Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Qué Papa tan buenito


Por: Rafael Puente
Es evidente que en Río de Janeiro el papa Francisco se robó los corazones de una multitud de jóvenes, e incluso el de nuestro Presidente. Por eso mismo es importante hacer un análisis sereno de su discurso y sus actitudes.
A nuestro Presidente le ha impresionado de manera especial la afirmación papal de que hay que servir al pueblo sin miedo. Realmente la frase suena bien, pero la puede decir cualquiera, de hecho los expresidentes Paz Zamora y Sánchez de Lozada también hablaron de servir al pueblo sin que eso pasara de meras palabras (que en los hechos más bien resultaban insultantes). Y en el caso del actual Papa lo menos que habría que pedirle, si fuera real esa su devoción por el pueblo, es que pida perdón a su propio pueblo -el argentino- por haber apoyado en su momento la dictadura más asesina de Sudamérica (la que a su vez financió el criminal narco-golpe de García Meza), y hasta ahora no hemos escuchado esa petición de perdón. Y el hecho de que haya bendecido a nuestro Presidente pierde igualmente todo valor desde el momento en que al asesino almirante Massera (que hace poco murió en la cárcel) no sólo lo bendijo, sino que le confirió el doctoradohonoris causa. Que Dios nos libre de ese tipo de bendiciones'
Si el Papa está realmente convencido de que lo principal es servir al pueblo, debería estar denunciando proféticamente -como lo habría hecho Jesús de Nazaret, al que pretende representar- la brutal opresión que sufre el pueblo mapuche en Chile, o los diferentes pueblos mayas en Guatemala, por poner sólo dos ejemplos de nuestro continente, a la vez que incontestables. Ya lo dijo el mismo Jesús: “No es cosa de decir, sino de practicar” (y de practicar sin miedo a que se molesten los dos gobiernos aludidos). No faltará quien arguya que un jefe de Estado (del Estado Vaticano) no puede meterse en asuntos de otros Estados; si es así que nos deje tranquilos, y que quede claro que no tiene nada que ver con aquel Jesús de Nazaret que fue todo lo contrario de un jefe de Estado.
Y cuando en Río habló del aborto, Francisco se limitó a decir que el caso estaba zanjado por cuanto la Iglesia ya se había expresado, ignorando (¿voluntariamente?) que hasta 1869 la Iglesia Católica consideraba que el feto no podía considerarse ser humano hasta los 40 días de gestación, para los varones, y hasta los 80 días para las mujeres (que la propia Iglesia, en su histórico desconocimiento de lo que es el género femenino, consideraba que tardaban el doble en madurar'). Simplemente se cierra el caso, se cierra el diálogo, y se cierran los oídos -y el corazón- a las numerosas mujeres que padecen el drama del aborto clandestino y peligroso -¿es que ellas no son parte del pueblo al que hay que servir sin miedo?-, de la misma manera que se considera zanjado el tema del matrimonio homosexual (que por supuesto sigue y seguirá avanzando -como un derecho humano- más allá de lo que hablen papas y obispos).
Francisco dijo también en Río que los abusos de menores son delitos, pero lo dijo de pasada, mientras que en Roma viene reiterando que será duro en la lucha contra los pederastas. Le creeremos en el momento en que tome medidas definitivas contra la Legión de Cristo, una congregación religiosa mexicana que la investigadora Carmen Aristegui (en su libro Marcial Maciel-Historia de un criminal) presenta como básicamente estructurada en torno a la pederastia y a la codicia de dinero (y parece que fue sobre todo el dinero el que llevó a las autoridades vaticanas a hacer la vista gorda respecto de la pederastia). Eso serían hechos, y no las meras y lindas palabras que el nuevo Papa viene pronunciando en sus apariciones públicas.
Todo lo dicho no quita que sea saludable la actitud austera de Francisco (en interesante contraste con todos sus antecesores). Pero no nos engañemos, también Savonarola era austero.
El autor es miembro del Colectivo Urbano para el Cambio (CUECA) de Cochabamba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales