Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Crítica de la Cumbre Agropecuaria


Por: José Luis Saavedra
“El MAS ya no es el de 2005, ha ido mudando la propuesta, ya no es tan comunitario, ahora ha abrazado el ‘modelo cruceño’, que es capitalista”
Álvaro García Linera
Confieso que cuando leí este aserto del Vicepresidente García Linera me sentí aturdido porque yo creía –ingenuamente– que estábamos construyendo el socialismo comunitario para vivir bien, en armonía con la Madre Tierra.
Luego del desconcierto empecé a preguntarme cuál es la política económica que el gobierno del presidente Evo está implementando en el campo agropecuario, tanto para el agro-empresariado como para el pequeño productor campesino. En medio de estas cavilaciones advino la realización de la Cumbre Agropecuaria.
El propósito de este artículo es justamente reflexionar en torno a la Cumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia”, que se realizó el 21 y 22 de abril en los predios de Feria Expo-Cruz de Santa Cruz con la presencia de la plana mayor del gobierno, dirigentes del sector agroindustrial y representantes de los llamados movimientos sociales.
Cumbre agro-tóxica
La Cumbre se concentró en cinco mesas de trabajo, en las que se trató temas relacionados con la tierra y estructura agraria, producción y productividad, diversificación e industrialización, mercados, precios y exportación e infraestructura y riego.
Se empezó considerando la propuesta de los agro-empresarios de ampliar la verificación de la Función Económica Social (FES) de la propiedad porque –decían– el actual régimen “frena las inversiones en el agro”. En la Cumbre se resolvió este tema y se determinó ampliar el plazo para cumplir con la FES de dos a cinco años, que consiste en dar más tiempo a los ganaderos y agricultores, que trabajan a gran escala, para demostrar que sus predios son productivos. Según los empresarios agropecuarios esta es una “buena señal” para acceder a los créditos e incentivar la inversión.
La mesa de trabajo más afanosa fue la de “Mercados, precios y exportación”, en la que los exportadores cifraban sus esperanzas en lograr que los cupos para el comercio internacional queden sin efecto y así poder exportar sin restricciones. Las expectativas del sector en la Cumbre era que “de una vez por todas” el gobierno “libere las exportaciones” para que los empresarios tengan “a disposición” todo su potencial y que no se vean limitados por una norma que, según su criterio, “no hace otra cosa que perjudicar al país”. Sin embargo, tuvo más peso la postura de mantener los cupos de exportación bajo el argumento de garantizar al mercado interno la oferta alimentaria y sólo exportar los excedentes.
Centralmente se deliberó en torno a la expansión de la frontera agrícola, los agro-empresarios hablan de “empujar el crecimiento de la frontera agrícola”. La ampliación de la frontera agrícola es básicamente para los monocultivos y los transgénicos y ya en julio de 2013 (El Deber, 12 julio 2013) el gobierno prometió créditos para alcanzar el millón de hectáreas en producción. El gobierno favorece pues la deforestación no sólo con fines agroindustriales sino también para una colonización desordenada y, además, para plantar coca.
Esta disposición es de suma importancia para el país porque está decidiendo el futuro de los bosques y está dando luz verde a la más grande e intensa deforestación que se haya producido en Bolivia. En la anterior Cumbre, realizada en septiembre del año pasado (véase El Deber, 20 septiembre 2014), el gobierno y los agro-industriales de Santa Cruz se pusieron de acuerdo en ampliar la frontera agrícola en 13 millones de hectáreas hasta el 2025. Lo que significaría ¡más de un millón de hectáreas por año! De ocurrir esto se producirían daños funestos tanto para la biodiversidad como para la población y ocuparíamos uno de los primeros puestos entre los países con más deforestación de y en el mundo. Y precisamente en tiempos en que se ha llegado a un consenso mundial sobre la necesidad de evitar la deforestación como uno de los principales mecanismos para mitigar el cambio climático.

Según Teresa Flores Bedregal, el gobierno “adopta la más cruda política de mercantilización de los bosques buscando convertirlos en cultivos agroindustriales para la exportación”, tanto que el propio Vicepresidente García Linera ya ha ofrecido a los agroindustriales modificar todas las normas que impiden la conversión de bosques en tierras de cultivo (El Deber, 19 octubre 2014). De hecho ya se han abrogado varias disposiciones legales que penalizaban los desmontes no autorizados y la conversión de bosques en tierras y en áreas no aptas para esta actividad. Sin embargo, el mismo director nacional de la ABT “aseguró que en el país se agotó la frontera agrícola y no es posible continuar realizando el cambio de uso de suelo en áreas netamente forestales en agrícolas” (Erbol, 23 septiembre 2010). De acuerdo con Flores Bedregal:
“De hacerse realidad estos planes de ampliación de la frontera agrícola, se daría fin con buena parte de los bosques de Santa Cruz, su rica biodiversidad y llevarían al colapso ecológico de ese departamento haciéndolo mucho más vulnerable a los impactos del cambio climático que han venido afectando particularmente a las zonas más deforestadas. Zonas en las que en la época de lluvias se han producido inundaciones que han dejado anegadas importantes extensiones de cultivos con las consecuentes pérdidas. Al mismo tiempo que en la época seca se han producido persistentes sequías que, en parte, se deben a la deforestación porque los bosques retienen el agua y la humedad”.
Precisamente en Santa Cruz existen importantes extensiones de tierras que eran bosques pero, como resultado del mal uso de suelos, se han convertido en eriales, es decir, tierras que ya no sirven para la agricultura ni para la ganadería. Más aún, una extensión importante de los suelos de Santa Cruz es arenoso y una vez denudada de vegetación, la arena tiende a expandirse, y con los vientos se producen tormentas de arena, lo que está llevando a la severa desertización de varias zonas.




Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.




En Bolivia:








 


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en