Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

La oposición boliviana y el proceso de cambio en Santa Cruz

Por: Adriana Salvatierra
El mapa electoral y las alianzas políticas en relación a los comicios de octubre del presente año han sido modificados vertiginosamente. Hemos asistido a una especie de teatro con una movilidad de escenografía envidiable por cualquier director de obra.
La unidad en base a los cuoteos que citó el dirigente del MNR, Erick Morón, es una realidad que se asienta en quienes no debaten programas de gobierno, principios de unidad o puntos de convergencia en la movilización de fuerzas políticas. No existe la ética cuando discuten quien tendrá el sillón parlamentario para visibilizarse y presentar supuesta oposición. O por lo menos eso ha demostrado la alianza inconclusa entre Rubén Costas y Juan Del Granado, quienes públicamente decían haber consensuado 10 puntos de sus planes de gobierno y posteriormente terminaron optando por sus propios planes en diferentes frentes.
La alianza entre Doria Medina y Ernesto Suárez ha fragmentado aún más al inicial Frente Amplio, que tuvo que resistir al abandono de dos de sus iniciales aliados. A esto se suma que pese a haber sido Proclamado en Cochabamba en Congreso de Demócratas, Rubén Costas no eran tan presidenciable como el coro seguidores le hizo creer.
Insisto y repito: La diferencia entre ellos y nosotros es que mientras el pueblo se une por la continuidad de la lucha, ellos buscan alianza en base a sus intereses. Es por eso que sus lanzamientos políticos no duran, porque la base sobre la cual se sostiene su alianza es la distribución del poder, misma práctica que tuvieron hasta hace de 10 años y a la que desean retornar con vehemencia.
Lo único que los puede unir es esa abstinencia de poder que se vuelve enfermiza y que cala profundamente en cada uno de los que hacen de su militancia política un cálculo de sumas y restas a la hora de los comicios electorales.
Han buscado por todas partes integrar Oriente y Occidente no por la unidad del país, sino por lograr extender dominios. Han buscado que sus referentes de duplas presidenciales estén enfocadas en las sumas porcentuales de las intenciones electorales sin siquiera medir la suma resta de los principios que deberían abandonar en pos de la anhelada unidad.
Para finalizar, no sólo han sumado en base a cálculos fríos, sino que al fallar los mismos han tenido que conformarse con la unidad insípida de los caprichos, aquellos mismos que postulan por tercera vez a Doria Medina sin recordar que en sus otros dos intentos presidenciables jamás superó el 10 a 12%. También se vieron reducidas las aspiraciones del MSM, quien sin poder consolidar una alianza con Rubén Costas, optó por la compañía de Adriana Gil, quien es militante de su propio ego y por tanto puede pasar sin remordimiento alguno de acompañar al MAS-IPSP a apoyar a Manfred Reyes Villa, y ahora a Juan del Granado.
En el caso del MAS-IPSP, no sólo corresponde una batalla sin cuartel, el cuidar uno a uno los votos que son resultado de una gestión de gobierno que ha recuperado la dignidad para el pueblo, ha recuperado la posibilidad de soñarnos a largo plazo y pensar en un 2025 sin pobreza.
Desde Santa Cruz, el aterrizaje y avance del Proceso de Cambio ha contado con dos hitos que han sido letales para el bloque opositor: Septiembre 2013 y el G77 de enero a junio 2014. Estos hitos tienen como base fundamental la consolidación del Proceso de Cambio en Santa Cruz mostrando una gestión eficiente, una presencia de Estado en todos sus niveles, una vocación no sólo integradora a nivel país, sino que también respetando particularidades del departamento.
Estos hitos dan muestra de un avance significativo donde las cifras y los resultados electorales pueden proyectarse de la siguiente forma:
De continuar la fragmentación opositora, nosotras y nosotros, el bloque popular, campesino, indígena y trabajador podríamos no sólo ganar las elecciones presidenciales a nivel nacional y en el departamento de Santa Cruz, sino también alcanzar el tercer senador, situación que ciertamente debería escribirse en el epitafio de los protagonistas de la oposición cruceña.
En el caso de las diputaciones plurinominales, que van como los senadores seguidas del voto presidencial, podríamos ampliar nuestra representación avanzando de 3 en la actualidad, hasta 4 o 5, en dependencia del cálculo de factores de división.
En los uninominales, podemos efectuar la repetición de cálculos electorales del 2009 y avanzar un poco más obteniendo 5 de 6 circunscripciones en el área rural, y en el área urbana pasar de 1 representante a 3.

Nuestras perspectivas no son pocas, nos planteamos ciertamente alcanzar 13 de las 28 diputaciones uninominales y plurinominales, 3 de 4 senaturías y ganar en el departamento por un amplio margen de diferencia ante el inmediato inferior. Sin embargo, estamos plenamente convencidos que una gestión eficiente y un proyecto incluyente son nuestras mejores armas frente a quienes suman y restan sin tener como respaldo otra cosa más que sus propias mentiras.


Twitter @escuelanfp
Rellene el siguiente formulario para suscribirse.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales