Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Medios alientan discurso del 21f

Por: Camilo Katari
A las ‘plataformas ciudadanas’, como ya afirmábamos en más de una oportunidad, cuya élite política tiene como único objetivo deslegitimar la gestión gubernamental, no les interesó para nada saber el contenido de lo que diga o haga el Gobierno cuando el presidente Morales mostró los datos del crecimiento económico y de la inversión estatal, en el mensaje presidencial del 6 de agosto.
Está claro que los pregoneros del ‘respeto a la democracia’ son siempre los del tiempo neoliberal, los que nunca se anotaron en las luchas por la recuperación de la democracia, utilizan a propósito unas anteojeras y han cerrado el ángulo de la realidad y solamente ven el objetivo de derribar al gobierno bajo la consigna del ‘no’.
Pero si por ese lado tienen marcada su intención, quienes acompañan muy bien esa estrategia son nada más ni nada menos que los medios privados de comunicación y las redes sociales, que reavivan con mucha convicción ese discurso, tal como lo hicieron en los años que cogobernaron con esta clase política y que usufructuaron del poder económico para enriquecerse y extender sus redes en el país.
Sin lugar a dudas, este 6 de agosto se comprobó con nitidez por dónde está dirigida una de las más perversas acciones de estos medios con su generación de información especulativa, buscando esparcir en amplios sectores de la población con la finalidad de construir una matriz informativa específica que no condice en absoluto con la realidad.
Los que siguieron de cerca lo ocurrido en Potosí y las acciones de las plataformas no negarán que su estrategia no les funcionó para nada, y al no cumplir sus objetivos de desgastar y deslegitimar las acciones gubernamentales, muestran como ‘angelitos’ a los representantes de esas organizaciones políticas y asambleístas que, irrespetuosamente, gritaron cuando el Presidente brindaba su mensaje al país.
La estrategia de los medios de comunicación privados en Bolivia no es simplemente que  estén aliados con la oposición, sino que su papel es preparar a la opinión pública para que haya una mayor satanización del Presidente, decir lo que haga o diga este Gobierno está mal. El papel desplegado por estos medios es, ni más ni menos, que la legitimación de la construcción de esa ‘realidad falseada’.
La línea informativa de estos medios no fue a reflejar el contenido del mensaje del Presidente sino resaltar lo que hicieron o pretendían realizar esas agrupaciones o plataformas que lo único que les sirvió fue contar con el auditorio en la Casa de la Moneda para echar sus gritos desenfrenados, y tal como dijeron las autoridades: “No faltaron el respeto a Evo Morales, sino a Bolivia, al país, al pueblo boliviano”.
Los medios machaconamente a través de sus analistas y voceros de la oposición, desde la estrategia de alfombra roja, quieren forzar la discusión del tema, ejemplo de lo que afirmamos es la línea de cómo dirigen sus entrevistas en las revistas de la mañana con sus caseritos desde radio Panamericana.
Otra clara demostración de lo que señalamos se vio en los titulares que reflejaron los medios más proclives a la oposición, como el Deber, Página Siete, El Día, El Diario y Los Tiempos, que el día posterior titulaban así: “Evo fue blanco del Bolivia dijo NO pese a blindaje y promesas”, “Gritos de Bolivia dijo NO opacan mensaje presidencial”, “Protestas y tensión en festejo patrio”, “Evo discursa 33 minutos entre Bolivia dijo sí y Bolivia dijo NO”, además de otros más en esa línea.
Mientras la ética y la objetividad de los medios de comunicación quedaron para la poesía, por el control de los emporios de poder y sus empresarios, la fabricación de la mentira se apoderó de estos grandes monopolios de la información y está siendo un determinante a la hora de hacer un balance de su relación con organizaciones políticas con el sólo fin de sacar provecho de éstas.
Cuando unos medios de comunicación pretenden influir en la opinión cayendo en la manipulación de la realidad que otros medios alternativos no lo comparten, es que esos medios han cruzado la línea roja, creando puntos de opinión diferentes que causan poca credibilidad.
Pero como se vio en el tiempo neoliberal, las consecuencias son evidentes, llevaron al fracaso de la credibilidad de muchos medios y el desenlace llevó a que nadie confíe en ellos.
El autor es escritor e historiador potosino
Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Regístrate también en nuestro canal en Telegram

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales