Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Trabajadores de Red Uno 34 días de paro



Por: Wendy Pinto
Los trabajadores del Sindicato  de Trabajadores de Red Uno de Bolivia "Alianza Uno” de Santa Cruz  cumplieron ayer 34 días de paro indefinido y denunciaron  que hasta el momento el dueño de la empresa de comunicación, Ivo Kuljis, no atendió sus demandas y que por el contrario les inició un proceso judicial por la vía ordinaria.
"Lamentamos que se intente desconocer lo que ya está plasmado en la ley, en la Constitución Política del Estado; el laudo arbitral es la prueba de que nosotros como sindicato hemos agotado las instancias para que se pueda dar solución a nuestras  13 demandas, que son básicas”, dijo el secretario general de ese sindicato,  José Luis Patuy.
Ayer, un grupo  trabajadores de este canal de televisión,  con su ropa de trabajo, recorrió las calles de la ciudad de Santa Cruz con sus envases de lata para recolectar dinero y así mantener su causa, debido a que desde el 9 de septiembre la empresa dejó de pagarles el sueldo. "Nos han quitado el sueldo pero no el valor, vamos a continuar firmes en esta lucha”, aseguró Patuy.
Hace 18 meses un tribunal arbitral falló en favor de este sindicato y conminó a Kuljis a cumplir en dos días  las 13 demandas de los trabajadores. Sin embargo, el empresario no cumplió dicha orden y por el contrario inició una demanda en la vía ordinaria. El argumento de Kuljis es que el fallo del tribunal llevaría a la quiebra a su empresa, por lo que es imposible acceder al pedido.
En el pliego petitorio, los 23 trabajadores -que mantienen un paro indefinido- exigen estabilidad laboral, el cumplimiento de los derechos adquiridos,  vacaciones anuales, cumplimiento del horario de trabajo, pago de horas extras y extraordinarias con retroactividad, incremento salarial, apoyo institucional, refrigerio y almuerzo, seguridad industrial, y rechazo al acoso laboral.
Los trabajadores solicitaron atención a sus 13 demandas el año pasado, pero como no tenían un sindicato conformado su pliego no fue atendido. Acudieron al Ministerio de Trabajo y paralelamente realizaron los trámites pertinentes para obtener la personería jurídica.
Finalmente, el 25 de febrero lograron obtener la legalidad como sindicato y el laudo arbitral salió en  junio de este año. "A pesar de que el Ministerio de Trabajo notificaba a la empresa, ellos nunca se presentaron con sus abogados”, dijo Patuy.
El ejecutivo de  la Federación de Trabajadores de la Prensa de Santa Cruz, Peter Roca, lamentó la posición de Kuljis y afirmó que Alianza Uno tiene todo el respaldo de dicha entidad. "Tienen todo nuestro respaldo”, agregó
Ante la denuncia de Kuljis, el sindicato presentó una acción de indemnización y esperan que el empresario cumpla con el fallo. Asimismo, los próximos días se realizará un ampliado en la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, en el que analizarán la situación de Alianza Uno. "Exigimos las garantías necesarias para que cumplan nuestros derechos”, dijo Patuy.
FTPLP intenta la reincorporación en La Paz 
El ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz (FTPLP), Edgardo Vásquez, informó que al menos tres de los 11 trabajadores del matutino paceño La Razón -que fueron despedidos la semana pasada- realizan trámites para volver a este medio de comunicación.
El resto de los empleados no quiere volver a esa fuente laboral porque afirman que se vulneraron sus derechos.
"Estamos haciendo la representación de tres compañeros que van a ser reincorporados a su fuente de labor por disposición del Ministerio de Trabajo; estamos en trámites  para que se emita la citación respectiva para una primera audiencia en la que tiene que definirse la justificación de los retiros; en caso contrario, se tiene que proceder con la restitución mediante  una resolución ministerial”, afirmó el ejecutivo de la FTPLP.
La semana pasada, al menos 11 trabajadores del periódico La Razón fueron despedidos presuntamente sin justificación alguna, debido a un ajuste económico de la empresa.
Según los dirigentes de la federación, los trabajadores de este medio de comunicación manifestaron su preocupación, debido a que se anunciaron otros tres despidos, con lo que serían 14 trabajadores que quedarán cesantes.
No obstante,  esa "masacre blanca”, como la denominaron varios periodistas, se dio sin una "justificación convincente”, lo que llevó a la FTPLP a realizar un plantón en puertas de la agencia de La  Razón, en la calle Loayza, el 6 de septiembre.
Según el dirigente de la FTPLP, por el momento sólo intercederán por tres trabajadores despedidos, porque hay un grupo de indecisos y otro que no quiere regresar debido a los constantes maltratos de dicha empresa.
"Han dicho que no quieren volver porque están asqueados del maltrato, prefieren irse”, afirmó Vásquez.
Ayer, los abogados de  la FTPLP realizaron  la citación en coordinación con el Ministerio de Trabajo a la primera audiencia con la empresa, por lo que aún no se sabe  si estos tres empleados retornarán con todos sus beneficios.
Ese medio de comunicación  no es el único que sufrió un despido de trabajadores; una  situación similar se vivió en La Paz, con los periodistas de radio  ERBOL y radio Fides, aunque los trabajadores no denunciaron el hecho.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales