Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Biocidio


Por: Verónica Córdova
Un anciano yatiri de 76 años y su sobrino de 21 años fueron remitidos a la cárcel de Cantumarca en Potosí por el delito de biocidio. Resulta que los encontraron sacrificando a un cachorro como parte de un ritual para curar a la esposa enferma del muchacho. Para los defensores de los derechos de los animales, este caso sienta un precedente importante para evitar que se sacrifique la vida y el bienestar de los animales por razones culturales o religiosas.
¿Y qué decimos del sacrificio animal para la ciencia o la alimentación humanas? ¿Cómo se crían los pollos o los cerdos y cómo se faena a las vacas o se asesina a las truchas para que lleguen a nuestra mesa? ¿Cómo se sacrifica o tortura a los monos, las ratas y los conejos para testear en ellos drogas y procedimientos médicos? ¿Vale la pena sacrificar un animal para asegurar la sobrevivencia de una persona? Es probable que el anciano yatiri potosino y su joven sobrino hayan creído que la respuesta a esta última pregunta haya sido sí (como creen científicos y ganaderos en todo el mundo).
Hay que preguntarse cuán enferma está una sociedad en la que un esposo desesperado tenga que acudir al sacrificio de un cachorro para salvar la vida de su esposa. Es probable que la falta de recursos o de acceso al sistema de salud público haya llevado a ese joven a acudir a su tío curandero. Pero también puede ser (no lo dice la noticia publicada sobre el caso) que el muchacho haya actuado guiado por la fe, como lo hacen a diario cientos de creyentes evangélicos que ponen su salud en las manos curativas de Cristo y del pastor de turno.
Sin embargo, la noticia sí menciona la advertencia que hizo la autoridad a la población de no dejarse engañar con este tipo de rituales. ¿Qué diferencia hay entre una misa de sanación que se hace en los templos del ritual de un yatiri? ¿Es una religión más digna de respeto que la otra? ¿Es una forma de fe más valiosa o menos engañosa que la otra?
Claro que se dirá que en uno de los rituales no se está violando ninguna ley, ni se está sacrificando ningún cachorro. Y es cierto. Lo triste del caso es que una familia marcada por la enfermedad debe ahora lidiar con un problema adicional: el esposo de la muchacha enferma y su tío yatiri están ahora presos. La ley dispone de una pena de dos a cinco años de cárcel para las personas que maten a un animal con ensañamiento o por razones fútiles. ¿Qué motivo es fútil, me pregunto yo? ¿Cuántos perros vemos aplastados en las carreteras porque los choferes no consideraron que la vida de un animal se merecía disminuir la velocidad o apretar el freno? ¿Qué es ensañamiento, me pregunto yo? ¿Cuántos pollos nos hemos comido que han vivido una vida completa de tortura, encerrados en jaulas donde no pueden ni estirar las alas, engordados a base de hormonas y de impedirles moverse ni para tomar agua? ¿Cuántas veces hemos visto ovejas amarradas en la parrilla de un minibús, y vacas o cerdos apilados en camiones, transportados de pie, sin alimento ni agua a veces por varios días?
No pretendo defender el sacrificio animal, no estoy abogando por el veganismo ni criticando la ley en defensa de los animales que era muy necesaria y que, este caso nos muestra, está empezando a ser implementada. Lo que me da pena es que, como siempre sucede, solo se cumplen las leyes cuando afectan a los que tienen menos influencias. Lo que me indigna es que justamente una familia pobre y desesperada es la que deba servir de precedente, la que nos sirva para demostrar cómo en nuestro país a los animales se los respeta, y cómo somos de hipócritas.
La autora es cineasta
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp
Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en