Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Seguir erigiendo la diplomacia de los pueblos

Por: Esteban Ticona
El reciente apresamiento de nueve ciudadanos bolivianos por el Gobierno de Chile acusados de perpetrar un robo en la frontera ha ocasionado una nueva tensión diplomática entre Bolivia y Chile. Si algo negativo y profundo hemos heredado de los Estado-nación es el nacionalismo en sus diferentes intensidades y violencias. Este nacionalismo moderno ha llevado a muchos países en el mundo a fijar fronteras, a construir muros, etc. Es decir, a justificar toda una suerte de formas de exclusiones contra los vecinos. Con mucha preocupación presenciamos sentimientos de xenofobia en los chilenos. Tenemos que tener muy claro el rechazo a la actitud de soberbia y la petulancia de las autoridades del Gobierno chileno y no contra el pueblo chileno.
Se me viene a la memoria el cantautor chileno Pedro Telmo, autor de  la canción Yo quiero un mar para Bolivia, compuesta en la década de 1960. Este chileno amante de Bolivia y su reivindicación marítima fue censurado en su país. De igual manera cómo no recordar al profesor Pedro Godoy, del Centro de Estudios chilenos, quien escribió el libro Chile versus Bolivia: otra mirada (2004), que recoge una mirada crítica a la Guerra del Pacífico de 1879 y su solidaridad con nuestro país. En este mismo surco tuve la oportunidad de conocer al historiador chileno Leonardo Jeff, quien promovía la diplomacia de los pueblos desde la Universitaria de Valparaíso.
Hoy en día existen varios intelectuales jóvenes que, solidariamente, continúan promoviendo la causa marítima boliviana desde varias universidades chilenas, e incluso el respeto a los derechos humanos de nuestros compatriotas que emigran a distintas regiones de Chile. En esta misma trinchera de activistas, artistas, intelectuales y organizaciones sociales comprometidos con los pueblos, recuerdo un documental de 59 minutos titulado Bienvenido hermano Presidente, realizado por el Comité de reencuentro chileno-boliviano en ocasión de la visita de Evo Morales, en marzo de 2016, al Estadio Nacional de Santiago. El documental muestra varias facetas de la diplomacia de los pueblos desde las organizaciones chilenas, mediante un diálogo franco y abierto sobre la causa marítima boliviana y su reivindicación irrenunciable.
El registro muestra el caluroso recibimiento al Mandatario boliviano con música y discursos de los anfitriones; así como la apoteósica recepción ritual del pueblo mapuche que le declara a Evo también como su presidente. En ese acto nace la consigna hoy de moda “Mar para Bolivia”. En las imágenes el presidente Evo Morales dice: “Nunca había pensado, nunca había imaginado, el mar para Bolivia”. Y la multitud de los asistentes le responden: “Mar para Bolivia, mar para Bolivia(...)”. Tal es el origen de esta consigna que hoy se irradia por el mundo.  Por lo dicho, no es posible que nos dejemos llevar y caer en las consignas ultranacionalistas de pensar que todo chileno es malo. No, estoy convencido de que el pueblo chileno está atento y estará con nosotros pidiendo a toda voz “mar para Bolivia”.
El legado conceptual y práctico de la diplomacia de los pueblos, la diplomacia por la vida, la diplomacia cultural de los pueblos del presidente Evo Morales y del excanciller David Choquehuanca es una forma de contrarrestar viejas concepciones de la diplomacia tradicional y elitista. Es el cuestionamiento al nacionalismo conservador. Es la apuesta de conocernos entre los pueblos, porque solamente esa interacción franca y solidaria nos permitirá construir nuevos conceptos y prácticas como la ciudadanía universal y otras similares. 
Sartayaskañakiwa suma thakhisanaka. Uka saranxa janiw jisk'achasiñax utjañapakiti.

Es aymara boliviano, doctor en Estudios Culturales Latinoamericanos y docente en la UMSA.


Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales