Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Hablando de que el Estado no tiene plata suficiente...



Por: Rafael Puente

Mientras se mantiene el diálogo/confrontación con la COB, en el que los representantes del Gobierno insisten en que el Estado no podría sostener un sistema de pensiones con el 100% del salario (excepción hecha para los militares, pero de este tema ya hemos hablado), ha ocurrido en Cochabamba algo que no debe pasar desapercibido, aunque sólo fuera para que el resto del país no aprenda del gobierno municipal de nuestra ciudad capital.
La novedad, aunque usted no lo crea, es que el Concejo Municipal, previo acuerdo con el alcalde y a través de un comunicado de casi 40 páginas, ha emitido una resolución por la cual se exime de impuestos al Country Club Cochabamba. La larga documentación, respaldada por un montón de datos técnicos, viene a esgrimir como argumento principal que dicho club no tiene “fines de lucro” y que por eso se lo libera del pago de impuestos a la propiedad inmueble a partir de enero del año 2012.
Por el mismo documento nos enteramos de que esa propiedad inmueble tiene la friolera de 908.996 metros cuadrados, o sea más de nueve hectáreas, y que cuenta entre su infraestructura con piscina (con sauna, gimnasio y jacuzzi), con cuatro frontones y otras cuatro canchas de ráquet, con área hípica, con cancha de fútbol y salón de eventos, con salas de ping pong, y cada instalación con su correspondiente snack. Y nos enteramos también de que dicho Country Club se dio el lujo de no pagar impuestos del 2001 al 2006. Y en premio se lo exonera de dicho aporte a la sociedad. Mientras tanto no sólo no hay dinero para mejorar el sistema de pensiones, tampoco lo hay para el funcionamiento elemental del Hospital del Niño (ni del Viedma), ni para hacer efectivo el bono Juana Azurduy, ni para aportar al fondo nacional en beneficio de las personas que padecen sida, ni para mejorar la situación de las personas con discapacidad y la de los niños y niñas abandonados.
Y nos dicen que la razón es que dicho club no tiene fines de lucro. ¿Acaso el humilde solar de 200 metros cuadrados, en el que tienen su escasa vivienda cientos de miles de familias, sí tiene fines de lucro? No creo que nadie pueda afirmar eso, sin embargo esos terrenos -y sus respectivas viviendas- no pueden salvarse del impuesto a la propiedad inmueble, ni de las sanciones que le caen encima a quien no los paga. Por 200 o 300 metros cuadrados sí hay que pagar impuestos, y por mil metros cuadrados desde luego hay que pagar más impuestos; en cambio por más de 900 mil metros cuadrados no los hay que pagar. ¿Por qué? ¿Porque pertenecen a una larga serie de socios ricos e influyentes? ¿Porque la ley no es igual para todos? ¿Porque cumplen una función social? ¿Cuál función? Que nos lo digan.
¿Es ésa la concepción del Vivir Bien que tienen nuestros concejales? ¿O es que entienden ese paradigma como el respaldo estatal a los que se dan la buena vida? Que nos lo expliquen por favor.
Pero hay además otro elemento altamente desconcertante. Los (as) que aprobaron dicha resolución son todos (as) concejales del MAS (con una única excepción); los (as) de la oposición tuvieron la astucia de no involucrarse, lo que ya resultaba innecesario desde el momento en que salía responsable la mayoría oficialista (sin necesidad de que dieran la cara).
Ojalá este mal ejemplo de mi ciudad no cunda en las demás ciudades del país. Y ojalá desde la dirección del MAS alguien les diga algo a nuestros concejales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales