Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Iglesia y Estado

Por: Rafael Puente
Una vez más la Conferencia Episcopal Boliviana terminó su última gran asamblea intentando pontificar sobre temas civiles, como si todavía estuviéramos en los tiempos del viejo Estado oficialmente católico, sin enterarse de que la Constitución vigente nos define como Estado laico.
Por supuesto, la misma Constitución define también la libertad de culto; y los obispos católicos tienen todo el derecho de opinar, de criticar y de proponer; pero con la condición de que lo hagan como una institución más de la sociedad y sin ínfulas autoritarias.
Y resulta inevitable comentar sus últimas declaraciones porque vuelven a referirse al tema del aborto en términos muy poco serios. Los mencionados jerarcas reiteran su oposición intransigente a cualquier forma de aborto, argumentando que "en algunos casos se trata de salvar a una persona matando a otra persona, y en otros de matar a una persona para pasarlo bien” (textual). ¿Realmente pueden estar los obispos bolivianos tan alejados de la realidad que se atrevan a afirmar que hay mujeres que abortan para pasarlo bien? ¿Es eso lo que realmente saben de sus fieles (porque hay muchas fieles católicas que se han visto obligadas a abortar)? Semejante afirmación no sólo es una muestra de desconocimiento de la realidad social y humana, sino que además es una imperdonable falta de respeto.
Pero ya que nos vemos obligados a comentar eso, nos vemos impulsados a preguntarles de dónde se han sacado la otra alternativa (la de matar a una persona para salvar a otra). No es poco que reconozcan que en muchos casos de aborto se trata de salvar a una persona, pero hasta ahora no nos han explicado dónde figura en la Biblia -según ellos afirman- que desde la fecundación de un óvulo por un espermatozoide ya existe ahí una "persona”… Por favor precisen la correspondiente cita bíblica. Más aún, sabemos que durante siglos la propia Iglesia Católica afirmaba algo muy diferente.
Todo esto no quita que los obispos tengan el derecho de opinar, pero ese derecho deja de tener valor si la opinión no es fundamentada. Y, en todo caso, se trataría de una opinión más, procedente de la sociedad civil. Y a los mencionados jerarcas lo que les cuesta es admitir que son sociedad civil, dada la lamentable confusión que se inauguró en el siglo III, con la creación de un Estado Católico (representado actualmente por el Vaticano).
Lamentablemente, son nuestros propios gobernantes los que colaboran a dicha confusión cuando ignoran la definición constitucional de Estado Laico y siguen funcionando como Estado Católico. Ahí está como ejemplo reciente -en varios municipios y gobernaciones- la prohibición de la venta de alcohol en Jueves y Viernes Santo, y, por supuesto, como ejemplo antiguo, la conservación de feriados religiosos que incluyen el caso extremo del Corpus Christi (ya nos gustaría saber si algún gobernante sabe qué se recuerda ese día)…
Si se trata de respetar tradiciones religiosas, ¿por qué no se declara feriado los sábados, por respeto a los Adventistas del Séptimo Día (que no son pocos)? Pero no, a los no católicos el Estado simplemente los ignora, mientras que casi todas nuestras autoridades aparecen públicamente en Tedeums y otras actividades oficiales netamente católicas (y, por supuesto, se mantiene un embajador en el Estado Vaticano, que viene a expresar la degeneración del movimiento genuinamente cristiano, que nació en permanente conflicto con lo estatal).
Por tanto, resulta comprensible que la jerarquía de dicha Iglesia se sienta con derecho a dictar supuestas verdades (aunque carezca de argumentos serios), en lugar de ejercer humildemente su derecho ciudadano a emitir criterios y propuestas. Realmente nadie -ni siquiera en estos tiempos de cambio - se ha vuelto a acordar de don Simón Rodríguez, aquel irrepetible primer Ministro de Educación que tuvo Bolivia (y que había sido el maestro de Simón Bolívar), ni de aquel Mariscal Sucre que se esmeró en expropiar los bienes de la Iglesia Católica… ¿Tendremos que resignarnos? ¡Espero que no!

Rafael Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales