Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Marcelo


El 17 de julio de 1980 la democracia boliviana fue golpeada duramente cuando una aventura militar instauró la última dictadura que sufrió el país. El golpe de Estado fue reparado cuando sus cabecillas y parte de los involucrados fueron juzgados y sentenciados por delitos de lesa humanidad, sin embargo, hay una herida que aún hoy sigue abierta por esa causa.
Esa herida es la ausencia de los restos de Marcelo Quiroga Santa Cruz, desaparecido el mismo día del golpe, luego de que paramilitares que tomaron la sede de la COB en El Prado se llevaran su cuerpo malherido después de dispararle. Los testimonios de quienes cayeron con él refieren golpizas y torturas; posterior a ello es poco lo que se sabe sobre el destino de los restos del líder de izquierda, considerado con justicia una de las voces más lúcidas e importantes del pensamiento político boliviano.
A lo largo de los últimos 35 años, innumerables hipótesis sobre el destino de los restos de Quiroga Santa Cruz han surgido. Algunas coinciden en afirmar que el cadáver fue incinerado, sin que hubiese sido posible reducirlo a cenizas. Las demás versiones señalan diferentes lugares donde los restos podrían estar enterrados. En todos los casos se dice que la verdad debe estar escondida entre los archivos de aquellos años que las FFAA guardan celosamente en el cuartel del Estado Mayor.
En su momento fue tal la presión de la opinión pública sobre el Gobierno para que desclasifique dichos archivos, que el propio Presidente del Estado tuvo que intervenir, asegurando que esos papeles que se supone están archivados en realidad no existen. La declaración, previsiblemente, le hizo poco bien a la imagen del Mandatario, pero ayudó a disminuir la presión sobre el Alto Mando Militar.
Finalmente, en las últimas semanas, los dos principales responsables del golpe de Estado de 1980, el entonces presidente de facto y su ministro del Interior, han comenzado a hacer declaraciones que coinciden en señalar que fue el también presidente de facto entre 1970 y 1978, Hugo Banzer Suárez, quien ordenó asesinar al líder del Partido Socialista 1, y esconder sus restos en una de sus haciendas en Santa Cruz. Ambos parecerían estar buscando alguna clase de indulgencia gubernamental, probablemente debido a que en Italia se ha iniciado un proceso en su contra por haber sido parte de la temible Operación Cóndor.
En respuesta a las declaraciones, el Ministro de Gobierno ha anunciado la conformación de un equipo para la búsqueda de los restos del líder socialista en las mencionadas haciendas, y que para ello cuenta con la participación de la Fiscalía. Lo que está en juego con esta acción es mucho más que un acto de buena voluntad. Podría ser el inicio de una nueva era en la búsqueda de la verdad histórica, tarea en la que el Estado boliviano tiene algunas deudas.

Editorial del periódico La Razón del 5 de abril de 2015
Síguenos en Facebook https://www.facebook.com/escuelanacionaldeformacionpolitica
Twitter @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.




En Bolivia:








 


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

El mapamundi actual miente

Por: Xavier Albó El mapamundi que está y se mantiene en todas nuestras escuelas y unidades educativas es mentiroso y deliberadamente colonizador. Y con ello, tiene efectos mucho más nefastos y generalizados que el reloj dextrógiro que estaba en el Parlamento y que la Cancillería ya ha cambiado por otro levógiro, como sin duda correspondería al hemisferio Sur. Los relojes digitales sin agujas ya no necesitan tal revisión. Cuando el geógrafo Mercator hizo esa proyección bidimensional de una realidad tridimensional y curva a solo dos dimensiones planas, tuvo una gran aceptación porque permitía reducir a planos universales la longitud y latitud con relación al globo terráqueo. Aplicada a niveles muy locales, esa proyección no tiene problemas; pero cuando se lo utiliza para todo el mundo, introduce distorsiones totalmente inaceptables y que, con nuestros actuales conocimientos y tecnologías, ya resultan simplemente mentirosos y neocolonialistas. Resume Eduardo Galeano: “El mapamu

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás