Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Los retos de la desigualdad


Por: Lourdes Montero
Hoy en el mundo conviven niveles de riqueza absurdos con la pobreza extrema. Por ejemplo, si Bill Gates obtuviese un rendimiento modesto de su fortuna, ganaría 4,2 millones de dólares al día solo en intereses; o si decide gastar todo su dinero a un ritmo de un millón de dólares diario, requeriría 218 años para lograrlo. Esta absurda acumulación y sus consecuencias en la pobreza ha sido objeto de un informe internacional presentado por Oxfam las últimas semanas.
Según el informe, la brecha entre ricos y pobres ha crecido de manera alarmante en los últimos 30 años. El documento muestra, a través de investigaciones y ejemplos de todo el mundo, la magnitud del problema y argumenta que tanto la desigualdad como pobreza no son inevitables ni accidentales, sino, el resultado de elecciones políticas deliberadas claramente identificables en el ciclo histórico de cada país.
Las desigualdades son destructivas para todo el mundo. Oxfam sostiene que la desigualdad extrema corrompe la política, frena el crecimiento y reduce la movilidad social. Además, fomenta la delincuencia e incluso los conflictos violentos. En síntesis, puede destruir toda la estructura de una sociedad. Basta como ejemplo dar una mirada a las noticias actuales sobre México donde vive Carlos Slim, el hombre más rico del mundo.
En la historia reciente se identifican dos factores que impulsan la desigualdad: el fundamentalismo de mercado y el secuestro democrático por parte de las élites. El fundamentalismo de mercado hace referencia a la idea de que solo es posible alcanzar un crecimiento económico sostenido reduciendo la intervención estatal y dejando que los mercados funcionen por sí mismos. Por otra parte, el secuestro democrático refiere al hecho de que las élites utilizan su mayor influencia política tanto para ganarse el favor de los gobiernos como para oponerse a la introducción de políticas que puedan fortalecer los derechos de las mayorías.
Bolivia es presentado como un caso emblemático en la reducción de la desigualdad por el recambio de una élite política. Sin embargo, el informe también reconoce la alta vulnerabilidad del crecimiento y la redistribución si se basa exclusivamente en los beneficios de las industrias extractivas.
El documento aborda recomendaciones a ser tomadas en cuenta por la sociedad civil en su impugnación frente a los Estados. Algunas de ellas implican trabajar para que los gobiernos asuman la desigualdad extrema como un problema y comprometan medidas para enfrentarla, como por ejemplo acordar un objetivo post-2015 dedicado a erradicar la desigualdad extrema en 2030.
Un segundo tema tiene relación con abordar la desigualdad entre hombres y mujeres, sobre todo en el ámbito económico. Un tercer punto hace referencia al pago de salarios justos reduciendo las diferencias entre los trabajadores y los directivos a un ratio máximo de 20:1. En cuarto lugar se plantea distribuir la carga fiscal de forma justa y equitativa, trasladando la carga tributaria del trabajo y el consumo al patrimonio, el capital y las rentas. Ello implica por supuesto abordar globalmente el problema de los paraísos fiscales. Otro reto central para abordar la desigualdad tiene que ver con establecer una base de protección social universal que tenga en su centro el acceso a la educación y la salud.

Todos estos temas forman parte de una ambiciosa agenda; cada país definirá sus prioridades y el camino correcto para emprender su búsqueda de igualdad.
Twitter @escuelanfp
Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:








 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en