Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

¿Una ley para la desertización de Cochabamba?


Por: Rafael Puente
Lo que nos faltaba: encima de que Cochabamba -la ciudad y el valle- hace decenios que se va desecando (se acaban las vertientes, se acaba el agua subterránea, aumenta cada día la población y, en estos momentos, hay incluso edificios enteros que tienen que comprar agua a las famosas cisternas), encima ahora el diputado Gutiérrez, de la propia Cochabamba, presenta al Ejecutivo un proyecto de ley del  Parque Nacional Tunari a partir de la cual ese parque acabará de desaparecer.
El mencionado proyecto de ley arranca de un diagnóstico correcto: la Ley del Parque Tunari nunca se cumplió; constantemente se produjeron nuevos asentamientos ilegales, tanto individuales como colectivos; en flagrante violación de la ley se llegó a autorizar una urbanización de lujo (las Lomas de Aranjuez). ¡El resultado hasta hoy son 25 urbanizaciones y OTBs, y 30 mil personas viviendo en dicho parque nacional! En dicho diagnóstico se maldice de los loteadores, siempre presentes y siempre impunes en el parque, y, sin embargo, se decide nombrar "guardianes naturales” del Parque a los mismos loteadores y a sus clientes, que se vienen esmerando -hace ya más de medio siglo- en destruirlo…
Ahora bien, una característica de este parque, que lo diferencia de otros, es que en su creación se plantea como de vital importancia mantener la infiltración y flujo de aguas superficiales que permitan la conservación de las aguas subterráneas de los valles Central y Bajo de Cochabamba, aguas que, como decíamos, se están perdiendo constantemente (entre otras causas por el deterioro del Parque Tunari). Y ahora, con el actual proyecto de ley, se pretende consumar la desertización del valle. 
De hecho, el proyecto de ley permite expresamente la quema controlada, el uso de los recursos forestales, el aprovechamiento de áridos -¡se menciona la piedra caliza, y los "minerales” en general!-, la construcción de viviendas y caminos, obras de infraestructura para educación y salud, y "obras y proyectos” en general. Es decir, la urbanización pura y simple del Parque Tunari (y por tanto su desaparición).
El argumento fundamental es que esas decenas de miles de personas que viven actualmente en el parque "tienen derecho” a recibir servicios de agua, electricidad y alcantarillado, o sea que tienen derecho a beneficiarse de su violación de la ley. Por tanto, tienen derecho a acabar de destruir un parque convirtiéndolo en urbanización… 
Cierto que a continuación se prohíbe terminantemente más asentamientos, pero esto resulta ridículo (a la vez que indignante), ya que tras comprobar que la ley del Parque Tunari nunca se cumplió (pese a la prohibición y a la inexistencia de servicios), ahora se cree que se va a cumplir ofreciendo más alicientes para su violación.
Decididamente, ese proyecto de ley huele a negociado. De hecho se habla de 310 hectáreas de parque y se sabe que el precio mínimo del metro cuadrado de tierra en dicha área anda por los 30 dólares; por tanto, hay nada menos que 93 millones de dólares para repartirse…
Por lo demás, la ley va acompañada de un plan de manejo que tiene la aprobación de todas las autoridades competentes -y el cinismo de empezar citando a don Jorge Alejandro Ovando Sanz- y que, tras un lenguaje y unos datos de gran nivel técnico, en el fondo viene a viabilizar la aplicación de la ley.
Que detrás de toda esta jugada estén Víctor Gutiérrez y Efraín Chambi -ambos procedentes de la NFR- es fácilmente comprensible. ¿Pero qué hace nuestra Secretaria Departamental de la Madre Tierra? ¿Y qué hacen nuestro Ministro de Planificación y nuestra Ministra de Medio Ambiente y nuestro Vicecanciller? ¿Son conscientes de que no sólo están acabando con un Parque Nacional -lo que a estas alturas ya no sorprende a nadie-, sino que, además, están condenando a Cochabamba a la desertización irreversible? (Y no me vengan con Misicuni -el Plan de Manejo lo llama Miscicuni-, porque dicho proyecto viene a resolver el problema del agua potable para Cochabamba y no el de mantener zonas de infiltración para la humedad del Valle).
Todavía estamos a tiempo de recapacitar, aunque personalmente no me hago muchas ilusiones… ¡Pobre Cochabamba, siempre atacada por sus propios hijos!
El autor es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales