Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

¿Recursos de los jubilados para los oligarcas del Oriente?


Por: Rafael Puente
La noticia de que el Gobierno destinaría 150 millones de dólares, provenientes de los recursos de las AFP, para crear un fondo de inversión en beneficio de las empresas agropecuarias provocó críticas  y desconcierto, pese a que las autoridades correspondientes respondieron explicando que se trata de una operación normal y saludable. Hemos leído que se trata de préstamos con interés que más bien generarán ganancias para las AFP —y por tanto para los propios jubilados y jubiladas— que de esta manera ganarán tres veces más de lo que ganan prestando dinero a los bancos; y todo ello sin riesgo. Nos recuerdan también que este tipo de operaciones ya se ha hecho en otras ocasiones. Por lo demás esos 150 millones sólo constituyen un 1% de los fondos de las AFP, añadiendo que el Gobierno piensa llegar a arriesgar hasta el 5%…
Dicho así, realmente parecería convincente, pero a estas alturas las cosas no están tan claras.
Para empezar hemos leído a expertos que afirman que las actividades agropecuarias siempre entrañan un riesgo grande; ya la falta o exceso de lluvia puede llevar al fracaso la inversión, y por tanto a la posibilidad de que ese capital se pierda. Los propios empresarios grandes (concretamente los de la CADEX) se han esmerado en aclarar que ellos no responden de lo que les pueda pasar a los medianos y pequeños… ¿No es una mala señal?
Luego viene una pregunta elemental: ¿Por qué ese capital de inversión no sale de entidades bancarias estatales, como el Banco de la Unión o el Banco de Desarrollo Productivo? Parece que la respuesta es simple: Porque esos bancos deben aplicar los mismos criterios que la banca comercial, y a estas alturas se sabe que la banca no quiere prestar dinero a los agropecuarios.
¿Por qué? Por el exceso de riesgo, y porque ya hay la experiencia de préstamos generados con recursos de las AFP (concretamente en tiempos de Bánzer) que luego nunca fueron pagados…
Y si estamos dispuestos a arriesgar dineros públicos, ¿no sería más coherente que el Banco Central, en lugar de comprar esos bonos del Estado salvadoreño (una barbaridad que hasta ahora nadie nos ha explicado), solventara ese fondo de inversión agropecuaria? No, resulta que el Estado no quiere arriesgar, y prefiere que arriesguen los ciudadanos y ciudadanas que pagan a las AFP para asegurar su jubilación.
Y una última pregunta: ¿No ha afirmado nuestro Presidente, una y cien veces, que está en contra del capitalismo? Y ojo, durante su primer gobierno yo personalmente me esmeré en explicar que no es lo mismo capitalismo que capital; que el nuevo Estado respeta la función que puede y debe jugar el capital; pero está en contra del capitalismo, que es el predominio del capital en la economía; que por tanto nuestro nuevo Estado respeta el capital privado pero no se somete a él, sino que más bien promueve la empresa social-comunitaria, además de la empresa pública… Sin embargo ahora nos encontramos con que precisamente este Estado se somete a los intereses del capital privado, hasta el extremo de arriesgar el dinero acumulado con el ahorro de los ciudadanos y ciudadanas para promover el capital privado. ¿Será eso coherente? No lo parece, sobre todo si le añadimos las crecientes concesiones que se les viene haciendo a las empresas transnacionales, incluidas esas empresas piratas como son las chinas… Pero de eso hablaremos otro día. Hoy lo urgente es respaldar a los jubilados y jubiladas —y a quienes están ahorrando para su jubilación—, así como a la  COB, que protestan contra esa generosidad del Estado con dineros que no son suyos. ¿Ud. qué opina?
El autor es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

  1. 1.no es solo plata de los ya jubilados...es de todos los aportantes
    2. ElMAS siempre ha priorizado la economia capitalista..es su base social preponderante.
    Ni siquiera el ex Fondo Indigena apoyo a la economia comunitaria campesina pero sirvio para la acumulacion origiria via robo por parte de los principales lideres del MAS.

    ResponderEliminar
  2. No importa cuanto apoyo su Presidente a las empresas publicas o a las unidades comunitarias..si es que aun subsisten como tales..si el MODO DE PRODUCCION DOMINANTE Y DETERMINANTE ES EL CAPITALISMO. las demas formas de la economia plural estan subsumidas por las relaciones de producion capitalista y podran subsistir mientras ayuden al capitalismo a ser un mas rentable. El capitalismo es propiedad privada de los medios de producion debidamente constitucionalizado por el estado plurinacional.

    ResponderEliminar
  3. No importa cuanto apoyo su Presidente a las empresas publicas o a las unidades comunitarias..si es que aun subsisten como tales..si el MODO DE PRODUCCION DOMINANTE Y DETERMINANTE ES EL CAPITALISMO. las demas formas de la economia plural estan subsumidas por las relaciones de producion capitalista y podran subsistir mientras ayuden al capitalismo a ser un mas rentable. El capitalismo es propiedad privada de los medios de producion debidamente constitucionalizado por el estado plurinacional.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales