Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

¿Se está descomponiendo nuestro Estado Plurinacional?

Por: Rafael Puente
Se ha sabido que hace tres semanas dos concejalas del municipio de Tapacarí (Cochabamba) fueron víctimas de atropellos inconcebibles por parte del presidente del Concejo, de nombre Ignacio Mendoza, y por el Alcalde, de nombre Severino Vargas (todos ellos del MAS). Las concejalas eran Erenia Villca y Elisabeth Ureña, que fueron con las mencionadas autoridades a Sicaya, donde comieron y celebraron toda la tarde.
Lo grave fue que a las 10 de la noche, cuando partieron de vuelta en un vehículo municipal, junto con Ignacio Mendoza (más el chofer y la funcionaria Eugenia Romero), seguidos por el vehículo del Alcalde, Mendoza empezó a acosar a doña Erenia hasta el extremo de que ella pidió bajarse en Parotani, pero Mendoza ordenó al chofer cerrar las puertas. Al llegar al río Apharumani, el vehículo paró y Mendoza empezó a agredir a doña Erenia, a puñetes, y rodillazos, e intentó violarla (mientras a la concejala Elisabeth la amedrentaban para que no la defendiera).  Cuando doña Erenia logró escapar del auto, el presidente del Concejo ordenó a Eugenia Romero que la agarrara, cosa que dicha trabajadora de la limpieza (y aparentemente novia de Mendoza) se vio obligada a cumplir (a golpes).
En eso llegó al Alcalde, absolutamente borracho, y en lugar de frenar la agresión, arengó a los violadores hasta el extremo de gritar: "¡Por qué no las han violado a estas putas arrechas!”, mientras se moría de risa. Luego subieron a Doña Erenia al vehículo, para luego tirar a las dos mujeres a la carretera, como si fueran bultos… Afortunadamente fueron rescatadas al día siguiente por el médico del municipio.
Doña Erenia tuvo que hospitalizarse, con graves lesiones corporales, y presentó una querella contra sus agresores. ¿Y qué ha pasado? Que a Ignacio Mendoza se lo ha suspendido de sus funciones "mientras se investiga la denuncia”, y parece que nada más. Al Alcalde, cómplice e instigador, nadie le ha dicho nada, mientras a la víctima principal la han amenazado para que se calle (estando hospitalizada).
La vicecoordinadora de la CAOI (Coordinadora Andina de Naciones Indígenas), Toribia Lero, informó que "la denuncia fue presentada el 8 de mayo ante la FELCV de Quillacollo, pero a la fecha la Fiscalía no ha abierto la causa”. Cierto que la asambleísta departamental de Cochabamba  Lineth Villarroel  lamentó que a 11 días del hecho "el Ministerio Público no haya tomado acción y los agresores continúen ejerciendo sus funciones impunemente”, y anunció que en coordinación con las organizaciones de mujeres vigilarán que se sancione a los responsables.
Cierto también que el responsable político de la dirección nacional del MAS ha condenado la ineficiencia de las autoridades (que se ríen de la Ley 348); y que la Asociación de Concejalas de Bolivia (Acobol) emitió un pronunciamiento en el mismo sentido. Pero eso no disminuye la negligencia de la justicia (ni la impasibilidad de muchas otras autoridades, del Gobierno y del MAS).
Por lo visto, según reportes del Ministerio de Justicia  a fines de 2016, este hecho se suma a las más de 270 causas por acoso y violencia política hacia mujeres en ejercicio de la función pública, que están en proceso en todo el país. Pero en la práctica no pasa nada (con lo que, de paso, queda claro que no se arregla nada con imponer penas mayores, ni cadena perpetua, ni pena capital)…
¿Qué pasa, compañeros del MAS y del Gobierno? ¿Cómo es posible que a semejantes sujetos —alcohólicos y machistas— se los haya puesto de candidatos al gobierno municipal de Tapacarí?
¿Cómo es posible que se permita la pervivencia del peor de los patriarcados en mitad de este proceso que quería ser de cambio? ¿No les preocupa el hecho de que cada vez más dirigentes indígenas que se incorporan al aparato del Estado pierden toda identidad cultural y se comportan como execrables asociales?
¿Cómo se entiende que la preocupación fundamental de un Gobierno fuerte y legítimo como éste se concentre en acabar con los opositores, en lugar de preocuparse por acabar con los que están destruyendo el proceso de cambio desde adentro? ¿No les preocupa esta creciente descomposición de nuestro Estado Plurinacional? ¿O cómo explican estos hechos?
El autor es miembro del  Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales