Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Escasez de agua en la ciudad de La Paz


Por: Esteban Ticona Alejo

Desde el miércoles, la ciudad de La Paz cuenta con un nuevo interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) y con otro director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS). Está en sus manos lograr políticas de emergencia y paliativos hasta restablecer el normal abastecimiento del vital elemento a los 92 barrios afectados. Sin embargo, este error garrafal cometido por las anteriores autoridades de las instituciones mencionadas deviene por no saber planificar y tratar de reaccionar solo cuando el problema se presenta, a pesar de que éste se avizoraba desde hace varios años. Desidia que nos invita a los ciudadanos de a pie a sugerir soluciones alternativas a mediano y largo plazo.

Desde la memoria oral de los pueblos andinos sabemos que la escasez de agua no es nueva, a la cual se ha sumado ahora el calentamiento global. Sabemos que la clasificación occidental de tiempo no funciona. De acuerdo con la visión andina, estamos en la lapaka o tiempo muy seco, aunque éste se retrasó, pues el calorcito que sentimos estos días suele llegar en la época de Todos Santos.

Nuestra Constitución Política del Estado, en su artículo 16, parágrafo I, dice: “Toda persona tiene derecho al agua y a la alimentación”. Y precisamente este artículo ha sido flagrantemente violado por EPSAS y por la AAPS. ¿No le corresponde a la Fiscalía iniciar de oficio un proceso a los responsables del racionamiento extremo del agua? Hasta ahora ninguna autoridad jurídica se ha pronunciado al respecto. Supongo que pretenden deslindarse de su obligación de defender a la sociedad. Al respecto cabe recordarles que el racionamiento extremo de agua conlleva varios riesgos, como la proliferación de enfermedades gastrointestinales, el cólera, etc. Incluso la ciudad de Chuqiyapu marka puede quedar con menos habitantes de los que tiene, pues, después de esta catástrofe en la zona Sur, quedarán muy devaluados los precios de las casas y los departamentos. ¿Quién querrá vivir en lugares donde no hay el líquido elemento, cuyo acceso está “garantizado” por nuestra Constitución?

Hoy se habla de organizar una cumbre del agua. Dicho evento tendrá sentido cuando se tomen políticas y acciones concretas, pues, caso contrario, resulta inútil gastar esfuerzos y recursos financieros. También es preciso generar políticas de cómo construir reservorios y acceder al agua en el futuro. Hoy se piensa mucho en la labor de los ingenieros hídricos (buscando aguas subterráneas, etc.) y eso está muy bien; pero creo que esta labor no solo les corresponde a ellos. Los arqueólogos también podrían dar otras luces y contribuir con soluciones diferentes a las tradicionales. Por ejemplo recuperando la memoria oral del agua, a fin de acceder a la tecnología desarrollada en el mundo andino que permitió a los urus, aymaras y quechuas acceder al líquido elemento durante las sequías prolongadas. Por caso, se podría captar agua mediante qhuchas (atajados) en la época de lluvias. Incluso en el mundo urbano resulta imperioso aprender cómo acopiar agua de lluvia para luego utilizarla en el consumo diario. También es importante la educación. La Paz no debería ser la misma después de esta crisis. Es decir, el despilfarrando de agua cotidiano, con duchas prolongadas y el lavado de autos con mangueras, etc.; así como durante el Carnaval (época en la que los jovencitos de la zona Sur manifiestan su violencia echando globos mientras los adultos arman fiestas y mojasones) debe acabarse. Pero urge también controlar el gasto de agua en las industrias y al vez forestar Chuqiyapu marka con árboles andinos para que gasten menos agua. En fin, toda esta tarea pasa por la educación. Umawa q’al wañkatxi, lapaka pachaxa t’aqhisiyaruwa irpaskistu.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales