Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Cerco a los que trabaron la Asamblea Constituyente


Por: Rafael Artigas
El Cerco a la Constituyente es un episodio muy doloroso que lamentablemente muy poco se ha escrito sobre el particular. A partir del 23, 24 y 25 de noviembre de 2007 se desataron en Sucre, violentos sucesos con el fin de trabar la aprobación de la Nueva Constitución Política del Estado, con un saldo de 3 fallecidos, más de 300 heridos y una docena de cuarteles policiales incendiados por la turba mandada desde Santa Cruz.
Esas acciones fueron cuidadosamente planificadas por dirigentes cívicos y autoridades del extinto Comité Interinstitucional de Chuquisaca, organización que reunía a todas las instituciones públicas, privadas y sindicales del departamento, excepto a la de los campesinos.
Cuando se cumplen siete años de aquel cerco a la aprobación de la Asamblea Constituyente, es tan triste escuchar todavía a los ex dirigentes cívicos chuquisaqueños que, como resultado de la conspiración a la Asamblea Constituyente, digan, “la región está siendo castigada por la indiferencia de las autoridades de Gobierno que no entendieron que la demanda de Capitalía Plena era un pedido histórico de todo el pueblo sucrense”.
El terror sembrado por uno de los autores del separatismo, como fue Branko Marincovic articulador de las dirigencias cívicas y prefecturales con su brazo represor la Unión Juvenil Cruceñista, llenaron de odio los corazones de la juventud sucrense y vilmente gestaron uno de los escenarios más horrendos de racismo y violencia, con el firme propósito de enfrentar a los propios bolivianos en ese noviembre fatal de 2007.
Lo gestado hace siete años, tal como las investigaciones lo confirman, formaba parte de una estrategia de desestabilización de la Asamblea Constituyente que buscaba su fracaso, haciendo uso de las expresiones más burdas del racismo contra campesinos e indígenas, quienes resistieron las expresiones de esa colonialidad.
Las dirigencias de ese tiempo, hoy ya no hablan el mismo lenguaje y lo curioso es que en la línea opositora de los que se oponían a la aprobación de la Nueva Constitución Política, se enfrascan ahora en conformar sus frentes para las elecciones y se acusan como es el caso de Jhon Cava, uno de los dirigentes más ácidos de la línea opositora al gobierno, que le responde a Germán Chunka Gutiérrez.
Cava solicitó a las autoridades sucrenses y en especial al “Chunka” Gutiérrez, hoy presidente del Concejo Municipal, a respetar la demanda de la Capitalía y dejar de “insultar” a líderes de la oposición, ya que el Chunka había afirmado que, en Sucre la "oposición radical" fue derrotada porque la gente se cansó del "discurso radical y estéril". "Perdieron los calancheros", había manifestado la pasada semana.
El tiempo fue testigo fiel de los mismos hechos y se encargó de evidenciar lo sucedido, sentenciando a algunos de ellos a pagar duramente sus penas, como fue uno de sus representantes, es el caso de Fidel Herrera, otro de los agitadores Jaime Barrón, quien conoció la dureza de la prisión por unos meses y, los que aún faltan, han sido fuertemente censurados desde sus propias bases y la justicia tarde o temprano les llegará.
Pero también muchos no olvidan a los que sólo se arrimaron por cupos de poder, ese es el caso de los rostros que aparecen como “querubines”, ahí están Lourdes Millares y Horacio Poope, del ala más dura de diputados que llega al Legislativo y, quienes junto a Jaime Barrón, Aydee Nava y Savina Cuellar, azuzaron a las huestes racistas para humillar a campesinos aquel terrible y horroroso 24 de mayo de 2008.
La vieja política que se resiste a morir busca remozarse, acude a cirugías complejas para presentar un rostro agradable, pero el pueblo no debe olvidar aun sea al paso de estos siete años, sobre todo de dos personajes a los que se les sigue juicio como son los casos de Antonio Jesús, dirigente estudiantil y Roger Gonzales, presentador de noticias de TV-U que, cada uno por su lado, encendieron el fuego del odio y racismo, convocando al enfrentamiento.
Todos ellos que jugaron con fuego, estuvieron de la mano de los conocidos dirigentes del gran proyecto separatista que se instaló en el país años atrás, pretenden ahora presentarse como víctimas del Estado, apelando al mismo Estado y sus leyes cuando, ayer, trataban de sepultarlo. Hoy, buscan justicia cuando ayer mandaban a “cazar indios” de manera abierta.
El ciudadano de a pie, que ahora sabe lo que pasó en Sucre que el discurso de capitalía fue para fines conspirativos, sabrá que ya no será usado por esos grupos que se aprovecharon de él, sabrá que no ganaron nada y que por la ambición de esa dirigencia, desecharon cualquier clase de acuerdos que pudieron favorecer a Sucre, ahí estaban el Tribunal Supremo Electoral, el Servicio de Impuestos Nacionales, la Procuraduría y otros más.
Esas autoridades actuales de la Alcaldía, de la Universidad y de Fancesa que mostraron grandes promesas en sus campañas, nada hicieron por la región, ya que todo su tiempo le dedicaron a conspirar y enriquecerse antes de hacer obras, por ello, ya tienen un voto de censura de la población chuquisaqueña.
El pueblo los conoce y por más que sus medios les den un barniz de credibilidad, será la memoria popular, será la misma historia que en marzo de 2015 y en los años venideros, le dé su veredicto por encima de los medios creíbles, de sus periodistas éticos y sus políticos angelitos.  
Es tiempo de mirar el futuro, pero con gente sana, sin ambiciones, con ganas de apostar y con generaciones desprejuiciadas y auténticas, a los que verdaderamente les importa Sucre, su desarrollo, su gente, sus hijos y su lugar.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:








 

Comentarios

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en