Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

No se subestime al Uruguay


Por: María Fernanda Rada Prado

Existe una parte de intelectuales que encasillan los procesos de cambio  latinoamericanos entre los “más radicales” en Venezuela, Bolivia y Ecuador. Los “más reformistas” en Brasil, Argentina y Uruguay. Y los “más tibios” como Paraguay en épocas del gobierno de Lugo, Chile con el gobierno de Bachelet y Perú con Humala.  

A mi parecer, dicha partición es poco ecuánime y desconoce las características socio-políticas-culturales de cada país reflejado en su proceso, ¿Pudo haber sido tibia la asunción de Lugo en Paraguay luego de la caída del fascismo que estuvo en el poder 60 años?, ¿No son los bonos del gobierno boliviano una reforma económica?, ¿La despenalización del aborto en Uruguay no puede ser considerada una política radical?

No pretendo hablar sobre todos los procesos latinoamericanos, porque merecen un análisis menos simplón que al que nos tienen acostumbrados. Solamente quise aclarar el encasillamiento vago que se hace de ellos, porque durante estos días se mira de forma expectante las elecciones de segunda vuelta en Brasil, pero poca importancia se da al Uruguay, tal vez esto se debe a su pequeño tamaño y poco peso en el MERCOSUR. Sin embargo, pido que no se subestime al Uruguay.

El partido gobernante Frente Amplio nació el año 1971 en medio de un estado totalitario pre dictatorial, actuó clandestinamente durante la dictadura,  resistió políticas neoliberales desde la oposición en épocas de democracia y llega el año 2005 al gobierno para cambiar la historia del paisito. No se subestime al Uruguay cuando goza de una herramienta constructora colectiva que ha sobrevivido durante más de 40 años sumando fuerzas y sin perder su unidad e identidad de izquierda.

Luego de la primera gestión del Presidente Tabaré Vázquez, el Frente Amplio tuvo un proceso de internas en el que eligió a José (Pepe) Mujica como el siguiente candidato a la Presidencia el año 2009. No se subestime al Uruguay, cuando ya tuvo un cambio de gobernante sin sufrir una crisis política, porque el énfasis del proceso está en el partido y  programa, no así en el gobernante. El Uruguay está lejos de caer en un fanatismo caudillista y más cercano a un debate interno.

Por otro lado, este mismo año el Frente Amplio tuvo un proceso de internas donde posicionó a la senadora Constanza Moreira, una mujer joven y crítica como precandidata a la República, frente a Tabaré Vázquez quien resultó vencedor de la elección. No se subestime a la izquierda uruguaya cuando dentro de su interna se respetó una visión crítica y se dio un espacio a la militancia decepcionada que exigía renovación. La militancia crítica fue escuchada y no fue relegada a oposición por criticar a su gobierno.

El Frente Amplio logró sacar al Uruguay de la crisis del 2002 y redujo la pobreza a niveles históricos posicionando al país como una de las sociedades más igualitarias de América Latina. No se subestime al Uruguay cuando su proceso ha logrado mayor equidad y calidad de vida para su gente y actualmente la salud y educación son gratuitas.

Durante los gobiernos del Frente Amplio se prohibió la compra de tierra a las empresas extranjeras, no se firmó más acuerdos con el FMI, se redujo la dependencia del país de los bancos al reducir la deuda externa. No se subestime al Uruguay cuando en estos últimos 10 años ha ganado mayor independencia siendo un país chico.

Por otro lado en estos gobiernos se aprobaron: los consejos de salarios que permiten una instancia de debate entre trabajador-empleador y estado. La ley de responsabilidad penal empresarial en caso de accidentes laborales,  las ocho horas para los trabajadores rurales y la ley para empleadas domésticas. No se subestime al Uruguay cuando en sus políticas ha garantizado mejor calidad y mayores derechos para los trabajadores.

En este periodo de gobierno del Frente Amplio la izquierda uruguaya no sólo vio la diferencia de clases. También notó la desigualdad entre hombres y mujeres y les dio el derecho de elegir sobre su cuerpo con la despenalización del aborto, notó la desigualdad entre etnias y   reconoció a la población afro descendiente, observó que el matrimonio cuando solamente es válido para los heterosexuales es un privilegio y legalizó el matrimonio igualitario. ¿No debería ser el reconocimiento a las personas discriminadas un legado y valor de la izquierda?

Grandes intelectuales y artistas han formado parte del Frente Amplio como Mario Benedetti, Daniel Viglietti, el mismo Eduardo Galeano apareció en las listas de la precandidata Constanza Moreira durante las internas de este año. Esto se debe a que los intelectuales y artistas, fueron y son en su mayoría de izquierda. Es interesante resaltar como en esta gestión gubernamental los artistas fueron declarados trabajadores y existen políticas de acceso a las expresiones culturales. ¿El arte insurgente no es parte del pueblo?, ¿Su valoración no debería ser revolucionaria?, ¿La entrada de intelectuales y artistas que toman partido no es algo extraño y al mismo tiempo maravilloso?

Por otro lado hay que destacar que Mujica en esta gestión enfatizó en la necesidad de regular el mercado de marihuana. Esta política atrevida, alocada y de avanzada, demuestra una firme lucha contra el negocio capitalista internacional del narcotráfico. Al mismo tiempo, se está dando una lección al mundo porque se pasa de ser un “estado perseguidor” a ser un “estado permisivo”, que estigmatice menos y distinga la diferencia entre consumidores y adictos. De esta forma, el estado bajó el financiamiento de armas para la  policía y militares que perseguían a narcotraficantes y su fondo aumenta en salud y educación que es el destino final de la plata por la compra de marihuana. La priorización de salud y educación por encima de armas siempre fue un legado de la izquierda intelectual, dar libertad a sus habitantes, también.
Es cierto que el nuevo candidato a Presidente Dr. Tabaré Vázquez representa a una corriente más conservadora dentro del Frente Amplio que el actual Presidente Mujica, pero eso no quiere decir que en esta elección no existe una izquierda, menos cuando el Frente Amplio es construido colectivamente y la mayoría de sus avances son de izquierda.

Por supuesto que el gobierno uruguayo tiene contradicciones y errores, como todos los gobiernos de la región y  como toda izquierda que llega al poder, las críticas en la interna están puestas y seguirán existiendo. Sin embargo, no se puede negar el aporte que las y los frenteamplistas hacen a la izquierda mundial.


Es necesario reconocer esto, no por hacer campaña al gobierno uruguayo, sino porque las conquistas que dio el Frente Amplio desde la izquierda son las que este domingo 26 de octubre están en juego. Estos 10 años de avances son los que miles de militantes defienden hoy en las calles. Y muchos no lo hacen en defensa de un partido, sector o candidato, sino  en reconocimiento a la historia y en defensa de la izquierda, sí, de la izquierda. 
Rellene el siguiente formulario para suscribirse.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales