Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Producción de castaña en nuestra Amazonía


Por: César Hugo Cocarico Yana
En las últimas semanas hemos advertido en diferentes publicaciones de prensa titulares como “Producción de castaña podría desaparecer por deforestación”, en los que se acusa al Gobierno por promocionar asentamientos en el norte del país por razones políticas, lo que habría impulsado un mayor desmonte y, consecuentemente, la disminución de la producción de castaña.
Con relación a los nuevos asentamientos, es necesario asumir que la expansión de la ocupación territorial de la población rural boliviana se ha mantenido constante, especialmente desde la Reforma Agraria de 1953. El Instituto Nacional de Colonización ha asumido el objetivo de promover estos nuevos asentamientos por necesidades de supervivencia de los campesinos y por políticas de Estado, que tienen el propósito de equilibrar la ocupación territorial y mantener la producción de alimentos.
En cuanto a los desmontes, desde 2000 hasta 2011 se deforestó a un ritmo de 300.000 hectáreas (ha) por año; y en los últimos cuatro años, a un ritmo de 100.000 ha/año, por lo que en 17 años se habría deforestado 4.300.000 ha de áreas forestales. El 80% de los desmontes se ha registrado en el departamento de Santa Cruz, en el que se ha ampliado de gran manera la frontera agrícola, transformándose en el mayor productor agropecuario del país.
Sin embargo, la deforestación en el departamento de Pando, que es en el que se recolecta más la castaña, representa solamente el 3% del total, y se concentra sobre todo en los entornos urbanos. Por tanto, el argumento de que la deforestación es la principal causa de la disminución en la producción de castaña no tiene sustento técnico.
La floración de la castaña ocurre entre octubre y diciembre, y el fruto aparece de diciembre a febrero después de una maduración aproximadamente de 15 meses. Lo que sucedió es que entre abril y diciembre de 2015 el nivel de precipitaciones fue demasiado bajo, solamente en noviembre superó los 150 mm/m³; al final se tuvo un acumulado de 1.681 mm/m³. Y tratándose de la Amazonía, se puede establecer que tuvimos un año muy seco.
Este fenómeno, junto al calentamiento global, con temperaturas hasta 4°C por encima del promedio, frustró la floración de los árboles de castaña, ocasionó la caída prematura de las flores y la muerte de frutos antes de la culminación del ciclo biológico. Asimismo ocasionó la reducción de insectos polinizadores, lo que también afectó a la floración. Estas son las razones técnicas que provocaron la reducción de la producción de castaña hasta un aproximado del 50%. Esta justificación no implica favorecer el desmonte indiscriminado en Bolivia, uno de los países con más bosques en la región.
En la cadena productiva de la castaña participan aproximadamente 75.000 personas, de las cuales unas 61.000 son recolectores (zafreros, campesinos e indígenas), 12.000 son dueños de las firmas que se benefician de su comercialización, quebradoras, empleados y técnicos; y los demás son acopiadores, transportistas y comercializadores. El precio interno de la castaña prácticamente se ha duplicado; extremo que favoreció de alguna manera a los ingresos, aunque sería irresponsable afirmar que éstos no disminuyeron.
Se tiene castaña recolectada que se va a procesar; pero el tiempo del empleo en esta labor será más corto que en otros años, por lo que, como Gobierno, estamos diseñando políticas que compensen las pérdidas y precautelen el empleo cesante. Para la zafra 2017-2018 se espera una mejor producción, puesto que las precipitaciones pluviales en 2016 estuvieron dentro lo normal: en diciembre se llegó a cerca de 250mm/m³; y en los hechos se advierte que los árboles están florando como tradicionalmente ocurre.
Solamente el 14% de la producción de castaña se consume en Bolivia, principalmente como cupos dentro de los subsidios familiares. Por tanto, el déficit no afectará a la canasta familiar. Aún está pendiente la evaluación final, pero las exportaciones marcaron los siguientes números: en enero se exportó 727 toneladas con un valor de $us 5.560.000, y en febrero, 1.121 toneladas, con un valor de $us 8.366.000, datos que son superiores con relación a los mismos meses de 2016.
Ministro de Desarrollo Rural y Tierras.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales