Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

La batalla de Alepo, el Stalingrado de la OTAN


Por: Alain Mesili
La batalla de Alepo, la segunda ciudad en importancia de Siria, se ha convertido en una de las guerras híbridas más complejas de la historia moderna. La derrota de los “rebeldes moderados” apoyados por la OTAN, junto a sus consortes y los países del Golfo Pérsico ha puesto fin al proyecto inicial de Washington de convertir a Siria en el centro de abastecimiento de petróleo de Europa. La intención era debilitar a Rusia en sus pretensiones geopolíticas y desacreditar su visión de un mundo multipolar. Tensionados ambos bloques, lo que sucede en Alepo puede determinar las influencias geopolíticas a futuro.
Los países involucrados en la guerra siria apostaron por los terroristas atrincherados según sus intereses. Sin embargo, a pesar del poderío militar prestado, no lograron cambiar la tendencia, tampoco aplacar el escenario libio. El portal Veterans Today reveló lo que Fare Shehabi, jefe de la Cámara de Comercio de Alepo, había escrito en su página de Facebook: los nombres y apellidos de más de un centenar de oficiales y soldados de fuerzas especiales europeas, estadounidenses, israelíes y de monarquías del Golfo Pérsico que habían sido arrestados, señalando que Occidente juega la carta del terrorismo para desestabilizar el último país laico de Oriente Medio: Siria.
Pese a la participación de centenares de expertos militares y billones de dólares invertidos en armas, los aliados de Bashar Al Assad, con menor capacidad militar, lograron lo imposible.
Entre los rendidos figuran militares estadounidenses y europeos, una captura sin precedentes; además de agentes secretos que trataron de escapar entremezclándose en las largas filas de los rebeldes y sus familiares. Los civiles que se encontraban a merced de los fundamentalistas ya fueron evacuados por la Cruz Roja siria. En contradicción con las acusaciones de los medios occidentales, los habitantes de Alepo acuden masivamente a los campos de refugiados organizados por Damasco. Situación que llevó al Consejo de Seguridad de la ONU a organizar una sesión urgente con el objetivo de enviar observadores internacionales que monitoreen el respeto de los derechos humanos de los yihadistas. Cada gobierno insta a la liberación de sus militares mediante concesiones políticas y dinero (Volter.net), algo inusitado y humillante para la coalición al mando de Estados Unidos.
En Washington, Obama y los medios acusan a Vladimir Putin de atrocidades. Mientras que unos 200 portales, entre los que se encuentran 21wire y stragika51, filtran información referente al pánico que impera en Occidente. Por otro lado, medios como The Times Israel, L.A. Times, The New York Times, Wall Street Journal o el The Telegraph admiten la capitulación de la coalición occidental en Alepo, aunque de la manera más discreta posible.
La batalla de Alepo se ha convertido en el Stalingrado de la OTAN, y esta derrota generará repercusiones en el próximo gobierno de Estados Unidos. Muchos militares occidentales han participado activamente en el conflicto y han desaparecido en combates rodeados del mutismo de sus respectivos gobiernos. Alepo marca el reflujo del imperio. Según Source Counter Punch, los militares rusos han advertido, por intermedio de su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, que “todo rebelde moderado que no acepte la oportunidad de dejar las armas tendrá que hacer frente a las implicaciones”.
La batalla de Alepo quedará en los libros de historia como uno de los escenarios de guerra con imágenes abyectas de muerte, en el que se instrumentalizó, como nunca antes, la prensa dominante para influir en la mente y en el espíritu del espectador aturdido. Esta batalla se ganó no por aspectos cuantitativos, sino, cualitativos. Quedan pocas semanas para que Obama le deje a su sucesor una situación inmanejable en Siria.
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales