Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

El retorno de una iglesia racista y colonial


Por: Camilo Katari
Un reciente comunicado de la Conferencia Episcopal (una especie de junta directiva empresarial de los obispos bolivianos) le ha “rayado la cancha” al flamante cardenal Toribio Ticona. En otros tiempos, este hecho se hubiera denominado “cisma”, es decir, una crisis en el seno de la Iglesia católica.
Pero en nuestros días simplemente es una noticia que se entremezcla con los problemas del fútbol español y las desventuras de alguna miss de habla inglesa.
Desde nuestro punto de vista, lo que ocurre en la cúpula eclesial boliviana católica es muy grave, porque pone en cuestión el famoso voto de obediencia que supuestamente tienen todos los curas y por esa fidelidad llegan a obispos, aunque revisando la historia podemos afirmar que la lucha por el poder siempre fue una característica dentro de la Iglesia católica.
El pronunciamiento pone en cuestión las decisiones del propio papa Francisco, jefe de la Iglesia católica que vive en Roma, y es una especie de rebelión de los obispos bolivianos.
Ahora bien, ¿por qué el comunicado? Ya que es bien conocido que el anterior Cardenal era la “cabeza y portavoz de la Iglesia católica”, la explicación a este enredo se encuentra en el carácter racista-colonial de los obispos bolivianos.
La Iglesia en Bolivia tiene una larga historia de diferenciación del común de los mortales; como se repitió en varias oportunidades, la Iglesia se autonombra la “portadora de la luz”, que debe abrir las mentes de los ¿salvajes? porque llegaron, se establecieron y se multiplicaron con ese pretexto, hasta que fuimos reconocidos como portadores de alma.
Pero hoy esa raíz colonial se manifiesta y aclara las diferencias entre un Toribio Ticona (indígena) y la flor y nata de una Iglesia conservadora, representada por los obispos de rancio pedigrí. ¿Alguien decía algo sobre las opiniones personales de Julio Terrazas, un aliado a la oligarquía cruceña?
En uno de sus mensajes, el papa Francisco sentenció: “Hagan lío”, y eso es lo que logró el nuevo Cardenal, sacudiendo el anquilosado cuerpo de una Iglesia que a todas luces se encuentra decadente y poco “aggiornada”, como recomendó otro sacerdote de una orden religiosa.
¡Bienvenido al mundo racista y colonial, Toribio Ticona! La esperanza que tenemos es que no dobleguen tu conciencia y esa capacidad de leer la realidad de este nuevo Estado, que esa claridad no se diluya en los oscuros pasillos de la Conferencia Episcopal.
Por supuesto que este pronunciamiento ha logrado que muchas almas dormidas en su fe, como el que escribe estas notas, despierten no por lo dicho por Toribio, sino porque despertó la ira de esos representantes “bien machos”, que quieren mantener las viejas estructuras sociales y económicas.
¡Bienvenido, Toribio Ticona! Porque esto permitirá la construcción de nuevos escenarios de diálogo, de influencia entre los constructores de una sociedad nueva. Sin duda lograste tocar lugares que duelen en el cuerpo enfermo que prefiere ignorar sus dolencias y mantener una fortaleza que no es tal, ese solo hecho ya te hace agradable a los ojos del señor pueblo.
Es posible que en esta disputa abierta de poder tu compasión te lleve a perdonar a los que te ofendieron y termines en el redil de los poderosos, tenemos la esperanza de que no será así; y en ese camino, otro camino, estaremos caminando juntos como en las jornadas de lucha de los viejos mineros cuando muchos sencillos curas optaron por el pueblo y se ganaron su gratitud, sólo baste un nombre como el de Gregorio Iriarte para dar fe de lo que hablamos.
¡Bienvenido al mundo racista y colonial, Toribio Ticona! Porque más allá de la mitra que te consagra como cardenal, tus palabras, que ofendieron a los representantes de una Iglesia fósil, ya ganaron a un pueblo que necesita aire fresco en las bóvedas gélidas de las catedrales.
Es escritor e historiador potosino

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Regístrate también en nuestro canal en Telegram

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales