Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Mujeres imprescindibles en la historia del ecologismo


Por: Rosa Martínez Rodríguez
En nuestra memoria la lucha por los derechos y la libertad de los años 70 está inevitablemente unida a la transición y la lucha por la democracia. Sin embargo, en ese magma reivindicativo y activista hay algunas mujeres que han sido olvidadas, aun siendo pioneras y parte de una lucha global que en ese momento se estaba dando en el mundo occidental.
Un 3 de Junio de 1979 se convocó en Tudela (Navarra) una protesta antinuclear y antimilitarista en el marco de una Jornada Internacional contra la Energía Nuclear. Allí acudió Gladys del Estal, una joven de 19 años, miembro de un grupo ecologista de Donostia, que fue asesinada por un disparo de la Guardia Civil española durante la dura represión que fue ordenada contra la concentración.
Los años 70 consolidan el movimiento ecologista, y el problema de la contaminación y la degradación del medio ambiente empiezan a calar en la opinión pública. Al final de la década se funda el Partido Verde Alemán, con la aspiración de llevar a la política institucional el ecologismo. La figura central de este proceso y en los primeros años de Die Grünen fue Petra Kelly, activista de referencia en el movimiento anti-nuclear y pacifista, recibió el Right Livehood Award en 1982 por su “nueva visión al aunar ecologismo, pacifismo, justicia social y derechos humanos
También en los 70, pero sin conexión con el activismo occidental, tiene lugar en la India el movimiento Chipko para proteger los bosques de una zona del Himalaya. El punto culminante de este movimiento local se alcanzó cuando 27 mujeres hicieron frente a los operarios forestales para detener la tala abrazándose a los árboles. A día de hoy, hay miles de activistas en el mundo que de forma anónima se enfrentan a las multinacionales de la energía, la minería o la alimentación para detener la destrucción de su entorno.
La lucha ambiental es la lucha contra la pobreza en una buena parte del mundo y millones de personas viven en sus vidas diarias las consecuencias de una actividad económica depredadora de recursos. Y sin embargo, la violencia y la represión es a lo que se enfrenta el activismo ambiental en muchos países: en el año 2015 fueron asesinados 185 activistas en todo el mundo, batiendo un nuevo récord.
Las amenazas y la violencia son parte de la estrategia para reprimir el activismo. Uno de los ejemplos que más repercusión mediática tuvo fue el asesinato de Berta Cáceres la mujer que organizó al pueblo Lenca en Honduras contra la construcción de una represa. Sin embargo, la impunidad y la desinformación siguen siendo la norma en los conflictos ambientales que salpican el mundo.
Si hablamos de activismo ecologista con nombre de mujer, no podemos dejar de nombrar a Wangari Maathai, la “Mujer-Arbol”, premio Nobel de la Paz en 2005 y promotora del proyecto “Cinturón verde” que empleando a mujeres ha conseguido plantar más de 40 millones de árboles. O Vandana Shiva, activista por la biodiversidad en la agricultura y la soberanía alimentaria, que es también un referente del ecofeminismo. Su apuesta es por el empoderamiento y los derechos de las mujeres campesinas como el camino para una agricultura sostenible.
Sin embargo, el reconocimiento público y social llega a muy pocos activistas. La mayor parte celebran sus victorias o rumian sus derrotas en el anonimato. El desconocimiento de las figuras de referencia del movimiento ecologista es aún mayor que en otras causas, y eso, a pesar que como sociedad debemos grandes avances en nuestros derechos al activismo ecologista. Si hablamos además de mujeres, la invisibilización y menor reconocimiento es doble, como sucede en cualquier ámbito de actividad.
Es el momento para reconocer el aporte de las mujeres a la lucha por el medio ambiente y los derechos a él vinculados, pero también lo es para animar al activismo ecologista como parte de las luchas globales que protegen a las personas y al planeta. Aunque se ha avanzado mucho, las causas que consolidaron el movimiento ecologista siguen estando ahí y son de plena actualidad: lucha antinuclear, principio de no violencia, degradación ambiental, cambio climático.
Integrar el enfoque ambiental en nuestras reivindicaciones y políticas sigue siendo más necesario que nunca, también en nuestros pueblos y ciudades. Entendamos, como entendieron quienes fueron pioneros de la lucha ecologista y como lo viven a diario comunidades locales de todo el mundo, que la lucha por la democracia, los derechos y las libertades van unidas al respeto y al cuidado del medio ambiente y de nuestros recursos naturales.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales