Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Pandillas juveniles


Por: Sarah Zubieta Vargas
“No cometas un error que se convierta en una marca para toda tu vida; estudia, trabaja y construye una vida con metas, el tiempo perdido es difícil de recuperar“
Una pandilla es la reunión de 7 o más personas que mantienen un vínculo estrecho e intenso, cuya relación se basa en el afecto mutuo, pero también es una banda con miembros que se organizan para realizar actividades delictivas en grupo.
La trama de las pandillas siempre estuvo y estará latente dentro de la sociedad, empezó a resaltar desde el incidente con Cartel Family (una pandilla juvenil paceña). El hecho es que no es la única pandilla juvenil en la ciudad de La Paz,  El Alto y en el resto del país. Es un problema preocupante para nuestra sociedad, inicialmente grupos de amigos empiezan a consumir bebidas alcohólicas, drogas y todo tipo de sustancias controladas, al mismo tiempo que comienzan a colocar una denominación al grupo que representan.
La iniciación o bautizo es muy variada de grupo a grupo, en algunos casos puede ser una pelea, recibir una golpiza, hacerse un tatuaje, cometer un delito, todo con el objeto de comprobar la lealtad al grupo.
Al transcurrir el tiempo el lazo de amistad se va haciendo cada vez más fuerte, esto se debe a las experiencias que van compartiendo día a día, con las primeras peleas contra otras pandillas que ocurren por ganar respeto o dominio en la zona. Por otro lado la mayoría de los delitos que se cometen son de bagatela, pero esto se vuelve más peligroso cuando cometen delitos de toda índole, por ejemplo: lesiones, hurtos, daño a la propiedad privada, consumo de bebidas en plazas, escándalos en vía pública.
¿Por qué se aferran los jóvenes a las pandillas?
Las causas son diversas, pero entre las más comunes en nuestra sociedad se encuentran los problemas familiares que tuvieron las personas en su adolescencia (11 a 16 años de edad) ya que es en esta etapa de su desarrollo que necesitan mayor atención por parte de sus padres, quienes lamentablemente se encuentran en jornadas mayores a las 8 horas para llevar el sustento diario a sus hogares sin poder pasar tiempo suficiente con sus hijos.
En zonas alejadas en las mismas ciudades el problema es más por necesidad económica, llegando los miembros de las pandillas a cometer delitos de hurto, robo, atracos y lesiones, y en el peor de los casos asesinatos.
Las consecuencias de estar involucrado en una pandilla son muchas: pueden llegar a sufrir lesiones, perder la vida o terminar en la cárcel.
Procedimiento policial y judicial
Cometer un hecho ilícito genera muchas consecuencias; primero, un arresto de 8 horas dependiendo si fue por riñas, peleas o escándalos en vía pública, aprehensión si es por acción directa o denuncia y dependiendo del delito puede darse la imputación formal y posterior audiencia de medidas cautelares. Otras consecuencias son los antecedentes policiales y penales que quedan en el registro de cada persona.
¿Estos hechos se denuncian?
La mayoría no, por temor a las represalias, y cuando se denuncian muchos de los casos terminan en una conciliación y desistimiento, o con resoluciones de rechazo o sobreseimiento porque la parte acusadora abandona el caso. En la menor pate de los casos siguen la vía judicial hasta lograr una sentencia.
¿Qué pasa después?
Después de un delito cometido por estas pandillas y que no es denunciado los deja con impunidad, que les permite seguir cometiendo hechos ilícitos. Si se los denuncia buscan la conciliación, pero ante la negativa de conciliar sigue un proceso que afecta a ambas partes, tanto a la familia de la víctima como a la de los agresores, porque ellos tienen que preocuparse por conseguir un abogado y dinero para pagar el daño causado.
Soluciones
Para combatir este problema social no basta dejar la responsabilidad en manos de la policía y del poder judicial. No creo que imponer penas sea la mejor solución, lo único que se logrará es contaminarlos en las cárceles, porque allí se juntarán con delincuentes más peligrosos, generándose un resentimiento ante la sociedad ya que en algunos casos llegan a ser víctimas en las cárceles.
 La solución tiene que empezar por el control en las familias, escuelas, colegios, instituciones estatales enfocadas en este tema; implementar mediante una ley políticas para adolescentes que tengan que ver con la rehabilitación y reinserción. Por ejemplo, podemos realizar talleres en los colegios y barrios, a cargo de psicólogos, trabajadores sociales y abogados, donde los jóvenes puedan manifestar sus problemas, expresarse con música, generar programas de ayuda social, trabajos comunitarios (servicio donado en favor de la sociedad)
Otra manera de contrarrestar el reclutamiento por las pandillas puede ser la implementación de charlas, talleres, conferencias, impartidas por los mismos pandilleros rehabilitados para concientizar a las nuevas generaciones. También pueden realizarse terapias de alto impacto, como simulacros de internación a una de las diferentes cárceles del país, para que conozcan esa realidad. Todo con el fin de guiarlos, ayudarlos y que no tengan que llegar a pasar experiencias lamentables que arruinen sus vidas porque son el futuro de nuestro país.
Tenemos que poner mayor interés en este tema de relevancia social para no lamentar más hechos ilícitos.
Propuesta
Trabajar un nuevo sistema penal juvenil, cuyas sanciones empleen las salidas alternativas y el principio de oportunidad, contemplando un catálogo amplio de sanciones, con penas no privativas de libertad, como la amonestación, la multa, reparación del daño, los servicios en beneficio de la comunidad (en el cual el juez determinaría horas de trabajo en un lugar público en beneficio de la sociedad con supervisión y custodia) y la libertad con medidas sustitutivas (prohibición de asistir a lugares donde vendan bebidas alcohólicas, tener un horario de estudio y trabajo bajo supervisión de padres o un tutor que figure como un garante, etc). Al incumplimiento se ejecutaría la revocatoria, además, se diseña un sistema de cumplimiento y revisión de las sanciones, así como una rigurosa regulación de las consecuencias de sus quebrantamientos.
El servicio comunitario puede ser una sanción reparadora que vincule la naturaleza del servicio con el delito a ser sancionado, puede ser una sanción positiva que despierte responsabilidad por sus actos y, puede reducir la carga del sistema carcelario.
Y tendría que evaluarse a qué tipo de ilícitos se implementarían estas sanciones, excluyendo su aplicación de aquellas que por su gravedad deben tener mayor sanción como en el caso de asesinatos o violaciones.
Todo con el objetivo de buscar la rehabilitación y la reinserción social de nuestros jóvenes.

Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales