Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

China, Rusia, el BRICS y Latinoamérica


Por: Miguel Guaglianone

La distribución geopolítica del mundo está cambiando cada vez más rápidamente. La cada vez más evidente progresiva pérdida de poder de las naciones centrales (EEUU y la UE) se confronta con la aparición de nuevos protagonistas en la escena global, que buscan y generan conexiones y alianzas para consolidar ese protagonismo.

China viene haciendo sentir ese protagonismo, más que con su discreta actuación política a nivel internacional (que ha sido una característica tradicional de las relaciones exteriores chinas desde el propio Imperio Celeste), a través de su creciente e indetenible crecimiento económico, que la han convertido en la segunda potencia del planeta, pisando los talones de los Estados Unidos, siendo la poseedora del mayor volumen de Bonos del Tesoro Estadounidense del mundo y una competidora triunfante a nivel industrial y comercial.

El caso de Rusia es diferente, aunque la Federación (a partir de su singular economía semiprivada–semiestatal) viene consolidándose como un exportador importante (sobre todo en algunos sectores como los equipos militares y las armas), sin embargo en los últimos tiempos –y bajo la hábil conducción política de Vladimir Putin y sus allegados– ha venido generando una gran capacidad para las relaciones internacionales y acrecentando con ello su poder político. El mejor ejemplo de esto en los últimos tiempos fue su intervención en el conflicto Sirio, con una audaz propuesta política que evitó el ataque aéreo a ese país que ya había decidido la Casa Blanca, que dejó sin argumentos al propio Obama y que cambió completamente la situación de todo el conflicto sirio.

Sumadas a estas dos potencias, las naciones emergentes India, Brasil y Sudáfrica conforman el grupo BRICS, una alianza estratégica que viene fortaleciéndose a partir de nuevos acuerdos y decisiones, y que se va constituyendo en un polo de poder capaz de enfrentar la hegemonía de las potencias centrales (sobre todo la de los Estados Unidos).

En el caso de nuestra Latinoamérica, el indetenible proceso de integración comenzado con el siglo está “en pleno desarrollo”, a través del afianzamiento de los organismos multilaterales que nuestras naciones han creado. MERCOSUR, ALBA, UNASUR y CELAC son las herramientas que van permitiendo las acciones conjuntas de nuestros pueblos, abriendo el camino hacia el sueño de los libertadores de la Patria Grande y formando a partir de esto otro nuevo factor de poder en el ajedrez mundial.

Y es curioso como estos movimientos contrahegemónicos se van acercando unos a otros, como atraídos por el propósito común de llevar al mundo hacia un sistema multipolar de equilibrios geopolíticos y tienden a formar una red que les permita potenciarse mutuamente.

El mundial de fútbol, el BRICS y las giras por Latinoamérica

Y no se trata solo de reflexiones teóricas, la final de la Copa del Mundo realizada en Brasil contó con la presencia de por lo menos diez jefes de Estado de todo el mundo. Y no por casualidad estuvieron entre ellos Vladimir Putin y Xi Jinping, primeros mandatarios de Rusia y China.

Putin culminando una gira sin precedentes por países latinoamericanos que comprendió a Cuba, Argentina y Brasil e incluyó una visita no programada a Nicaragua. En el caso de Cuba la visita fue seguida a la decisión previa de condonar el 90% de la vieja deuda que este país tenía con la Unión Soviética desde la época de la Guerra Fría. Y la visita incluyó una entrevista personal de Vladimir Putin con Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución Cubana.

En el caso de Xi Jinping su gira latinoamericana comienza una vez finalizado el Mundial e incluye a Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba y es su segunda visita al continente, un año después de haber estado en Costa Rica y en México. Luego participará en la primera reunión de jefes de Estado del cuarteto que coordina en este período la CELAC (Costa Rica, Cuba, Ecuador y Antigua y Barbuda).

Ambos mandatarios participan en la sexta cumbre del BRICS que se realiza en Brasil dos días después de finalizado el Mundial.

Todo este entrelazamiento de movimientos diplomáticos deja ver:

1) La importancia que Latinoamérica tiene hoy para China y para Rusia (por razones políticas, económicas y comerciales)

2) La cada vez más consolidada existencia del BRICS y su relacionamiento con Latinoamérica.

3) El acercamiento simultáneo entre los nuevos actores de la escena mundial

Y todo esto sucede ante la impotencia total de los Estados Unidos, para los cuales Latinoamérica (a pesar de declaraciones de su Secretario de Estado) ha dejado ya –por sus propios méritos– de ser su “patio trasero”, y que nada puede hacer ante el crecimiento del poder del BRICS y la progresiva presencia a nivel mundial de Rusia y China.

Como dijimos al principio, estamos en tiempos de grandes cambios en la distribución del poder en el mundo y posiblemente a partir de esos cambios sea posible mantener la esperanza que podamos evitar la destrucción del planeta a la cual el sistema imperante nos está arrastrando a todos.

El reacomodo del poder mundial puede constituir (sin ninguna garantía de que así será) una forma de ayudar a detener el suicidio colectivo con el que, tanto el sistema económico como los factores de poder que han manejado el planeta desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, vienen amenazando a la Humanidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en