Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

El asesinato de ‘Moto’ Méndez

Por: Sergio Gallardo
El 15 de abril celebramos el Bicentenario de la Batalla de La Tablada, gesta heroica ocurrida el 15 de abril de 1817. Con ese motivo se han realizado varias actividades y emotivos actos con la presencia de autoridades e invitados locales, departamentales, nacionales y también del exterior. Todos tenían el propósito de rendir homenaje a nuestros héroes de La Tablada, pero principalmente a nuestro prócer de la lucha por la libertad del yugo colonial español, Eustaquio Méndez Arenas el ‘Moto’.
Los discursos que con este motivo se pronunciaron, a cargo de las principales autoridades municipales y departamentales, fueron coincidentes en cuanto al homenaje a nuestro ‘Moto’ Méndez. Pero también fueron coincidentes en cuanto a callar el alevoso asesinato del que fue objeto el mismo prócer. ¿Por qué si el ‘Moto’ Méndez fue tan importante, que ha aportado tanto a la lucha por la libertad de nuestra patria, no dijeron nada contra quienes posteriormente lo asesinaron de forma tan vil?
El ominoso asesinado de nuestro legendario guerrillero de la independencia Cnel. Eustaquio Méndez Arenas el ‘Moto’ fue perpetrado por la derecha oligárquica el 4 de mayo de 1849. Y aunque de aquel crimen ya transcurrieron 168 años es algo que todo tarijeño y boliviano patriota y defensor de la libertad, la soberanía y la justicia no debe olvidar. ¿Cuál es el contexto en el cual se ejecuta ese asesinato?
Recordando la historia
Desde diciembre de 1848 Bolivia es gobernada por Manuel Isidoro Belzu, que derrotó en los campos de Yamparaez al general José Miguel de Velasco, que representaba a la derecha oligárquica. A partir de entonces, Belzu encabezó un gobierno de izquierda, del pueblo, enemigo de la oligarquía y de las familias aristocráticas, que lo repudian. Los campesinos y las clases populares de los centros urbanos lo apoyan sin dudar, a tal punto que le llamaban el ‘Tata’ Belzu. (El último otoño del coronel Méndez, José Luis Claros López, separata del periódico Nuevo Sur, del 15 de abril de 2012)
Así como los ricos insultan a Belzu, los pobres llenan las calles y las plazas de las ciudades que visita para estar cerca del hombre, que por vez primera los escucha y se identifica con ellos. El ‘Tata’ Belzu definió a su gobierno como el único defensor del pueblo, y señaló a la oligarquía como causante de todos los males. En un encendido discurso en Cochabamba dijo: “…mientras vosotros sois del hambre y de la miseria, vuestros opresores, que se llaman caballeros y explotan vuestro trabajo, viven en la opulencia. Sabed que todo lo que tenéis a la vista os pertenece, porque es el fruto de vuestras fatigas. La riqueza de los que se dicen nobles es un robo que os han hecho”. (Historia de Tarija, Tomo II, de Édgar Ávila Echazú)
El mismo autor reconoce los deseos justicieros del ‘Tata’ Belzu después de decir “que incluso se aproximaba a la defensa de un orden de no muy clara ideología socialista primaria, como pretender la expropiación de las propiedades de los ricos…”.
Esas son las verdaderas razones por las que la oligarquía mantuvo al gobierno del ‘Tata’ Belzu en situación de asedio y revuelta permanente. “Desde que Belzu triunfara en Yamparaez contra el elitismo político y social del falso republicanismo democrático dominante, tuvo que reprimir 41 sediciones o alzamientos de los más connotados dirigentes de esa oligarquía. (Historia de Tarija, Tomo II, de Édgar Ávila Echazú)
El ‘Moto’ Méndez, desde los primeros momentos, apoyó la causa de Belzu por considerarla una causa orientada a lograr justicia y dignidad para los más humildes y oprimidos. Siendo uno de sus más fervientes partidarios y defensores, en abril de 1849, cuando las fuerzas de José Miguel de Velasco ejecutaron la toma de Tarija, desde el norte argentino, como inicio de una campaña para derrocar a Belzu, fue el viejo Coronel Eustaquio Méndez, desde San Lorenzo, quien decidió organizar la defensa del gobierno del pueblo, del ‘Tata’ Belzu, para lo que inmediatamente convocó a sus montoneros.
Informado de esta decisión, el Gral. Sebastián Agreda, que comandaba las tropas velasquistas, y consciente de que no podría hacer cambiar de opinión al coronel Eustaquio Méndez, ordena a uno de sus oficiales, al Cnel. José Rosendi, preparar un ataque con dos escuadrones de caballería para tomar prisionero al Coronel.
Los hechos que concluyeron con el asesinato
Por su parte, el Cnel. Eustaquio ‘Moto’ Méndez rápidamente comienza a organizar sus fuerzas. Y mientras aún espera la incorporación de más combatientes, Rosendi avanza con sus tropas y lo sorprende en Santa Bárbara, cerca de San Lorenzo, el 30 de abril de 1849, enfrentándose en un combate que solo dura un momento por la superioridad numérica de las tropas velasquistas, ante lo que el coronel ordena a sus hombres retroceder. Todos cumplen con su orden, pero él decide permanecer al final de la columna para garantizar con su presencia el lugar más peligroso, una retirada ordenada. (El último otoño del coronel Méndez. José Luis Claros López, separata del periódico Nuevo Sur, del 15 de abril de 2012)
En la persecución, Rosendi llega a estar a pocos metros del Coronel, a quién le ordena que se rinda, teniendo como respuesta un categórico rechazo. Es en ese momento que le comienzan a disparar hasta derribarlo del caballo con múltiples heridas. Rosendi cree que debe rematarlo, pero cambia de opinión y ordena que aprisionen al moribundo, mientras lo insultan y maltratan de la manera más alevosa. Amarrado lo traen a Tarija y lo encierran en una celda del Cabildo (actual Patio del Cabildo y Concejo Municipal) con guardias en la puerta, que tenían la tarea de custodiarlo y torturarlo “por expresas órdenes del mismo Rosendi”. (Historia de Tarija, Tomo II, de Édgar Ávila Echazú, Pág. 102)
Un parte oficial del 1 de mayo, firmado por el Gral. Sebastián Ágreda, dirigido al General José Miguel de Velasco, indica “…En la obstinada persecución que se le hizo, fue hecho prisionero con graves heridas el caudillo Méndez: Se cree que morirá…”. (El último otoño del coronel Méndez. José Luis Claros López, separata del periódico Nuevo Sur, del 15 de abril de 2012)

No cabe duda que la derecha oligárquica ya había tomado la decisión de acabar con la vida de nuestro prócer, por eso no se permitía ninguna atención a sus heridas, y encima lo torturaban.


Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

  1. Gracias por citar fragmentos de una de mis obras. El cuento histórico: "El último otoño del coronel" @JoseClarosLopez

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales