Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

La basura de La Paz Limpia

Por: Edmundo Juan Nogales Arancibia
El enfrentamiento protagonizado por trabajadores activos de la empresa (privada) de aseo municipal en la sede de la Central Obrera Departamental de La Paz y el bloqueo al ministerio de trabajo el martes 18 de abril, justo un día después de la marcha que la dirigencia de la COD realizó contra el despido de 80 trabajadores de esa empresa, no debe ser tomado como un hecho casual, sino que debemos analizar sus raíces:
Primero, se tiene un irregular contrato entre una nueva empresa de aseo al mismo tiempo que salieron en los periódicos vínculos entre los propietarios de LPL con Revilla, el contrato es irregular por que la constitución de la empresa no contaba con el capital necesario (se constituyó el 2 de agosto con 45.000 bs de capital fundacional) para poder tomar un contrato de 14 años que asciende a un monto de Bs 2.999,1 millones de bolivianos, más irregular aun cuando plantea que la inversión será realizada con los pagos mensuales que reciba del municipio, es decir que para ser concesionario de un contrato así con el municipio de La Paz no se necesitaba más que el 0.0015% de capital respecto a todo lo que se va a recibir.
Segundo, el conflicto que produjo el cierre de la anterior empresa de aseo llevo al compromiso de la alcaldía de hacer respetar los derechos de los trabajadores entre ellos de la antigüedad laboral y que no se permitirían despidos, situación que luego de subsanar momentáneamente el conflicto fue desconocida por Revilla, con el argumento de que la institución que debe encargarse de eso debe ser el ministerio de trabajo. Cualquiera puede imaginarse ese momento el fragmento de una película en la que Poncio Pilatos aparece lavándose las manos frente a todos.
Tercero, se tienen que incluir en el análisis las acciones promovidas por los empresarios de LPL para tomar la Central Obrera Departamental mandando a trabajadores que no fueron despedidos al primer intento de congreso de la COD que se realizó en Caranavi, ellos fueron quienes provocaron el fracaso del mismo y indujeron su suspensión por los enfrentamientos que protagonizaron (el congreso tuvo que realizarse en el distrito minero de Coro Coro semanas después). Por otro lado, como reacción a la marcha de la COD del 17 de abril en defensa de la reincorporación de los trabajadores despedidos contra la alcaldía paceña, los empresarios de LPL respondieron nuevamente con una especie de matonaje empresarial, enviando a los trabajadores activos a atacar a la sede de la COD y luego ir a bloquear el ministerio de trabajo.
Esa actitud de los empresarios de LPL y del alcalde Revilla han provocado un conflicto que se refleja en varias semanas de vigilia de trabajadores despedidos, y quienes se mantienen trabajando perdieron su antigüedad laboral a la vez que no cuentan con las medidas de seguridad adecuadas por seguir operando muchos de ellos en camionetas pequeñas que no son aptas para el recojo de basura.
Por último, quiero referirme a la nueva estrategia comunicacional del municipio: “La Paz Ecoeficiente”, que es un intento por limpiar (con recursos municipales) la cuestionada imagen de la empresa La Paz Limpia, ya que en la misma muestran nuevos equipos de recolección de basura que “limpiaran las calles”… ¿acaso el alcalde Revilla cree que con ver nuevas máquinas el pueblo se va a tragar el cuento de ecoeficiencia?, ¿para hablar de un municipio ecoeficiente el transporte municipal no debería dejar de utilizar Diesel y reemplazarlo por un combustible menos contaminante?, ¿no deberíamos tener plantas de purificación y reutilización de agua? ¿No deberíamos reciclar la basura en lugar de enterrarla en Mallasa? (desde hace décadas se entierra casi el 90 % de la basura y eso no ha cambiado hasta hoy) o es que ¿acaso la ecoeficiencia es un lindo slogan para limpiar la basura de La Paz Limpia?
Integrante de la Escuela Nacional de Formación Política

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales