Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Haarp ¿Guerra Geo-Ambiental?



Por: José Carlos Condori

Preocupado por la gran cantidad de desastres ocasionados por la naturaleza en diferentes países del mundo, que sin lugar a duda es en gran parte por la presión que está ejerciendo la humanidad sobre el planeta, quiero abordar un tema no muy conocido en el cotidiano vivir: La manipulación del medio ambiente.
 
En el año 1944, durante la segunda guerra mundial, los neo-zelandeses en su intento de eliminar a Japón, intentaron elaborar una maquina para provocar tsunamis artificiales. En aquel momento, el australiano Thomas Leech, de la Universidad de Auckland, dirigió un proyecto de investigación, titulándolo: “Project Seal”, el cual realizó varios experimentos (1944-1945) en “Whangaparaoa”(Nueva Zelanda). 
 
Estados Unidos, en la misma época, manifestó su voluntad de trabajar en el mencionado proyecto, nombrando responsable de conexión al Dr. Karl T. Compton - Director del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT); institución en la cúspide de la pirámide de las investigaciones que abracaba también con investigaciones climatológicas, fármacos, servicios de tecnología e información, entre otros.
 
La guerra de Vietnam (1955-1975) fue el perfecto escenario del desarrollo armamentista, insertándose en la carrera las armas químicas, nucleares y la duda de prácticas sobre manipulación del clima pero: ¿Por qué la duda de manipulación del clima? En 1976, norteamericanos y soviéticos, acuerdan bajo la «Convención sobre la prohibición de utilizar técnicas para modificar el medio ambiente con fines militares u otros fines hostiles», la prohibición de ocasionar terremotos, tsunamis, trastornos de equilibrio ecológico, etc. Si no existiese el intento de manipulación del medio ambiente, ¿Qué razón tendría la firma de un acuerdo con dichas características?      
 
Antes de la firma del acuerdo de prohibición, los soviéticos, que habían iniciado las mismas investigaciones de manipulación del clima, poseían el proyecto Magnetohidrodinámica (MHD) – año 1975, con el objetivo de generar sismos de escala pequeña para alcanzar uno de gran escala. Dicho proyecto no alcanzo el grado de comprobación real ya que, al momento de separase la Unión Soviética, los Estado Unidos deciden comprar las investigaciones (1995).
 
Con la compra, la US Air Force (Fuerza Aérea Estadounidense), recluta a varios científicos rusos y construye un laboratorio en “Nizhim Novgorod” (Rusia) con la ambición de construir el arma más poderosa del mundo. Dicho proyecto es bautizado bajo el nombre: “Proyecto HAARP
[1] el cual propende, mediante tecnología de Pulso, Plasma y Sónico de impacto, la capacidad de provocar terremotos, maremotos, tsunamis, tornados, huracanes, inundaciones y en algunos casos, ataques de radiación.
 
Como arma bélica, el proyecto HAARP, utiliza el medio ambiente para la destrucción masiva, ocultando a los verdaderos responsables, sin dejar huella sobre lo acontecido ni pruebas que demuestren el delito de lesa humanidad. Lo único visible del Proyecto HAARP son los efectos multicolores en el cielo como muchos mencionan.  
 
El proyecto HAARP no utiliza solados, tanques, submarinos, aviones, u otro artefacto, tal y como estamos acostumbrados de ver al momento de cualquier invasión, haciendo de esta técnica una de las más hábiles para la eliminación humana y por supuesto imposición de condiciones socio-económicas y desestabilización. Bajo el proyecto: la lluvia, el granizo, la tormenta, los huracanes, los tornados, las sequias, los terremotos y los diluvios son herramientas más útiles en una política geo-ambiental antes que la guerra.
 
En 2010, Gueorgi Vasíliev, Fisico de la Universidad de Lomonosv de Moscu – Rusia, acusó al programa HAARP, como la causa de todos los cataclismos que han ocurrido en el mundo desde 1997. Dicha acusación, fue categorizada por el gobierno estadounidense de falta de sensatez; sin embargo, el propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund, asegura que su invento podría controlar el clima.         
 
A ello se suman las declaraciones del político de Alaska – EEUU, Nick Begich que junto a la periodista Jeanne Mannign, tras una investigación profunda, publican el libro "Angels don’t play this harp" (Los ángeles no tocan esta arpa), en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares. Begich afirma que el proyecto HAARP podría crear anomalías climatológicas sobre hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el científico alquimista de la electricidad Nikola Tesla, dando lugar a la utilización de ondas de baja frecuencia.
 
El gobierno de EE.UU. manifiesta tales declaraciones como: alucinaciones, falta de sensatez y teorías conspirativas. Cuando la realidad es distinta y en el escenario internacional aparecen un sinfín de informes sobre la posibilidad del proyecto HAARP y su desestabilización en regímenes democráticos.  Este fundamento es refrendado en el año 1999, cuando en Neo Zelanda desclasifican los archivos del “Proyecto Seal”, comprometiendo a investigadores ingleses y norteamericanos en la manipulación del medio ambiente.  
 
Pese a tantos reclamos sobre manipulación del medioambiente, el gobierno estadounidense se mantiene en su postura de que dicho proyecto está orientado a favorecer los avances en las radiocomunicaciones y los sistemas de vigilancia; sin embargo, ¿Por qué depende del ministerio de Defensa de EE UU? ¿Cuál la razón de los acuerdos firmados con la ex Unión Soviética?  
 
¿Pero qué efecto puede causar un desastre natural provocado? El efecto que ocasiona este proyecto, en campos agrícolas, zonas rurales, urbanas y altamente vulnerables, crea un daño económico-social-político en el Estado, ya que inmediatamente después de la catástrofe, los gobernantes asumen medidas de emergencia comprando medicamentos, importando alimentos, víveres; intentando reconstruir las ciudades derrumbadas, dejando de lado, por supuesto, la política natural de desarrollo. La total indefensión de un Estado, en muchas ocasiones, culmina con la posible intervención militar de “apoyo” humanitario, como lo sucedido en Haití en el año 2010 en el cual el contingente norteamericano envió tropas de seguridad estatal.           
 
Hoy en día, somos testigos, de las más espantosas tragedias naturales, desde tsunamis (Japón), huracanes gigantescos, terremotos continuos (Haití, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador), explosiones volcánicas, inundaciones (Pakistán), deslaves (La Guaira, Venezuela), altas temperaturas y poderosos incendios (Rusia y Cuba).    
 
¿Producto de la naturaleza? ¿Conspiraciones, alucinaciones y mentiras? Son elementos de los cuales cada uno tendrá que sacar sus propias conclusiones y prepararse.
 
 


[1] HAARP; (The High Frequency Active Auroral Research Program: programa de investigación de aurora activa de alta frecuencia).


Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp
Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales