Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

¿Ruptura de la COB con el Gobierno?


Por: Rafael Puente
A partir de la crisis de Enatex  el gobierno de Evo Morales, el gobierno del cambio, el gobierno del pueblo, el gobierno de los trabajadores  está a punto de enajenarse el apoyo de la Central Obrera Boliviana (COB), una ruptura que tendría un preocupante significado simbólico.
Adelantemos que la COB no es la de antes. En realidad, era sujeto central del viejo modelo nacionalista nacido en 1952; ahí sí jugaba un papel decisivo y no olvidemos que su fuerza fundamental era la Federación de Mineros. Hoy dicha federación se encuentra sustancialmente disminuida (no podía ser menos con la minería en manos privadas y cooperativizadas), por lo que la COB ya no es un actor decisivo. Pero sigue siendo un actor significativo al que no se puede ignorar. En la COB siguen estando los trabajadores fabriles -en este momento los más agredidos y los más descontentos-, como siguen estando muchos otros con fuerte capacidad de movilización (como por ejemplo el magisterio).
Pues bien, esa COB había llegado a establecer un pacto de unidad con el actual gobierno -cosa que nunca había hecho en su historia- convencida de que el gobierno de Evo sí es el gobierno del pueblo en general y de los obreros en especial. Y ahora ese pacto -que en su momento había sido objeto de críticas por dirigentes y analistas que lamentaban su pérdida de independencia- corre peligro de romperse. Dicha ruptura no significaría una crisis para el Gobierno, pero no dejaría de tener un preocupante valor simbólico. Veamos por qué.
Quedaría a la vista una innegable inconsecuencia de nuestro Gobierno en lo que se refiere al trato con la población trabajadora. No puede ser que se deje repentinamente sin trabajo a más de 800 personas y que se considere que con pagarles su finiquito está todo resuelto. El finiquito es un derecho de por sí. La estabilidad laboral es otro derecho.
Quedaría a la vista que la vocación productiva de este Gobierno y de este proceso de cambio ha fracasado, y que la producción sería nomás una tarea de la empresa privada (cuyas históricas limitaciones conocemos de sobra, de ellas nació Enatex). Además, la creación de dicha empresa fue iniciativa del actual Gobierno y es responsabilidad suya que haya llegado a quebrar (entre otras cosas por la libre importación de textiles y por el prácticamente libre contrabando).
Se vería seriamente dañada la credibilidad del Gobierno. Y a estas alturas está sobre el tapete del ridículo la declaración del Ministro de Trabajo cuando afirmaba que este año el índice de desempleo ¡bajará al 0,5 %! y que, por tanto, a ningún trabajador de Enatex le será difícil conseguir empleo. 
¿En qué país vive nuestro ministro? Podríamos darle datos abrumadores sobre el incremento permanente del desempleo en Bolivia. Por lo demás, ¿cómo va a mejorar la tasa de empleo si para empezar estamos permitiendo que las poderosas empresas chinas que vienen a trabajar en nuestro país se traigan sus trabajadores desde la China (para poder superexplotarlos impunemente, de una manera que no les sería posible con obreros bolivianos)? A lo mejor es por ese deprimente perfil que muestra el Ministro de Trabajo que el Gobierno prefiere que su representante para dialogar con la COB no sea él, sino el Ministro de Educación…
Pero el valor simbólico se concentraría en el hecho de que nada menos que la COB estaría desahuciando el carácter popular de nuestro actual Gobierno, que en este momento lo que necesita es más bien recuperar credibilidad y dejar de padecer permanentes movilizaciones sociales (de una intensidad y frecuencia mucho mayores que en los diez años anteriores). Y añadamos, de paso, que acusar a la COB de estar obedeciendo consignas de Doria Medina es una falta de respeto (a la COB), a la vez que  una sobrevaloración de la capacidad política de dicho empresario opositor; y, en todo caso, una forma poco hábil a la hora de negociar…
¿No será que estamos a tiempo de recapacitar, de dialogar sin condiciones previas y de recuperar la confianza de la COB? Ojalá.
El autor es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba 

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

El mapamundi actual miente

Por: Xavier Albó El mapamundi que está y se mantiene en todas nuestras escuelas y unidades educativas es mentiroso y deliberadamente colonizador. Y con ello, tiene efectos mucho más nefastos y generalizados que el reloj dextrógiro que estaba en el Parlamento y que la Cancillería ya ha cambiado por otro levógiro, como sin duda correspondería al hemisferio Sur. Los relojes digitales sin agujas ya no necesitan tal revisión. Cuando el geógrafo Mercator hizo esa proyección bidimensional de una realidad tridimensional y curva a solo dos dimensiones planas, tuvo una gran aceptación porque permitía reducir a planos universales la longitud y latitud con relación al globo terráqueo. Aplicada a niveles muy locales, esa proyección no tiene problemas; pero cuando se lo utiliza para todo el mundo, introduce distorsiones totalmente inaceptables y que, con nuestros actuales conocimientos y tecnologías, ya resultan simplemente mentirosos y neocolonialistas. Resume Eduardo Galeano: “El mapamu

Premiar el trabajo, no la riqueza

Informe de desigualdad de Oxfam Para poner fin a la crisis de desigualdad, debemos construir una economía para los trabajadores, no para los ricos y poderosos. En 2016, el grupo Inditexa, al que pertenece la cadena de tiendas de moda Zara, repartió dividendos por valor de cerca de 1.300 millones de euros al cuarto hombre más rico del mundo, Armancio Ortega. Stefan Parsson, hijo del fundador de H&M y que ocupa el puesto 43 en la lista Forbes de las personas más ricas del mundo, recibió 658 milones de euros en concepto de dividendos el año pasado. Anju vive en Bangladesh y trabaja confeccionando ropa para la exportación. Suele trabajar 12 horas al dá hasta muy tarde. A menudo tiene que saltarse comidas porque no ha conseguido suficiente dinero. Gana poco más de 900 dólares al año. El año pasado, el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones alcanzó su máximo histórico, con un nuevo milmillonario cada dos días. En este momento hay 2.043 milmillonar

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás