Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

“El mayor campo de exterminio de la historia de la humanidad se llama la Franja de Gaza”

Manuel Pineda denunciará en la Eurocámara los crímenes cometidos por Israel en Gaza


El activista ha sido testigo desde el comienzo de los ataques del Ejército israelí a la población e infraestructuras civiles de la franja

El malagueño Manuel Pineda, activista por los derechos humanos y brigadista internacional de la asociación UNADIKUM, acaba de regresar de Gaza. Allí ha actuado como escudo humano durante las cuatro semanas que ha durado la última ofensiva israelí, que él mismo describe como “la más sangrienta de las 4 agresiones intensas que ha sufrido desde 2006 la Franja de Gaza”.
En Gaza deja a su compañera, la venezolana Valeria Cortés, que continuará con las labores de acompañamiento que ambos desempeñan habitualmente sobre el terreno. Mientras, él se ocupará “de la otra mitad del trabajo”, la que consiste en “hacer de altavoz del sufrimiento del pueblo palestino y dar a conocer la masacre a la comunidad internacional”.     

"El mayor campo de exterminio de la historia de la humanidad se llama la Franja de Gaza”, ha dicho Pineda, que ha relatado en primera persona su experiencia en Gaza, su trabajo como escudo humano en hospitales y ambulancias y sus intentos de mediación con cónsules y embajadas, a quienes alertaban de la presencia de internacionales para evitar que éstos fueran bombardeados.
Ambos activistas sobrevivieron al ataque al hospital de Wafa que Israel bombardeó con ellos dentro alegando que Hamas escondía en él armamento y a miembros de la resistencia. A este respecto, explica Pineda que el director del hospital le pidió a él en persona que hiciera un llamamiento a la prensa internacional para que fuera a revisar el hospital y pudieran desmentir esas declaraciones. “Se abrieron todas las puertas del hospital para que la prensa lo revolviera entero y comprobara que no había terroristas ni armamento”, relata Pineda. “Pero no sirvió de nada porque sólo era una excusa”, añade. “El hospital era un edificio de 5 plantas muy próximo a la valla y les molestaba para la incursión terrestre. No querían dejar huecos donde pudiera esconderse la resistencia, lo querían dejar todo diáfano y así lo han dejado”.
En este sentido, denuncia Pineda que “Israel siempre busca excusas para justificar de cara al exterior la agresión permanente al pueblo de Gaza” y sostiene que la desaparición de los 3 colonos israelíes el pasado 12 de junio fue una de ellas y que esta última agresión a Gaza “se diseñó cuando acabó la división interna de Palestina, una división potenciada por los gobiernos occidentales”. “Cuando Fatah y Hamás acordaron un gobierno de unidad supimos que Israel iniciaría toda su maquinaria para romperlo, y el secuestro les sirvió como excusa. Después supimos que los colonos habían sido asesinados por otros israelíes por motivos económicos, pero para entonces la operación ya estaba en marcha”, explica. “Querían desde el primer momento mandar el mensaje de que no hay ninguna línea roja que Israel no pueda cruzar y que cuenta para ello con todo el apoyo internacional”, concluye Pineda.
El activista ha condenado una vez más “la complicidad con el régimen israelí de los gobiernos occidentales”, en particular los de Estados Unidos y la Unión Europea que, sostiene, “repiten como papagayos el discurso que elabora Israel sobre su derecho a la autodefensa y la necesidad de protegerse del lanzamiento de cohetes palestinos”. “Los números evidencian que esto es mentira”, insiste Pineda. Y recuerda que la campaña israelí ha causado ya la muerte a casi 2.000 palestinos de los cuales, y según cifras de Naciones Unidas, un 86% eran civiles, en su mayoría niños, mujeres y ancianos que no habían tenido nunca ninguna relación con la resistencia. “Las mujeres, ancianos y niños son terroristas, los que los asesinan son el ejército más moral del mundo y la única democracia de Oriente Medio”, protesta el activista.
Con el objetivo de “dar voz” al pueblo palestino y denunciar “los ataques indiscriminados de Israel”, Pineda se ha comprometido a ir al Parlamento Europeo “a denunciar lo que ha vivido en primera persona”. Así lo han anunciado en rueda de prensa los eurodiputados de Izquierda Unida Javier Couso y Marina Albiol, que han asegurado estar ya trabajando en “la fórmula más adecuada” para llevar al activista a la Eurocámara el próximo mes de septiembre.
Entre todos han hecho además un llamamiento a la sociedad civil a presionar al gobierno y a la comunidad internacional para “acabar con la impunidad de Israel” y a participar en el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) que, dicen, “es la única herramienta para acabar con estos 66 años de ocupación”.
A este respecto, recordaron que este jueves se convocó una nueva concentración en Madrid frente al Ministerio de Asuntos Exteriores para pedir al gobierno el cese de las relaciones diplomáticas con Israel y anunciaron su intención de iniciar una serie de contactos con las Comunidades Autónomas para que asuman el tratamiento y las operaciones de niños palestino, al entender que “el gobierno de esas comunidades autónomas y del Estado Español es en parte responsable de la masacre”. 
DisoPress/Diagonal

Twitter @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales