Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Patrimonio presidencial


Por Reymi Ferreyra
El alboroto armado por algunos representantes de la oposición a causa del  incremento del patrimonio del Presidente del Estado nos movió a investigar al respecto, llegando a la conclusión que, junto al presidente de Uruguay, el presidente Evo Morales es el que menos patrimonio tiene. 
El Primer Mandatario ya explicará el incremento de sus bienes; pero como dato habría que decir que el derecho de autor de un libro autobiográfico fácilmente sobrepasaría los 100 mil dólares, y montos parecidos se pagan por conferencias en escenarios internacionales. Si quisiera lucrar con su figura, sin necesidad de usar el cargo, el Presidente podría ser millonario, aunque creemos no se encuentra en dichos afanes.
Se le pueden cuestionar muchas cosas al Presidente, en democracia es posible hacerlo, pero tengo la íntima convicción que la honradez de Evo Morales es incuestionable. Es un hombre entregado a una causa ideológica, por lo que no tiene reparos en trabajar desde las cuatro de la mañana hasta la medianoche; y en este tipo de personalidades es difícil encontrar ambiciones de tipo material. Fidel Castro es un buen ejemplo de ello. Retirado de la política, no tiene otro patrimonio que una casa y un vehículo, pese a que dedicó toda su vida a trabajar por una revolución que en varias ocasiones casi le cuesta la vida.
Llama la atención que los que arman polémica por el patrimonio del Presidente pertenezcan a organizaciones cuyos líderes tienen patrimonios millonarios, sin otro oficio conocido que el de la política. Los que alzan el dedo acusatorio y difamador  deberían investigar un poco la fortuna de sus mentores políticos, sátrapas que desde la Aduana, la Renta Interna (así se llamaba) o con las licitaciones de obras públicas, hicieron fortunas valuadas (en muchos casos no declaradas o a nombre de palos blancos) en millones de dólares. Existen exautoridades que aprovechando sus influencias se hicieron dotar de decenas de miles de hectáreas de tierra productiva, apareciendo ahora como prósperos empresarios agropecuarios, sin que dedo alguno los señale.
Muchos ciudadanos ingresan a la política por figuración social, otros lo hacen para defender causas ideológicas, otros para defender determinados intereses o los propios (recuérdese la UCS de Max Fernández) y finalmente otros lo hacen por motivos de lucro personal. Consideramos que el presidente Morales está entre los segundos; es decir, actúa en política por poderosas razones ideológicas, motivación que lo ha llevado a encabezar una de las transformaciones políticas más importantes de nuestra historia. Que algunos pretendan ver irregularidades en el incremento de su modesto patrimonio, parece confirmar la sentencia popular que reza, “todo ladrón cree que todos son de su condición”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en