Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

¿Por qué exhumar los restos de Luis Espinal, 37 años después?

(Parte II)

Por: Elisa Medrano Cruz

En criterio de Campero es indispensable tener pruebas y un certificado médico forense que avale la muerte del padre en el marco del proceso iniciado por Melean. Este exoficial denunció ante el Ministerio Público, en 2015, a seis militares de la época como los autores de la muerte del reverendo, por lo cual el fiscal Genaro Quenta abrió una causa que está en investigación. “Ni nosotros ni el fiscal Quenta tenemos certeza de la muerte, es decir, no hay un certificado médico forense que avale y dé la legalidad”, insistió el jurista.
Y detalló que es necesario llevar adelante un estudio pericial criminalístico, de laboratorio, de hematología, química, biología, genética, residuos, disparo, toxicología, estudios periciales médicos legales, de informática y auditoría “para fundamentar una posible sentencia de asesinato como delito de lesa humanidad (...) Con qué documentación sentenciaríamos a 30 años sin derecho a indulto a una persona si no tenemos un certificado médico forense que legalice la muerte de ésta”.
Argumentó que el protocolo de autopsia practicado en 1980 no es válido porque no equivale a un certificado médico forense. “Se hace una autopsia normal común y corriente, pero tiene que estar legalizada a través de un médico forense”, aunque al mismo tiempo reconoció que “es un documento legal”.
¿Y los dos médicos forenses que intervinieron no avalan el mismo? se le preguntó a Campero; respondiendo éste: “No, porque los médicos que ahí se ponen como forenses no han sido reconocidos por el IDIF, ésa es la traba que se tiene, por qué no se lo hizo con la legalidad correspondiente (...) Hemos solicitado al IDIF inclusive (si) estas personas tenían la posibilidad de dar esa categoría, pero no están registradas como corresponde”, afirmó Campero.
¿Cómo podían esos profesionales estar registrados en el IDIF en 1980, si éste recién fue creado en el marco de la Ley 1970, Nuevo Código de Procedimiento Penal, en 1999?
Campero insistió en que se realice un examen antropológico forense porque esa será la prueba para sancionar al principal responsable de la muerte de Espinal que, según el coronel Melean, es Jaime N. G. Q. Por ello, según él, el protocolo de autopsia, los exámenes de laboratorio y otros documentos practicados tras la muerte del sacerdote jesuita “simplemente llegarían a ser indicios” en esta indagación porque, además, las normas del país cambiaron a lo largo de 36 años. “Hoy estamos con otras normas en las cuales nos dicen que todo tiene que ser mediante prueba idónea obtenida mediante el IDIF”.
INVESTIGACIÓN. Dado que el interés de su cliente es esclarecer la muerte del reverendo, Campero dice no entender por qué de la oposición de los jesuitas. “Lamento que estos señores estén contra una investigación que quiere dar con la verdad histórica”.
El padre Chirveches, de la Compañía de Jesús, aseguró que no hay oposición a una investigación. Reconoció que tras el asesinato del sacerdote Espinal, esta orden decidió no impulsar una indagación, “no por cobardía, sino porque se decidió esperar un juicio mayor”, posición que cambió. No obstante, explicó que la investigación debe dar continuidad a la que fue iniciada hace años y no abrirse una nueva causa, como la actual, porque en ésta no se quiere dilucidar la muerte del clérigo. “Eso sí nos interesaría, por eso es que con este proceso en el que se busca la exhumación no estamos de acuerdo, porque es una demanda paralela cuya preocupación principal no es lo que pasó con él (Luis Espinal)”.
Y la pregunta que ronda entre los jesuitas, entre los familiares de las víctimas de dictaduras y en Remberto Cárdenas, quien trabajó con el sacerdote fallecido en el Semanario Aquí, es: ¿qué está detrás del proceso que inició Roberto Melean?
“No sabemos por qué después de 36 años es necesario remover estas cosas, y justamente es un proceso que no tiene nada que ver con la vida y la memoria del padre Espinal, porque todo llega a partir de un proceso ajeno a su vida, ajeno incluso a las causas reales de su muerte, por eso nuestra extrañeza que ahora aparezcan estas solicitudes”, respondió el padre Chirveches.
Para Montecinos, la denuncia tiene el fin de liberar a los responsables de la dictadura, García Meza, Arce Gómez y el propio Melean, porque la muerte de Espinal fue parte de la preparación del golpe de julio de 1980. Llanos remarcó que si el militar (Melean) quisiera coadyuvar con el esclarecimiento de estos hechos, comenzaría por revelar dónde están los restos de Ticona.
El periodista Cárdenas añadió que la denuncia del exoficial “parece destinada a liberar de responsabilidad o que por lo menos se dude de que no habrían sido García Meza ni Arce Gómez. Cuando habla un reo no se le cree nada y a Melean, que es un reo, se le cree, ¿qué busca realmente?”.
Además manifestó que se busca desinformar y favorecer a García Meza, porque cuando la denuncia fue publicada, éste tramitaba su libertad. “En el ámbito judicial el detalle importa, y eso no era para conmovernos a nosotros sino a quienes atendían el asunto o por lo menos para que se diga (que) ellos no son los autores”.
Ante ello, el abogado de García Meza insistió: “Por qué exonerarlo a García Meza si él no ha sido sentenciado por esa muerte, de qué lo vamos a exonerar si él ni siquiera era presidente, el 21 y 22 de marzo estaba Lidia Gueiler. De qué podemos exonerar a personas que no tienen responsabilidad legal, ahora, si estamos hablando del aspecto social escapa a nuestras manos que la sociedad sabrá juzgar”.
El golpe de Estado encabezado por Luis García Meza, para entonces comandante de las Fuerzas Armadas, y Luis Arce Gómez se produjo cuatro meses después del asesinato de Luis Espinal, el 17 de julio de 1980, pero quienes demandan justicia lo vinculan.
La investigación está en curso y el fiscal Quenta determinó que la exhumación se la haga a fines de enero. Una vez que se tengan los restos, el IDIF se encargaría de hacer las pericias de antropología forense.
Consultada al respecto, la antropóloga argentina Silvana Turner, miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), especialista en ese tipo de casos, explicó que dependiendo de las condiciones de los restos y de cuál es la presunta causa de la muerte es posible encontrar indicios. “Si uno lo que está recuperando son restos óseos tiene que haber una causa de muerte o por lo menos la hipótesis sobre la causa de muerte y tiene que haber un rastro a nivel óseo, tiene que haber afectado los restos que tenemos para evaluar”, dijo y añadió que “cada caso debe ser analizado en particular de acuerdo con todos los antecedentes, que yo en este momento desconozco”.

El EAAF, que encontró los restos de Ernesto Che Guevara y lo identificó, así como de otros desaparecidos en el periodo dictatorial, no fue requerido para las pericias con relación a Espinal. Empero, los especialistas llegarán al país para buscar e identificar otros restos como los de Marcelo Quiroga Santa Cruz, Renato Ticona y Juan Carlos Flores Bedregal. En su momento fueron requeridos, según información de Página 12, por las limitaciones que tiene el IDIF.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales