Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Repudio unánime al muro de Trump: Peña, acorralado, "México no lo pagará"

Por: Bárbara Funes
Un día de furia que abre una nueva etapa en las relaciones entre México y Estados Unidos, donde la hostilidad es la vía de negociación para Trump, quien firmó la orden para construir el muro. Ante el rechazo generalizado al muro. Peña, acorralado, declaró que México no lo pagará.
Se esperaba el anuncio de la firma de la medida ejecutiva de Trump, en una atmósfera tensa. Fue esa la bienvenida que recibieron Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, y Luis Videgaray, secretario de Hacienda, al llegar a Washington para la reunión entre Trump y Peña Nieto este 31 de enero. Una reunión que ahora está en entredicho.
Uno de los ejes de la campaña de Trump fue agitar la bandera del racismo y la xenofobia para dividir a la clase trabajadora y ganar base entre aquellos más golpeados por la globalización -entendida como el traslado de plantas industriales a lugares donde la mano de obra fuera más barata para los grandes capitales- y por la automatización de algunos procesos productivos.
Ordenar la construcción del muro es un claro mensaje a sus votantes, con el objetivo de profundizar las divisiones entre la clase trabajadora multiétnica y los sectores populares, para poder descargar así los costos de la crisis económica en curso -hoy expresada en la ralentización de la economía internacional.
Las medidas ejecutivas
Trump, retador, jura y perjura que México pagará por la construcción del muro. Sin embargo, el documento signado no establece esto, pero sí obliga a los departamentos y agencias del Gobierno federal a identificar la ayuda al desarrollo, humanitaria, militar o económica anual que EE.UU. envía a México. Asimismo, incluye el plan de edificación de nuevos centros de detención cerca de la frontera y la contratación de cinco mil agentes de aduanas y fronteras.
La segunda orden determina que muchos migrantes sin papeles “presentan una amenaza significativa a la seguridad nacional y pública”. Y establece que serán deportados migrantes criminales o acusados de crímenes, otros que hayan realizado declaraciones falsas ante representantes del gobierno estadounidense, que se hayan beneficiado de forma inapropiada de programas públicos, o que un agente de inmigración lo juzgue amenazante. Para aplicar esto, la administración Trump debe contratar 10,000 nuevos agentes de migración, y podría implicar deportaciones masivas. Es decir, el programa migratorio de Barack Obama, pero acelerando los ritmos.
La tercera orden fue suspender fondos federales para las llamadas “ciudades santuarios”, que son más “amigables” con los migrantes. Son más de 200 y entre ellas se cuentan San Diego, Los Ángeles, San Francisco, Miami, Chicago, Seattle, Houston, Phoenix, Austin, Dallas, Washington D.C., Detroit, Salt Lake City, Minneapolis, Baltimore, Portland (ambas Maine y Oregon), Denver, New York City, Chicago y todo el estado de New Jersey.
Lo que sigue tras el muro
Implementar las órdenes firmadas por Trump requiere millones de dólares para financiar el muro de la ignominia. También fondos para la construcción de centros de detención. Y, en lo inmediato, se le abriría una crisis a la administración estadounidense: como pueden ahora encarcelar arbitrariamente a los migrantes, no habría espacio suficiente en las prisiones, y también quedarán en el limbo los niños que crucen la frontera.
La negociación por el TLCAN
Hoy la balanza comercial entre ambos países es favorable a México y eso es lo que quiere cambiar Trump. Mientras México exporta 80% de su producción a Estados Unidos, sólo 16% de las importaciones a México provienen del gigante del norte. América del Norte -Canadá, Estados Unidos y México- es una de las regiones de integración más dinámicas del mundo. Sólo entre México y EE.UU. hay un flujo comercial de aproximadamente medio billón de dólares anuales y más de 33 millones de migrantes.
Según analistas, la autorización de Trump de la construcción de un ducto proveniente de Canadá -que llegará a Nebraska y que había sido rechazado por el gobierno de Obama ante la presión del movimiento Standing Rock- se habría tratado de una maniobra para atraer el apoyo de Canadá. Y es al mismo tiempo, todo un gesto hacia la industria energética estadounidense.
La apuesta de Trump parece ser que: los funcionarios del gobierno de Peña Nieto que hicieron una tibia amenaza de retirar a México del TLCAN ante las condiciones ofrecidas por EE.UU. sea sólo un gesto y que, ante su amenaza, retrocedan y acepten las condiciones que él quiere.
En el gabinete del presidente estadounidense hay quienes pueden buscar el mantenimiento del TLCAN, como el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y también quienes propongan eliminar el Tratado y presionar a México, estimando que el gobierno peñanietista se verá obligado a aceptar sus condiciones.
Parece que la visita de Peña se mantendrá, aun cuando el presidente declaró que consultará con el senado y con los gobernadores. Mientras tanto, voces desde todo el espectro político se alzaron para pedirle que cancele la reunión.
#Abajo el muro
Desde el triunfo de Donald Trump, se han sucedido los llamados a la unidad nacional por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Incluso Andrés Manuel López Obrador, líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se sumó al llamado.
“Pero esta unidad nacional con los mismos partidos del Pacto por México que han garantizado la subordinación del país y la entrega de todos los recursos, la precarización laboral de la clase trabajadora, ostentando los salarios más bajos del mundo va en contra de los intereses de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Son estos partidos los responsables políticos del gasolinazo, de las reformas estructurales y de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa.”
La vía propuesta por la dirección del Morena de resistencia civil y pacífica -mientras López Obrador ha llamado a sostener la gobernabilidad- ante la magnitud de los ataques actuales tampoco es la salida.
El muro y sus nefastas consecuencias sólo se pueden derribar con la alianza de la clase obrera mexicana, las mujeres, la juventud y los pueblos originarios con sus hermanos del “otro” Estados Unidos, la clase trabajadora multiétnica, el que enfrenta la precarización laboral, que lucha contra la violencia racial, que repudia a Trump.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales