Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

"Necesitamos la unidad de gobiernos y movimientos"


Por Juan Manuel Karg*. Entrevista al analista político vasco-boliviano, Katu Arkonada. El diplomado en Políticas Públicas, docente investigador en la Universidad de la Cordillera de La Paz, analiza el conflicto diplomático desatado tras la negativa de Francia, España y Portugal a que el presidente de Bolivia, Evo Morales sobrevuele sus territorios.
- ¿Cuáles son las primeras repercusiones luego de la llegada de Morales a La Paz, teniendo en cuenta que ha habido numerosas manifestaciones a su favor durante las horas de mayor incertidumbre?
En primer lugar quiero destacar la rápida reacción de los gobiernos de América Latina, que han visto en este atentado contra Evo Morales algo más allá de una simple actitud neocolonial de algunos gobiernos europeos. Han identificado rápidamente la mano de los Estados Unidos utilizando esta vez a Europa como su patio trasero dentro de esta nueva estrategia imperial de reacomodar el tablero geopolítico de su lado.
En segundo lugar, hay que destacar el trabajo y la solidaridad de los movimientos sociales y fuerzas de izquierda del continente. Han llegado comunicados de indignación, rechazo y solidaridad con el compañero presidente Evo Morales y el proceso de cambio boliviano de todas partes del mundo, de movimientos sociales, redes, partidos políticos, etc.; 10 eurodiputados del Parlamento Europeo, entre ellos franceses, españoles y portugueses han firmado una carta de solidaridad e indignación “con una Europa condescendiente con Estados Unidos”; se han hecho concentraciones de apoyo en Buenos Aires, Caracas, Ciudad de México. También hay que destacar el manifiesto lanzado por la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad que en menos de 24 horas ha conseguido más de 800 adhesiones, entre ellas destacando las de Eduardo Galeano, Adolfo Pérez Esquivel, François Houtart, Frei Betto, Atilio Borón, Isabel Rauber, Arturo Escobar, Theotonio Dos Santos, Alfonso Sastre, Marta Harnecker, Michael Löwy.
En tercer lugar, la cita de varios presidentes de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en Cochabamba, reforzando la unión política y la conciencia antiimperialista entre los países del continente, y sintetizada en la frase de Rafael Correa en el Coliseo de Cochabamba junto a los movimientos sociales: “Los que pasó con Evo Morales, pasó con todo latinoamericano digno”.
- Ha circulado la información de que EEUU envió, horas después de este verdadero “atentado” de parte de España, Italia y Portugal, la orden de extradición de Snowden a Bolivia. Ello hace creer que han coordinado acciones con los países europeos. ¿Cuál es tu visión del tema?
Sí, el mismo martes en la noche, mientras Evo Morales permanecía retenido en un saloncito de un aeropuerto austriaco, llegaba una nota verbal a la Cancillería boliviana. Esto ha sido confirmado por el propio canciller David Choquehuanca y demuestra que se trataba de una maniobra perfectamente orquestada y sincronizada.
No tengo ninguna duda de que ha habido una orden de la CIA, vía Embajada de Estados Unidos en cada país, para que se cerrara el espacio aéreo de media Europa y obstaculizar el paso del avión presidencial FAB-001, violando tratados internacionales como la Convención de Viena y poniendo en riesgo la propia vida del presidente que tuvo que aterrizar de emergencia en Austria, país qué, nada es casualidad, no es miembro de la OTAN.
- Tras el pedido de asilo de Julián Assange a Ecuador, y con Snowden barajando posibilidades de asilo en países como Venezuela, Cuba, Bolivia, y el propio Ecuador –tal se ha visto en la lista difundida por WikiLeaks-, ¿Crees que América Latina y en especial los países del ALBA se han convertido en una zona de ayuda humanitaria en este tipo de casos? ¿Por qué es así?
Lo que está claro es que en América Latina se está viviendo un cambio de época y Europa vive una crisis estructural. Europa se ha pasado 500 años imponiendo a otros pueblos el modelo político, económico y cultural de la modernidad y el capitalismo. Modelo que por otra parte no hubiese podido ser construido y posteriormente consolidado, sin la acumulación originaria. Hoy en día, Europa está absolutamente incapacitada para aprender, después de tantos años “enseñando”. América Latina se ha levantado, ha recobrado su dignidad y soberanía, con procesos de cambio que recuperan sus recursos naturales en beneficio de las mayorías sociales.
De ahí la crisis europea que asola especialmente el sur de Europa, de una Europa que pudo construir su Estado del bienestar a costa de la explotación de los pueblos, personas y recursos naturales del Sur. Una vez que ese Sur se ha puesto en pie y además construye un nuevo tablero de relaciones geopolíticas, se produce la crisis de acumulación capitalista a la que estamos asistiendo.
En esa clave hay que leer también este ataque imperialista a Evo Morales y por extensión el ALBA y los procesos de integración, pero como hemos recordado estos días, ya no es tiempo de imperios ni colonias, es tiempo de pueblos y dignidad.
- Con Evo Morales ya en Bolivia, ¿Qué podemos esperar a nivel geopolítico en los próximos tiempos? ¿Qué rol pueden jugar los movimientos sociales?
No se puede hacer una lectura aislada de esta acción, y tampoco deberíamos perder mucho tiempo en apuntar a los gobiernos de Francia, España, Italia y Portugal.
Pienso que esta acción debemos enmarcarla en una contra ofensiva de los Estados Unidos que habían visto tambalear su hegemonía en el tablero geopolítico desde la victoria del comandante Chávez en 1998, seguido por la de Lula en Brasil y así sucesivamente el resto de presidentes de izquierda, la creación del ALBA en 2004, la derrota del ALCA en Mar del Plata en 2005 y el inmediato triunfo electoral de Evo Morales a fines de 2005 sumado al aporte boliviano del Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP) al ALBA. Es en ese contexto, que Estados Unidos se rearma políticamente mediante la Alianza del Pacifico como sucedáneo del ALCA y aprovecha el enorme vacío dejado por la muerte de Chávez para contraatacar. En septiembre se cumplen 40 años del golpe de Estado contra Allende y el comienzo de la implementación del neoliberalismo, y si bien quizás la CIA ya no bombardea palacios presidenciales asesinando presidentes, si propicia golpes de Estado contra presidentes legítimos y en este caso da una demostración de fuerza cerrando medio espacio aéreo europeo al avión del presidente Evo Morales.
Ante ello, necesitamos lecturas sosegadas, necesitamos ser conscientes de la importancia de no perder los procesos de cambio, que con mayores o menores contradicciones y limitaciones, avanzan en favor de las clases populares. Necesitamos seguir profundizando los procesos de integración, no solo desde los gobiernos, sino también desde los movimientos sociales. En ese sentido hay que saludar iniciativas como la reciente I Asamblea Continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA, que permite consolidar un horizonte posneoliberal al que no le avergüenza llamar socialismo. Iniciativas como esta pueden convertirse en retaguardias estratégicas de los gobiernos en determinadas coyunturas, a la vez que se convierten en vanguardias de lucha que colocan el horizonte de la construcción de un proyecto político de integración continental más cerca.
En cualquier caso, la batalla va a ser dura, las agresiones por parte del imperialismo van a continuar, y necesitamos la unidad de gobiernos y movimientos sociales defendiendo las conquistas que, desde la derrota del neoliberalismo, se han venido consolidando en la región.
 * Politólogo, Universidad de Buenos Aires
Twitter @escuelanfp

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales