Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Amayapampa, 20 años


Por: Jorge Mansilla Torres

A los juglares nos toca contar historias reales con palabras remendadas y versos artificiales. Tengo un nudo en la garganta siempre que nombro el destino de las riquezas mineras en el norte potosino. Haré un relato salobre de la matanza que ha sido contra la gente más pobre sobre el suelo enriquecido.

Lugar: ayllu Chayantaka. Fecha: día 22, diciembre 96. Testigos: la tarde y Dios. Historia sucia del oro, sepamos antecedentes por el honor de la sangre de veinte indios inocentes. Dos familias de croatas que usurparon yacimientos a los pueblos lugareños con prepotencia y con cuentos revendieron ese bien, negociantes saltimbanquis, a la Canadian Da Cappo y Vista Gold de los yanquis. Charanguito bien punteado andá a avisar que aquí cerca en Capasirca y Amaya la gente se ha puesto terca.

Un SOS míster presidente Goni Sánchez de Lozada, y Cárdenas, señor vice de la patria rematada: envíen tropas, recuerden: somos polvo de sus lodos. Ni laymes ni jucumanis acatan el Plan de Todos. Con urgencia una ordenanza fue enviada al general que se puso firme y dijo: ¡Es su orden, mi capital! Se desplegaron soldados de La Paz, de Potosí, de Oruro, como a una guerra. No me contaron, lo vi.

Antes de la Nochebuena, reyes magos del azoro quemaron incienso y mirra en el pesebre del oro. Detrás de Uncía y Chayanta, como si fuera una rampa, la soldadesca tendió la muerte como una trampa. A los que escupieron fuego ni se les movió la cara, en Capasirca mataron como si a nadie importara.
La muerte bailó su tinku como en el 65, como en San Juan, en Tolata… igual y un poco distinto. Los rángeres y los jach’us para matar son expertos; mi hermano Hugo me avisa que ya son 18 muertos. Si quieren más referencias del sangriento sucedido por la Radio Pío XII la historia no se ha perdido. Charango k´alampeadito, airampo de color fino: vivir es morirse al tiro en el norte potosino.

Esa historia la escribí hace 20 años atrás; luego vinieron las bravas guerras del agua y del gas. Rebelión de Amayapampa, la primera en sus cabales contra la venta privada de recursos naturales. Nada dirá el Comité Cívico Potosinista, ahogado en la oposición desmemoriada y autista.

Los culpables siguen vivos. Eran movis, adenistas, y sus cómplices impunes, caray, hoy son analistas. Hay que verlos en los medios, dolidos por el proceso de cambio, se victimizan mostrando el alma hasta el hueso. Se lucen opositores los miristas y emebelos, burdos neoliberales que hacían tragar anzuelos. Ya quisieran que se olvide, de golpe o de sobresalto, las masacres de Senkata, Villa Ingenio o la de El Alto. Hablan de la corrupción con exceso de exabruptos, pese a que van a prisión los traidores y corruptos. Quisieran ver muerto al Evo para aplomar sus desplantes, asaltando las reservas como acostumbraban antes. Inventan un nuevo credo y arrodillan su esperanza en el altar suspensivo de San Trump de la Venganza.

Charanguito en temple diablo, por hablar de Amayapampa nos llovió todo el camino, porque el olvido no escampa. Tengamos siempre presente lo que nos dijo Fidel: Ojo al charque con Caín, que sigue matando a Abel.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales