Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Tecnología y subvención de carburantes




Por: Álvaro Arnez Prado
En 2012, el costo de la subvención de los carburantes en el país, como el gas licuado de petróleo (GLP), gasolina especial (GE) y el diésel oil (DO), fue cerca de $us 800 millones; se estima que en 2013 se reduzca en $us 100 millones y que para 2015 baje a $us 450 millones. Tomando las decisiones adecuadas respecto a la industrialización, con fundamento científico, es posible que la subvención se reduzca a la mínima expresión en 2025 (bicentenario del Estado Plurinacional de Bolivia), logrando el ideal nacional de ser autosuficientes energéticamente. Este objetivo no es una utopía como la de Tomás Moro. Al contrario, como todo lo tecnológico, se acerca más al pragmatismo de Charles Sanders.
En Bolivia actualmente hay hitos tecnológicos que nos permiten hablar de una reducción en el costo de la subvención. Por ejemplo, la planta separadora de líquidos de Río Grande. Allí la disociación se da a través de un diferencial de presión, temperaturas criogénicas y por fraccionamiento de sus componentes, logrando un rendimiento de separación de propano de 97%. Así, de una corriente de gas natural de 5,7 MMmcd logramos obtener 361 TMD de GLP. Bolivia consume en promedio Disociación 1.100 TM de GLP, y éramos deficitarios en 150 TMD. No obstante, en la actualidad tenemos un excedente de cerca a 200 TMD para exportar.
Adecuaciones, ampliaciones y modernizaciones en las refinerías Gualberto Villarroel en Cochabamba y Guillermo Elder Bell en Santa Cruz. Desde 1979, ambas refinerías han sido la columna vertebral del abastecimiento de carburantes en el país. Para 2015 se tiene proyectado dejar de importar gasolina especial, gracias a la nueva unidad de crudo y revamping, que permitirá incrementar la capacidad de procesamiento de 27.000 a 46.200 BPD; a su vez, la unidad de reformación catalítica contribuirá a garantizar la disponibilidad de gasolina reformada de alto octanaje (95 RON), e incrementará los volúmenes de gasolina especial (85 RON); por último, una tercera unidad se encargará de transformar nafta liviana en gasolina isomerizada de alto octanaje.
Los proyectos antes mencionados, más la implementación de la automatización en ambas refinerías, serán ejecutados con financiamiento estatal, a través del Banco Central de Bolivia y YPFB Refinación SA, con el fin de reducir la subvención a la importación de combustibles ($us 500 millones anuales) desde 2015.
La industrialización es vital para solucionar la subvención de carburantes en Bolivia; pues, pese a los grandes proyectos, es muy posible que en 2021 tengamos que importar gasolina de alto octanaje, debido al incremento de la demanda interna. Por tanto, para dejar de importar GE a largo plazo, hace falta construir una planta de metanol con una inversión estimada de $us 450 millones, para una producción de 500.000 TMA, de manera que el 50% de esa producción se utilice para producir gasolina a través del proceso MTG (metanol a gasolina), la cual puede ser utilizada directamente o mezclada con la gasolina de refinería.
Como el crudo nacional es de aproximadamente 61°API (crudo liviano), no es  técnicamente factible incrementar la producción de diésel oil, por lo que la solución a su subvención actual ($us 540 millones por año) estriba en la implementación del proyecto de industrialización de Gas a Líquidos (GTL) a través del proceso Fisher-Tropsch. En Bolivia, el requerimiento a mediano y largo plazo sería una planta de GTL con capacidad para producir 30.000 BPD, con una inversión aproximada de $us 950 millones, y un consumo de metano de 9 MMmcd. Debido al gran volumen de importación de diésel oil, es importante para el desarrollo del país estudiar la factibilidad del proyecto de GTL.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales