Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Una historia de censura por hablar sobre el aborto


Por Elizabeth Salguero Carrillo.
El año 1994 varias comunicadoras y periodistas que trabajaban en radios y medios afiliados a la organización de la iglesia católica Educación Radiofónica de Bolivia (ERBOL) fundamos la Red de Trabajadoras de la Información y Comunicación RED-ADA. El incipiente proyecto fue cobijado en las oficinas de ERBOL. Me acuerdo que empezamos la agencia de noticias de informacion con enfoque de género recogiendo los telex internacionales sobre las mujeres que desechaban los colegas periodistas.
Rápidamente empezamos a crecer, con afiliadas en todo el país; fuimos las pioneras de la comunicación e información con enfoque de género, priorizando la difusión e información sobre los derechos y protagonismo de las mujeres en Bolivia y el mundo.
Teniamos un programa en Radio Nuevo Amanecer los sabados que era todo un éxito. De esa manera, todo iba sobre ruedas hasta el día que se nos ocurrió tocar el tema de los derechos sexuales y reproductivos en un programa radial „hablar sobre el aborto“. Inmediatamente la censura clerical de laicos y curas no se dejo esperar, nos cerraron las puertas de nuestra pequeña oficina, nos quitaron nuestros documentos, nos echaron del programa radial y quisieron quedarse con el proyecto de manera autoritaria y unilateral. Cual libertad de expresion, si podian nos hubieran enviado al infierno, solo que estaba un poco lejos todavia para dos mujeres embarazadas de siete meses como eramos Teresa y yo misma, como miembra del directorio y directora respectivamente. Nuestro gran pecado atrevernos a hablar sobre un problema que era evidente en el pais.
El aborto, ademas de ser la tercera causa de la mortalidad materna era un problema de saud publica por su magnitud y de justicia social porque las muejres mas pobres son las que no pueden pagar a un medico para que se los practique en condiciones seguras.
Han pasado casi 20 años y gracias al proceso de cambio que lideriza el Presidente Evo Morales Ayma hoy somos un Estado laico.  Es decir ninguna autoridad, legislativa, ejecutiva, electoral  o judicial de ningun nivel del Estado, puede basarse en creencias religiosas o conceptos morales a la hora de elaborar políticas públicas,  leyes, normas o implementacion de estas. Es por ello que me asombran las declaracions de algunos/as funcionarios/as públicos que hablan del respeto a la vida desde la concepcion vs el derecho a decidir si seguir o no con un embarazo no deseado.
El articulo 15 de la Constitución Política del Estado Prurinacional (CEP)es clara en definir solo el derecho a la vida La Asamblea Constituyente discutio bastante sobre este derecho  y se rechazo el derecho a la vida desde la concepción.
A nivel internacional, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer de la CEDAW dejan en claro que los principios fundamentales de igualdad y no discriminación exigen privilegiar los derechos de la mujer embarazada sobre el interés de proteger la vida en formación. La Convención de los Derechos del Niño no se refieren de manera explícita a una protección del no nacido. El Preámbulo menciona la necesidad de brindar “protección y cuidado especiales […] antes […] del nacimiento". Sin embargo, esta frase no tuvo la intención de hacer extensivo al no nacido en lo dispuesto en la Convención, en especial sobre el derecho a la vida.”
El artículo 2 no incluye al que está por nacer. Reconocer un derecho absoluto a la vida prenatal sería contrario al objeto y propósito de la Convención de Derechos Humanos. Es decir la vida de quién se debe proteger? del ser que puede que nazca o no o la vida de la niña, adolescente o mujer que ya vive?. 
Por otro lado la CPE, reconoce y garantiza los derechos sexuales y reproductivos de hombres y mujeres en el articulo 66. Según el Plan de Acción de la Conferencia Internaiconal sobre Población realizada en El Cairo en 1994, ratificada como ley en por el EStado boliviano expresa:  "los derechos reproductivos se basan en el reconocimiento del derecho básico de todas las parejas e individuos a decidir libre y responsablemente el número de hijos/as, el espaciamiento de los nacimientos y el momento de tenerlos, y a disponer de la información y de los medios necesarios para ello, y el derecho a alcanzar el nivel más elevado de salud sexual y reproductiva”. También incluye el derecho de todas las personas a adoptar decisiones en relación con la reproducción sin sufrir discriminación, coacciones ni violencia.
Al año siguiente, la Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing, reafirma esta definición y da un paso más, al ampliar el alcance de los derechos de las mujeres: “Los derechos humanos de la mujer incluyen su derecho a tener control sobre las cuestiones relativas a su sexualidad, incluida su salud sexual y reproductiva, y decidir libremente respecto de esas cuestiones, sin verse sujeta a la coerción, la discriminación y la violencia. Las relaciones igualitarias entre la mujer y el hombre respecto de las relaciones sexuales y la reproducción, incluido el pleno respeto de la integridad de la persona, exigen el respeto y el consentimiento recíprocos y la voluntad de asumir conjuntamente la responsabilidad de las consecuencias del comportamiento sexual”.
Es necesario desmontar la visión hegemónica de la identidad femenina como sinónimo de maternidad, se debe desmontar la reivindicación del derecho de las mujeres a decidir libremente si tener o no tener hijos/as, a contar con la información necesaria y al acceso a métodos anticonceptivos. Esto es, a reivindicar la maternidad como una opción y no como un destino.
Los derechos sexuales, según la  Organización Mundial de la Salud, (OMS, 2002): "abarcan el derecho de toda persona, sin coacción, discriminación ni violencia, a: alcanzar el nivel más elevado posible de salud en relación con la sexualidad, incluido el acceso a servicios de atención de la salud sexual y reproductiva, buscar, recibir e impartir información sobre la sexualidad, recibir educación sexual, que se respete su integridad física, elegir pareja, decidir si ser o no sexualmente activa, mantener relaciones sexuales de mutuo acuerdo, contraer matrimonio de mutuo acuerdo, decidir si tener o no hijos y cuándo y llevar una vida sexual satisfactoria, segura y placentera.
El derecho al aborto seguro y legal cuando el embarazo supone un riesgo para la salud física o psíquica de la mujer (aborto terapeútico) y en otras circunstancias puntuales; cuando el feto presenta malformaciones graves (aborto eugenésico) y/o si el embarazo es consecuencia de una violación (aborto ético). No obstante, aún en los casos donde el aborto no está penalizado por ley, el acceso de las mujeres al mismo se encuentra severamente restringido a causa de la ausencia de regulaciones adecuadas y de la voluntad política necesaria (Human Rights Watch, 2005).
Esto se traduce en situaciones de muertes y problemas de salud por la realización de los abortos de manera clandestina e insalubre para las mujeres de escasos recursos.
En pleno siglo XXI es incuestionable que el aborto es un derecho que supone la libertad de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo y su propia vida, pues nadie podrá negar que la vida de las mujeres se ve afectada con la obligación de llevar a término un embarazo no deseado, más a más si este embarazo pudiese acarrear daños a la salud física o psíquica.


La voluntad de controlar y tutelar los cuerpos de las mujeres, su sexualidad y, en general sus vidas, específicamente el derecho a decidir y el derecho universal a la salud, debe ser analizado desde el marco general de crisis económica y financiera, pero también de crisis política y democrática y que responde, claramente, a una ofensiva de corte neoliberal pero sin duda de corte patriarcal. 
Abrir un resquicio a que pueda hacer retroceder el derecho al aborto impune considerado en el Codigo Penal de hace 40 años es abrir la puerta a consecuencias dramáticas para las mujeres, porque lo que está claro es que los abortos se seguirán practicando y lo que está en juego es si existirá un marco que proteja la vida de las mujeres o si, por el contrario, aquellas que pueden pagar un medico privado y aquellas que no, se expondrán a situaciones de clandestinidad que suponen un riesgo real de muerte para las mujeres. El aborto es un problema no solo de salud publica por su magnitud, sino tambien un problema de justicia social.
La existencia de un marco regulador que permita el ejercicio libre del derecho al aborto no significa la imposición del mismo, lo que significa es la creación de garantías de protección para que mujeres que tengan que hacer uso de él no pongan en riesgo su vida. Asimismo, señalar que los países que tienen menores tasas de aborto, se rigen por leyes de aborto no restrictivas, dentro de un marco responsable que incluye educación sexual universal en las escuelas y servicios de planificación familiar de fácil acceso y el acceso a anticonceptivos de emergencia.


Por ultimo, es importante recordar  un slogan del movimiento amplio de mujeres de la región: "Aborto legal para no morir, anticonceptivos para no abortar“
La autora es Embajadora de Bolivia en Alemania 

Twitter @escuelanfp

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales