Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Junt’uchas y reciclados: crónica de los desesperados


Por: Rafael Artigas
Si hasta hace poco nuestros pronósticos hablaban de los dilemas de la oposición por buscar candidatos que promuevan la unidad de ésta, lo que está claro es que los ensayos se acabaron y las tendencias ya se definieron y no necesitamos una bola de cristal para darnos cuenta, hacia dónde va la intencionalidad de una oposición extraviada y que no cuenta con una propuesta seria para el país.
El abandono de Rubén Costas, que declinó su postulación a la Presidencia de Bolivia, tras sus coqueteos con el Movimiento sin Miedo, y las presiones que recibían otros postulantes para echar abajo sus propias aspiraciones, revelaron la vocación de la oposición de utilizar una candidatura única que enfrente a Evo Morales en las elecciones de octubre.
La candidatura de Samuel Doria Medina y Ernesto Suarez Sattori para presidente y vicepresidente respectivamente, es la expresión más evidente de la desesperación de las junt’uchas (palabra de origen aymara que significa recalentado) que se arman sólo por restarle votos a Evo Morales y pretenden consolidar una fuerte oposición de derecha con la misma caricatura de lo que fue, en el pasado, PODEMOS y Convergencia.
Al ver esos rostros en el momento de la presentación de los candidatos recordaba a aquel grupo de opositores que junto a Leopoldo Fernández, Mario Cossío y Manfred Reyes Villa, se preparaban para gestar un duro golpe en el tiempo de las violentas tomas de instituciones de 2008.
Pero también a los que sólo se arrimaron por cupos de poder, ese es el caso de los rostros que vimos como Lourdes Millares y Tommy Durán por parte de Sucre, quienes junto a Jaime Barrón, Fidel Herrera y Aydee Nava azuzaron a las huestes racistas para humillar a campesinos aquel terrible 24 de mayo de 2008.
La vieja política que se resiste a morir busca remozarse, acude a cirugías complejas para presentar un rostro agradable, pero el pueblo tiene memoria y recuerda a Doria Medina, que con ésta, ya van seis veces que asiste al escenario electoral, como aquellos de sus allegados en el circo neoliberal y que no prosperan porque el pueblo los conoce.
El patrón de Burgen King ha realizado una de las campañas más largas de la historia política boliviana, ya lleva como diez años haciendo campaña, no sabemos por qué no está en las páginas de Guinnes, seguramente está esperando ser el gran perdedor para juntar los dos records.
Los “sin miedo”
Por otro lado está el MSM, que en su acto de presentación a Rebeca Delgado junto a Juan Del Granado, han llamado a la rebelión como otra muestra de la desesperación por entrar al juego del poder y también por sólo restar, es una nueva táctica de llamar a la rebelión contra el MAS y Evo Morales, pero tampoco nos hablan de propuestas serias para el país.
Por ahí anda el escenario de los desesperados por el poder que, en el mismo estilo de los años 90 andaban buscando figuras de la política, o quien se pone mejor el traje para mostrarse como la principal vedete para acomodarse al tiempo electoral, olvidándose de lo principal, que es contar con una verdadera propuesta de país.
En casi diez años de caminar por la senda de las transformaciones, hemos recorrido parte del camino, queda mucho por recorrer, usted tiene una radiografía de los “nuevos candidatos”, pero a éste paso, ¿valdrá la pena seguir buscando candidatos?
A tres y medio meses de las elecciones en Bolivia, Evo Morales obtenía el 62,6% de aprobación en el eje central del país, según una encuesta realizada por la empresa Captura Consulting y publicada en la revista nacional Poder y Placer, resultado que posiciona al mandatario con dos puntos porcentuales más que el anterior mes, cuando logró 60% de apoyo.
A estas alturas cuando ya casi tenemos configurado el mapa de candidatos, solo queda una pregunta: con los mismos actores que trataron de partir en dos al país, con los rostros de un pasado de terror y sin ninguna propuesta política, ¿podrá esa oposición a ganarle a Evo Morales? La respuesta la tiene usted amigo lector.

El autor es comunicador e investigador orureño
Twitter @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales