Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Golpe burgués-parlamentario en Brasil



Por: Daniel Araújo Valença
En el 18 de Brumario de Luis Bonaparte, mirando la Francia revolucionaria de su tiempo, Marx diseca el proceso en que la clase se ve en cuanto clase para sí y es capaz de presentar un proyecto político propio de sociedad y sociabilidad. Más aún, demuestra que la forma política de la era burguesa, la República y sus instituciones democráticas, se muestran por aquellas descartables en caso de ocurrencia de determinadas condiciones objetivas. Es lo que ocurre, en este momento, en Brasil, desde la necesidad de manutención de altas tasas de lucro y la unidad de acción de las diversas fracciones de la burguesía y oligarquía.
Juicio político contra Rousseff, primer paso
En Brasil, la extensión de los efectos de la crisis internacional del capital de 2008 llevó a la burguesía brasileña a exigir la reducción del coste de la reproducción de la fuerza de trabajo. Además, el descubrimiento del Pré-Sal –reserva más grande del mundo de petróleo en mar– y el intento del gobierno de reducir el interés y lucro del sistema financiero, produjeron una unidad de las burguesías de Brasil, bajo la inserción dependiente y sumisa en el capital internacional, desde 1989. Su proyecto fue derrotado en octubre de 2014. Pero, ¿cuál es la necesidad de urnas y democracia?
El mundo ha visto atónito la votación de aceptación del proceso de impedimento de la presidenta Dilma en domingo 17 de abril [1]. Allá, una vez más, en pleno siglo XXI, las clases dominantes demostraron que la democracia liberal y sus reglas permanecen válidas en cuanto sus intereses son atendidos. Con el apoyo de la FIESP –Federação das Indústrias do Estado de São Paulo–, de FEBRABAN – Federação Brasileira de Bancos– y del CNA –Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil–, una amplia mayoría parlamentaria ha demostrado lo que es la representación política de la elite de Brasil.
Invocando la palabra de Dios, sus familias y otros elementos de una narrativa fundamentalista y patrimonialista, el Sí contrastaba con una ruidosa minoría de izquierda que hablaron en defensa de la democracia, de los derechos de la clase trabajadora y en denuncia de la cuadrilla que se formó en el Parlamento. Además, en uno de los momentos más infames de la historia de Brasil, al proclamar su voto, el parlamentario de derecha y fascista Jair Bolsonaro, dice: “dedico mi voto al Coronel Ustra, el pavor de Dilma”. Ese militar fue un sanguinario dictador que asesinó más de 50 personas y torturó centenas durante la dictadura militar brasileña, incluyendo a la actual presidenta. Sin embargo, murió sin nunca haber respondido por sus crímenes. La votación fue algo tan descarado que muchos de los que defendían el impedimento se quedaron con vergüenza.
Investigación senatorial, segundo paso
Ahora el proceso está en una comisión especial del Senado. El gobierno sufrió su primera derrota con la elección de Antonio Anastasia para la relatoría. Éste es del partido y del departamento de Aécio Neves, candidato opositor derrotado en 2014. Una vez más, un nombre clave en el impeachment está envuelto en corrupción: Anastasia es acusado y ya tuvo bienes bloqueados por la justicia.
Después del proceso de la comisión senatorial el proceso debe pasar al plenario del Senado. Por mayoría simple, con 41 de los 81 votos de los senadores, la presidenta puede ser alejada del puesto 180 días, mientras se da curso a la investigación acusatoria. Entonces, el Vicepresidente puede tornarse presidente y el Supremo Tribunal Federal pasa a conducir el proceso de impeachment. Luego de los 180 días ocurre la votación final y la derecha necesita de 2/3 del senado para aprobar el apartamiento definitivo de la Presidenta.
Pero no sólo de flores viven los golpistas. Después de la votación varios actos corroboraban la narrativa de que una cuadrilla en el Parlamento estaba juzgando a una mujer presidenta honesta. Una diputada que dedicó su voto a su pareja lo vio detenido al día siguiente, por corrupción. El relator del proceso contra Dilma tuvo sus cuentas electorales reprobadas por el Tribunal Electoral. El gran líder del proceso de impeachment, diputado Eduardo Cunha, conocido por las denuncias que en su contra hizo el Ministerio Público de Suiza por cuentas secretas en aquel país, tuvo contra sí nuevas denuncias de corrupción.
Apoyo popular a la primera mandataria
En una nueva encuesta la Presidenta alcanza tres veces más popularidad (25%) que su Vicepresidente conspirador (8%). La mayoría cree que el impedimento no es la solución para Brasil. Además, la mayoría, en caso de nuevas elecciones, votaría por Luiz Ignacio Lula da Silva, pese a toda la persecución de los medios empresariales de comunicación y de sectores de derecha del sistema de justicia sobre su persona.
La gran novedad es que, por un lado, hay un realineamiento y unidad de las izquierdas construida en las calles, mediante la solidaridad en la lucha, alrededor del Frente Brasil Popular y Frente Povo Sem Medo. De otro, la fuerza de la derecha junto a la opinión pública ha disminuido considerablemente. Hoy el golpe de Estado es visiblemente parlamentario y patronal.
He dicho en otro momento que Brasil entrará en su punto de bifurcación. La derecha intentará el derrumbe del gobierno, la persecución de Lula, del PT y toda la izquierda. Para ella, solamente un gobierno contra los trabajadores y de criminalización de la izquierda es posible para garantizar algún nivel de gobernabilidad. Sería algo aún peor que el gobierno neoliberal de la década de 1990.
Por su parte, para las izquierdas, el único camino es la máxima unidad con fines de garantizar el gobierno de Dilma, la constitucionalidad y democracia. En caso de victoria el gobierno debe volverse a las reivindicaciones populares y, con presión en las calles, sobrevivir a un congreso hostil al pueblo. En caso de pérdida en la votación del impeachment, la izquierda va a salir del gobierno pero con mucha fuerza y legitimidad. El nuevo gobierno ilegal e ilegítimo no tendrá ni un día de descanso. Va haber muchos paros, huelgas y lucha. Las elecciones locales de 2016 serán la oportunidad de denunciar el golpe y hablar directamente con la población desde los medios de comunicación.
En estos momentos, el apoyo internacional –estatal y popular– al orden democrático en Brasil es fundamental.


* Profesor de Derecho en la Universidade Federal Rural do Semiárido y militante del Partido de los Trabajadores (PT).
1 Para un análisis histórico del proceso he publicado: “América Latina y la lucha de clases: reflexiones sobre el presente de Brasil” (disponible en http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com.); “Crisis política brasileña: Riesgos a la democracia” (disponible en http://www.la-epoca.com.bo); “Brasil: la posibilidad de la salida de la crisis por la izquierda (disponible en http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com.) y “En Brasil se juegan los destinos de la Patria Grande” (http://www.la-epoca.com.bo).

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

El mapamundi actual miente

Por: Xavier Albó El mapamundi que está y se mantiene en todas nuestras escuelas y unidades educativas es mentiroso y deliberadamente colonizador. Y con ello, tiene efectos mucho más nefastos y generalizados que el reloj dextrógiro que estaba en el Parlamento y que la Cancillería ya ha cambiado por otro levógiro, como sin duda correspondería al hemisferio Sur. Los relojes digitales sin agujas ya no necesitan tal revisión. Cuando el geógrafo Mercator hizo esa proyección bidimensional de una realidad tridimensional y curva a solo dos dimensiones planas, tuvo una gran aceptación porque permitía reducir a planos universales la longitud y latitud con relación al globo terráqueo. Aplicada a niveles muy locales, esa proyección no tiene problemas; pero cuando se lo utiliza para todo el mundo, introduce distorsiones totalmente inaceptables y que, con nuestros actuales conocimientos y tecnologías, ya resultan simplemente mentirosos y neocolonialistas. Resume Eduardo Galeano: “El mapamu

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás