Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Chicharrón de perro

Por: Verónica Córdova
Una joven se para en una esquina con un conservador de plastoformo. Despliega un cartel y anuncia: Chicharrón de perro a Bs 10. Alrededor de las letras, imágenes bonitas de cachorros ilustran la oferta. Es un ejercicio de transgresión social. Consiste en realizar alguna actividad o manifestación que provoque una respuesta social inmediata y espontánea, tanto de los transeúntes como de los medios de comunicación.
Su objetivo es, por un lado, generar un proceso de participación o concienciación ciudadana a través del shock; y, por parte del transgresor, implica la previa reflexión de la temática, su puesta en escena performática y, por último, un análisis de resultados que permita redondear el proceso y sacar conclusiones de la experiencia personal y de la reacción colectiva.
Sin estar alertados de la naturaleza pedagógica del experimento, muchos transeúntes e internautas reaccionaron de forma agresiva ante la provocación. Alguien llamó a la Guardia Municipal y a defensores de animales. Hubo violencia, insultos y largas discusiones en línea. Hubo quien entendió la ironía: ¿por qué genera tanta aversión la idea de comer un perro, cuando a diario comemos otros animales sin cargo de conciencia? No es lo mismo, responden algunos. Hay animales que son mascotas y otros que son comida.
¿Qué genio cruel decretó esos destinos distintos? ¿A qué deidad maligna se deben quejar cerdos, vacas y gallinas? ¿Hay algo intrínsecamente comestible en los genes de esas desgraciadas especies, o es que perros, gatos y canarios deben agradecer su mejor destino a un mero golpe de suerte? Es cierto, dicen otros. Las razones por las que comemos vaca y no bulldog son meramente culturales. Pero si de defender animales se trata, deberíamos entonces ser todos vegetarianos y no comer carne ninguna. Hasta los animales se comen a otros animales ¿por qué los humanos deberíamos ser diferentes? Es cierto, digo yo. Alimentarse de carne es parte de la dieta y la cultura humanas desde hace muchos miles de años.
El problema de los animales-comida no es tanto cómo mueren, sino sobre todo por cómo viven. Cerdos que se crían de pie, en jaulas diminutas, engordando artificialmente hasta que están listos para hacerse chicharrones. Madres a las que les arrebatan a sus crías para que el humano beba la leche que el ternero no va a tomar, porque ya es filete. Gallinas que no hacen más que reproducirse durante toda la vida que tienen antes de entrar al broaster. El tema no es dejar de comer carne o huevos o dejar de beber leche; el tema es regular no solo la forma en que los animales mueren, sino en particular la forma en que viven.
La Guardia Municipal, la Intendencia, Defensa del Consumidor, defensores de animales todos vigilan muy de cerca los mataderos y las cadenas de frío de los cadáveres que nos comemos; nadie se preocupa de poner reglas y frenos a los centros de tortura en los que encerramos a los animales antes de que lleguen a nuestras mesas.
Yo también amo a los perros y tengo una mascota: ella me ha enseñado a entender que no solo los humanos tenemos emociones, relaciones sociales y personalidad propia. ¿Qué genio maligno decretó, entonces, que algunos animales sean capaces de fidelidad y amor, y otros sean solamente chicharrón enciernes? ¿A qué deidad discriminadora deben agradecer perros, gatos y humanos por su capacidad de emoción, que le ha sido negada a pollos, lechones y terneros? Si una conclusión podemos sacar de este ejercicio de transgresión social es una frase escrita por alguien en las redes sociales: “No puedes defender a los animales con la misma boca con la que te los comes”.
Es cineasta
                                        
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp


Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:









Comentarios

  1. Aumentar la conciencia social es esencial para erradicar el abandono canino. Cada corazón latiendo en cuatro patas merece amor y compromiso. Juntos, elevemos la voz contra el abandono, construyendo un mundo más compasivo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales