Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

CONALCAM debe ser el fiscalizador para que este proceso no se desvíe

Entrevista a Víctor Quispe
Víctor Quispe, Secretario Ejecutivo de la Confederación Nacional de Trabajadores Fabriles de Bolivia, integrante de la Coordinadora Nacional por el Cambio (CONALCAM), respondió a las consultas de La Época sobre el rol que debe cumplir esta organización en la construcción del Estado boliviano y la propuesta de repostulación presidencial.
La Época (LE).- ¿Qué opinión le merece el comentario realizado por el presidente Evo Morales en cuanto a qué la CONALCAM está un paso adelante del gabinete de ministros?
Víctor Quispe (VQ).- La postura del Presidente se debe al reconocimiento del alcance social que tiene la CONALCAM, en la que se van discutiendo temas políticos, sociales, que se dan a conocer directamente al Presidente de manera inmediata. Ve que el análisis político que hacemos tiene un alto valor social.
LE.- A modo de antecedente y para que los lectores de La Época la conozcan, ¿qué es la CONALCAM?
VQ.- La Coordinadora Nacional por el Cambio (CONALCAM) ha sido formada en el 2007, cuando se inició este proceso de cambio, a la cabeza del compañero Evo Morales. Formamos parte las organizaciones ligadas a la Central Obrera Boliviana (COB), todos los sectores sindicalistas, pero también sectores que no están afiliados a la COB como CONAMAQ, juntas de vecinos, microempresarios y otros sectores que tienen un alcance social importante.
CONALCAM se reúne y se funda para poder coordinar diversos temas enmarcados en el proceso de cambio que llevamos adelante. Todas aquellas virtudes o errores cometidos se los discute al interior, más que todo para proteger este proceso de grupos opositores pro neoliberales, como Samuel Doria Medina y otros, que pretenden hacer ver que el proceso de cambio que vivimos actualmente no tiene un trasfondo social y que en lugar de ello es una dictadura.
CONALCAM expresa la serie de temas sociales que los trabajadores y que toda la población civil tiene para hacerle conocer al compañero Presidente.
LE.- ¿Qué opinión le merece la diversidad de voces al interior de la CONALCAM?
VQ.- Existen muchos representantes de sectores sociales que hablan a nombre de su sector, hablan a nombre del pueblo boliviano y reflejan justamente la realidad que estamos viviendo: el antes y el después.
Lo que se ve en la CONALCAM es la pluralidad. Por ejemplo, podemos escuchar a representantes de los adultos mayores. Con esa vasta experiencia que tienen, hacen conocer a los diferentes sectores sus vivencias. A nosotros nos parece algo acertado todo esto ya que podemos intercambiar criterios, tanto sindicalistas como los que nos son parte de la COB, lo que hace que el debate interno sea mucho más rico, al mismo tiempo que vemos la realidad de otros sectores y nos preguntamos conjuntamente cómo queremos una Bolivia plurinacional bien representada.
LE.- El pasado martes 1 de septiembre, la CONALCAM decidió respaldar una nueva postulación de Evo Morales al cargo de presidente para las elecciones nacionales de 2019. En los siguientes días enviarán al Congreso un proyecto para la modificación de la Constitución para hacer posible ello. ¿Por qué se asumieron la decisión de apoyo a la repostulación del presidente Morales?
VQ.- Entendemos que a casi 10 años del proceso de cambio se ha visto el liderazgo del compañero Morales en Bolivia. No es la CONALCAM ni los que representamos los diferentes sectores, sino el pueblo boliviano, quien ve al compañero Evo Morales como la esperanza de que Bolivia siga progresando, desarrollándose.
La CONALCAM lo único que ha hecho es oír y discutir lo que esas voces del pueblo exclaman: si se va Evo Morales nuevamente estaríamos ingresando a una nueva época neoliberal donde los derechistas, que ahora no tienen el poder, quieran encaramarse. Esa es la razón principal por la que últimamente se han encargado de dañar la imagen del presidente.
Nosotros hemos visto por conveniente pedirle al presidente Evo Morales que repostule a lo que es la candidatura 2020-2025, porque su liderazgo debe seguir adelante. Tienen que construirse muchas obras, que cumplirse muchos aspectos en la marcha de Bolivia hacia su mayor desarrollo, y la CONALCAM ha propuesto precisamente todo ello.
No queremos darle el discurso a la derecha de que somos un conjunto de gente que no representa a nadie. Al contrario, somos representantes de muchos sectores, que está diciendo al pueblo “decidamos juntos”, en un referendo, la repostulación del compañero Evo Morales para las próximas elecciones.
LE.- ¿Qué debilidades ve al interior de la CONALCAM?
VQ.- La debilidad más importante que se pueden encontrar a momento es la falta de mayor consciencia ideológica por parte de algunos sectores porque no se ha hecho extensiva la socialización del proceso de cambio al interior de ellas. Eso debilita a algunos sectores pero no así a la CONALCAM en su conjunto.
Es como en cualquier otro sector. En la misma COB, dentro de sus organizaciones sindicales, existen sectores que debilitan a la COB por falta de un interés ideológico social, y eso mismo pasa en la CONALCAM. Eso siempre va a existir, pero creemos que el grueso de sectores ha profundizado esa socialización del proceso de cambio al interior de las mismas. Debemos fortalecer a los sectores débiles.
LE.- ¿Cómo considera en este momento la importante cuestión de la formación política?
VQ.- Justamente la formación ideológica y política es lo que en muchas organizaciones sindicales y sociales falta. Carecemos del debate político profundo para ver una sociedad boliviana con identidad propia, para no dejarse llevar por ideas neoliberales e imperialistas.
Este es un proceso de cambio que no se va a hacer de la noche a la mañana. Nosotros hemos vivido más de 20 años en un sistema económico muy cerrado como fue el neoliberalismo, que ha individualizado al boliviano. Ya no nos ha vuelto una clase en sí sino una clase para sí, y esa es la gran debilidad de muchos sectores. En la CONALCAM estamos tratando de fortalecer aquello empezando por las mismas discusiones al interior de la organización.
LE.- ¿Qué rumbos debe seguir la CONALCAM para consolidar los avances del Estado Plurinacional?
VQ.- Creemos nosotros que la CONALCAM tiene la visión de una Bolivia como la que ha soñado Marcelo Quiroga Santa Cruz, pero ello no se va a hacer de la noche a la mañana. Existen deficiencias ideológicas y políticas que deben ser solucionadas para que nuestra CONALCAM consiga a futuro los resultados esperados, constituyéndose en el bastón del proceso de cambio. Tenemos que ser los fiscalizadores para que este proceso no se desvíe.
LE.- Como representante del sector fabril, ¿qué papel cumple su sector en el proceso de cambio?
VQ.- El proceso de cambio que se está viviendo no es de un partido político. Eso lo hemos enfatizado desde el sector fabril. El proceso de cambio es de toda la sociedad boliviana. Se han perdido vidas en la lucha por tener un proceso que reivindique a la sociedad boliviana.
Como trabajadores, el 2013, después de varias riñas, discusiones y peleas con el gobierno nacional, hemos redefinido nuestras acciones tras comprender que lo que estábamos haciendo estaba fortaleciendo a sectores de derecha y dándole discurso. Por lo tanto, dijimos de las calles vamos al diálogo a aportar al proceso de cambio. Vamos a hacer conocer las falencias que tiene el sector fabril para ver cómo el gobierno puede apoyar y con ese apoyo fortalezcamos el proceso de cambio.
Desde 2013 las federaciones departamentales fabriles, mediante la Confederación, hemos hecho un reencuentro con el gobierno nacional en busca de la profundización del proceso de cambio en base a la Agenda Patriótica 2025.
El sector fabril se mantiene en este momento firme en la CONALCAM, firme frente al proceso de cambio. Nosotros lo hemos dicho, las cosas que se hagan bien nosotros las vamos a aplaudir, pero si vemos que las cosas empiezan a hacerse mal nosotros vamos a salir a protestar. El sector fabril está firme en ese sentido. Vamos a apoyar, pero si hay que reencauzar el proceso lo vamos a reencauzar como trabajadores en base al diálogo. De no ser escuchados también están las calles para ser escuchados. Ese es el sentir de los trabajadores fabriles.
 Entrevista realizada por Rider Jesus Mollinedo

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.




En Bolivia:








 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en