Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

LOS PUEBLOS Y NACIONES DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA A LOS PUEBLOS Y NACIONES DEL MUNDO


 Siete mil millones de niños y niñas, de jóvenes y adolescentes, de mujeres y hombres de todas las edades, razas, creencias, naciones y pueblos, estamos irremediablemente condenados a desaparecer de la faz del planeta, si acaso permitimos que la voracidad de los imperios y sus transnacionales destruyan la Madre Tierra y nos lleven a la catástrofe mundial.

Cada cinco segundos muere un niño en el mundo; cada minuto muere una mujer embarazada a causa de la sed, el hambre, la desnutrición y las enfermedades de la pobreza que asolan a nuestros continentes, mientras los caballeros de la muerte subastan nuestras riquezas naturales, nuestras vidas y nuestros destinos en las Bolsas de Valores de Londres, Nueva York, Tokio o Paris.

La enorme concentración de la riqueza mundial en pocos países y pocas manos, crea brechas inmensas de desigualdad e injusticia entre los dos hemisferios. Al Norte, los ricos se alimentan bien y tienen larga vida, a costa de millones de seres humanos que mueren temprano por hambre y sed en el Sur.

En el Norte, las potencias imperiales tienen en su poder energía nuclear e invierten miles de millones de dólares en bases militares, armas y químicos de destrucción masiva. En el Sur, esas armas del Norte bombardean y exterminan pueblos en nombre de la paz, la libertad y la democracia.

Ellos despedazan a los pueblos de África y Asia con guerras intestinas, derrocan gobiernos legalmente constituidos con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, o los invaden militarmente para asaltar sus campos petroleros, sus minas de diamantes, su biodiversidad, sus animales silvestres. Para consumar su barbarie contra la humanidad, convirtieron a la OTAN en su ejército de ocupación y al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en su gendarme internacional.

¿Qué razón tiene de existir la próspera industria de las armas en el Norte, que no sea otro que el de las guerras y el saqueo de los recursos naturales de los Pueblos del Sur?

En el Sur, las potencias colonialistas del Norte han globalizado feudalmente nuestras economías, apropiándose de los descubrimientos de las ciencias, la tecnología, la medicina, las comunicaciones, el agua, nuestras plantas y animales, nuestros recursos genéticos, nuestra biodiversidad y nuestros saberes ancestrales.

El neoliberalismo global, regentado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, impone a los pueblos del Sur la privatización de la salud, la educación, el agua, que no es otra cosa que privatizar globalmente el derecho a la vida.

No sólo exterminaron los bosques del Norte sino también a los dueños originarios de esos bosques. Inventaron el defoliante “naranja” y lo experimentaron matando 400.000 seres humanos en Vietnam; con su industria contaminante destruyen la capa de ozono que protege a la Tierra, polucionan a diario el aire que respiramos, el agua que bebemos y los frutos que comemos.

Hoy, con su cínica moral ambientalista pretenden que la ONU declare a la Amazonía americana Patrimonio Universal de la Humanidad, después de haber saqueado impunemente el 40% de este milagro de la naturaleza, después que mandaron matar a Chico Méndez y a los indios amazónicos del Brasil.

El globalizado e injusto Orden Económico Mundial condena a muchos pueblos del Sur a una inmoral e impagable deuda externa, a un desigual comercio internacional, con barreras proteccionistas para los Estados del Norte, y de fronteras abiertas a los pueblos del Sur.

Los pueblos que tienen la osadía de nacionalizar sus economías, desafiar el orden comercial impuesto, o enarbolar su derecho a vivir bien, son sancionados descarada y millonariamente por los inapelables Tribunales Arbitrales del imperio.

¿Qué han hecho de la Justicia y los Tratados internacionales de derechos humanos, de derechos indígenas y derechos de los Pueblos? Los usan hipócritamente para proteger sus intereses imperiales.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales