Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Reflexionemos


Por Carlos Nuñez del Prado
De lo nacional
Hoy, frente a ciertos hechos, algunos reaccionan con sorpresa, otros con indignación. Los más ingenuos dicen que la Derecha está influyendo en los conflictos Municipales, puestos en evidencia con el tema del CENSO, dicen que están haciendo “olitasen los municipios” batiendo banderas y en defensa de la necesidad de definir territorios y límites. Así muchos se levantan contra el censo, quieren definir sus “fronteras” antes de ser cercenados; otros anuncian -con toda ignorancia- que no permitirán ser censados.
Si creyéramos a rajatabla que es obra de la Derecha, entonces le estamos dando demasiada credibilidad a esta posición política y quizá haciéndole creer que tienen algo de poder, o influencia. Sin embargo, ¿no será miope dar respuesta al tema territorial sólo con esta interpretación? Si bien es cierto que en algún porcentaje puede darse esta maniobra, ¿por qué no se quiere ver lo que realmente está sucediendo?
Lo que no queremos ver es… que el pueblo está desmovilizado y desorientado. Los dirigentes han equivocado el camino, están más ocupados de responder los embates que a orientar y cumplir su misión, al no tener información y análisis, una salida muy empleada es responsabilizar a la Derecha y centrarse en defenderse. Pero no todo es real en este panorama, ya lo vimos durante la crisis policial, cuando quedó en claro que el problema más serio es la desmovilización de las masas. En un proceso de cambio, por el que luchamos y hoy vivimos no se puede, ni debe, descuidar la movilización permanente de los sectores populares.
Será importante analizar este aspecto, preguntarse si existe temor a las masas movilizadas, y tomar conciencia política de que solo el pueblo puede guiar al proceso, siendo una premisa que nunca debemos perder de vista; solamente las masas enseñarán el camino y garantizarán que este o cualquier otro proceso defina las líneas a su favor, no existe nada mas peligroso que un gobierno aislado del pueblo, por más que se diga revolucionario y que quiera serlo, lejos del pueblo en la calle no existe posibilidades de real avance.
¡Que diferente fuera que el pueblo movilizado estuviera detrás del censo!, detrás de las tareas más importantes del gobierno, que diferente sería el no tener que pensar en que nos califiquen los enemigos con B+ o B- que en el léxico economista esto es solo la aprobación del Fondo Monetario Internacional de la política que avanza rápidamente en nuestro país. Sería mas importante hablar de una S de socialismo + pero, como las masas están lejos del interés gubernamental no podemos oírlas y creemos que lo hacemos muy bien.
Pero no es cosa de criticar y olvidarnos que nosotros debemos ser los movilizadores, que nosotros por la experiencia de lucha debemos ser quienes llamemos permanentemente a las masas a estar activas no solo en defensa del proceso, también en el impulso de este, en la vigilancia de que las cosas se hagan adecuadamente. Solo el pueblo movilizado puede hacerlo y nosotros debemos movilizar permanentemente para que la clase revolucionaria y sus aliados sean la garantía de avance y vigilancia de todo acto.
Los Elenos aprendimos esto cuando en la lucha clandestina logramos organizar la huelga de hambre de las cuatro mujeres que se masificó para conseguir esta democracia que vivimos, escuchamos en el momento y de allí salió todo lo que el pueblo sabe para trasmitirnos sus necesidades, sus deseos y aquí nos encontramos.
Hoy vemos como pasan las cosas y encontramos la manera mas fácil de explicarla, le echamos la culpa a la derecha de nuestras falencias, felices ellos que les damos tanto crédito, miopes los que quieren pensar que la culpa es del empedrado, es nuestra por no movilizar lo que nos alimentará y nos mantendrá en posiciones adecuadas. Que la autocrítica sea nuestra principal arma, solo así podremos avanzar adecuadamente.
De lo internacional
Vemos que en el mundo se producen cosas como en la franja de Gaza Palestina, somos sordos ante los tableteos de ametralladoras. ¡Que poco revolucionario no hacer nada al respecto!, ¿es que no deberíamos ser nosotros los primeros en levantar la bandera de la lucha revolucionaria para solidarizarnos con ese maravilloso pueblo ejemplo de lucha, ejemplo ante el mundo entero?
Sé que no podemos hacer mucho, pero cuando las papas queman en nuestra patria, somos los que gritamos por pronunciamientos internacionales para que nos apoyen. Llamo con esto a organizar una jornada de repudio a esta nueva agresión imperialista, llamo a escuchar esos tableteos y a solidarizarnos con los compañeros Palestinos. Si no, no nos podemos llamar INTERNACIONALISTAS, existimos quienes estamos dispuestos a morir si fuera necesario por cualquier pueblo del mundo solamente por el asco que nos provoca este tipo de cosas, seamos conscientes y acudamos a protestar contra el imperio que tarde o temprano hará lo mismo en nuestro país.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en