Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Historias que nos nos contaron de mujeres revolucionarias


Todo el mundo conoce hombres revolucionarios, como el Che Guevara, pero la historia en general tiende a olvidar las aportaciones de las mujeres revolucionarias que sacrificaron sus vidas en la lucha contra las ideologías y los sistemas de explotación. Muchas de ellas lo han hecho con fusiles y muchas otras con plumas, pero todas lucharon firmemente por lo que creían.
Es de justicia saber que hubo gran cantidad de mujeres revolucionarias en la historia, y que muchas de ellas han jugado un papel crucial. Aquí podrán ver algunos ejemplos en todo el mundo.
Nadezhda Krupskaya
Mucha gente sabe que Nadezhda Krupskaya al igual que su compañero Lenin, llegó a ser una política revolucionaria, bolchevique, gracias a sus propios esfuerzos. Estaba muy involucrada en diversas actividades políticas y proyectos educativos: incluyendo las funciones de ministra de Educación en la Unión Soviética a partir de 1929 hasta su muerte en 1939.
Antes de la revolución, era secretaria del periódico político Iskra, la mayor parte de la gestión de toda la correspondencia que cruzó al continente europeo tuvo que ser codificada. Después de la revolución, dedicó su vida a la mejora de las oportunidades educativas para los trabajadores y campesinos, por ejemplo, sus incansables esfuerzos por hacer bibliotecas a disposición de toda la población.
Constanza Markievicz
Constanza Markievicz fue una revolucionaria anglo-irlandesa, nacionalista, sufragista, socialista y miembro del partido político Sinn Fein y Fianna Fáil. Ella participó en los esfuerzos por la independencia de Irlanda, incluyendo la sublevación de Pascua en 1916, donde tuvo un papel protagónico. Durante ese episodio fue herida por un francotirador británico antes de ser forzada a rendirse. En consecuencia, fue la única mujer entre los 70 presos que se encontraban en régimen de aislamiento.
Fue entonces condenada a muerte, pero finalmente perdonada por ser mujer. El fiscal afirmó que llegó a suplicar: “Sólo soy una mujer, no se puede disparar a una mujer.” Sin embargo, los registros de ensayos históricos dicen que en realidad dijo: “Realmente creo que su calaña tuvo la decencia de pegarme un tiro”.
Constanza fue una de las primeras mujeres en el mundo en conseguir una posición ministerial (Ministra de Trabajo de la República de Irlanda, 1919-1922) y fue también la primera mujer elegida para la Cámara de los Comunes en Londres (diciembre de 1918), una posición que fue rechazada debido al fracaso del partido político irlandés, el Sinn Fein.
Petra Herrera
Durante la Revolución Mexicana, las mujeres combatientes, conocidas como soldaderas, iban a la batalla junto a los hombres, a pesar de que a menudo eran víctimas de abusos. Una de las más conocidas fue Petra Herrera, quien se disfrazó de hombre y llegó a ser llamado “Pedro Herrera”. Estableció su reputación demostrando un liderazgo ejemplar (como la voladura de los puentes) y terminó “siendo” una mujer.
Ella participó en la segunda batalla de Torreón, el 30 de mayo de 1914, junto con otras 400 mujeres, llegando a ser aclamada ganando todo el crédito por la victoria en la batalla. Desafortunadamente, Pancho Villa no estaba dispuesto a dar ese crédito a una mujer y no la promovió a “generala”. En respuesta, Petra dejó las fuerzas de Villa y formó su propia brigada compuesta por mujeres solamente.
Nwanyeruwa
Nwanyeruwa perteneciente a una etnia Ibo de Nigeria, fue responsable de una guerra corta, que generalmente se considera como el primer gran reto para las autoridades británicas en la costa este de África, durante el período colonial.
El 19 de noviembre de 1929, hubo una discusión entre Nwanyeruwa y un oficial del censo inglés, Mark Emereuwa por haberla enviado a “contar su cabras, ovejas y amigos.” Entendiendo que significaba que serían gravados (tradicionalmente, las mujeres no pagan impuestos), discutió la situación con otras mujeres.

Las protestas duraron más de dos meses. Cerca de 25 mil mujeres de toda la región participaron en las manifestaciones en contra de los cambios en las leyes fiscales y del poder ilimitado de las autoridades. Al final, la posición de la mujer ganó, porque las autoridades británicas abandonaron sus planes de impuestos y la renuncia forzada de muchas autoridades del censo.
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.




En Bolivia:








 


Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en