Unici para comunidades indígenas también fue eliminada. Y la revista digital alternativa E’a recibió varios ataques en su página web. A pesar de la toma de TV pública y de los francotiradores instalados en el lugar, los demócratas paraguayos se manifestaron en las puertas del canal, para expresar su repudio al golpe en medio de discursos, cantos y actuaciones teatrales, en un festival por la democracia. 
El nuevo gabinete paraguayo está integrado por miembros del partido liberal y el partido colorado. Todos los integrantes del nuevo gobierno juraron con un saludo nazi, mostrando al mundo la impunidad  con la que se instauraron ilegítimamente en el gobierno paraguayo.  
La presión internacional frente al regreso de los golpes de estado en América Latina, no se hizo esperar. Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay, Ecuador y Venezuela retiraron  a sus embajadores del territorio paraguayo, Perú manifestó su rechazo al  golpe, e incluso los países con gobiernos derechistas democráticos, desconocieron al nuevo Presidente paraguayo. Los únicos apoyos que tuvo el gobierno golpista en su primer día fueron de España, Alemania y el Vaticano. La presión de Francia logró que España desconozca a Franco y llame a su embajador a  consulta, Alemania tuvo que rechazar el golpe debido a la presión de la Unión Europea. Por tanto, el único estado que reconoce al gobierno golpista es el Vaticano. Es importante recalcar que el representante del Vaticano es el Papa Benedicto XVI, que tampoco fue elegido democráticamente.
Ningún país perteneciente a la OEA apoyó a Franco y la UNASUR repudió el hecho. El mismo día de la cumbre del MERCOSUR, brasileros y paraguayos cortaron las rutas en Ciudad del Este  y las manifestaciones en el área rural estuvieron presentes en más de 10 departamentos paraguayos. La sanción del MERCOSUR aisló al Paraguay, que también fue retirado de la presidencia pro témpore de la UNASUR y suspendido hasta que se den elecciones democráticas. La resolución del MERCOSUR fue vista como insuficiente por parte de la resistencia paraguaya, que desde el día del golpe exigía la  restitución del Presidente Lugo. El Presidente Franco respondió a este aislamiento de manera irónica, afirmando que el país ahorraría por el hecho de no tener que viajar a las reuniones del MERCOSUR.
 
Así está el Paraguay, golpeado y pisoteado por los poderes políticos y económicos, aislado por la presión internacional que no tuvo una resolución acorde a la magnitud de la resistencia ciudadana. Pero el pueblo continúa movilizado, las paredes paraguayas al igual que las de Bolivia el 97 están llenas de frases que proclaman libertad, justicia y democracia. Varias autoridades renunciaron a sus cargos: “Ante el epílogo de lo que ha sido una historia de intereses mezquinos y ambición de poder, sólo puedo manifestar que el pueblo y la historia castigarán a los culpables” Indicó en su carta de renuncia la ex Ministra de Salud, Esperanza Martínez.
Se inició una campaña nacional de desafiliación masiva a los partidos políticos que participaron del golpe. Y a nivel mundial comenzó una campaña de excomulgación masiva en solidaridad con la democracia paraguaya y en repudio a la postura golpista del Vaticano. Las marchas internacionales de apoyo al Paraguay estuvieron presentes en más de 7 países.
La resistencia paraguaya continúa, en las calles, en el campo, en los partidos políticos, en los medios alternativos, en las redes sociales y en la esperanza de todo un pueblo que el 2008 decidió romper con el unipartidismo colorado, e iniciar un cambio coyuntural que fue frenado por el golpe.
Este es uno de los hechos políticos más impactantes que se dio durante los últimos años en América Latina, la existencia de una dictadura es un terrible retroceso cultural, social y político. Parece ser que Antonio Peredo tenía razón, y a pesar de que no tengo su recorrido político ni su talle periodístico, me animo a finalizar este artículo con una frase que él escribió y le costó la cárcel. Sé que a mí no me costará, porque crecí en un continente al que su democracia le costó luchas y sangre, frente a los abusos cometidos contra nuestros hermanos paraguayos me animo a decir a los golpistas: ¡Cabrones váyanse!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en